Obelisco - Cultura Alternativa del Fútbol - Deportivo Cali

lunes, junio 30, 2008

Fin de la temporada

---
Tunja es una plaza complicada. La lluvia, una cancha rápida, el frío, la altura y la pésima iluminación la tornan hostil a los equipos visitantes. Afortunadamente no tienen mucho público que los acompañe, porque ni el mismo presidente es hincha de su equipo.

El ingreso al estadio con doble requisa para los hinchas, un cordón de seguridad amplio. La venta de "impermeables" es el negocio de varios en las cercanías de La Independencia. La gente de Tunja como siempre muy amable y muy decente. Como dato particular, no estuvieron las barras bravas de ninguno de los dos equipos.

Del encuentro se puede decir que Chicó es buen equipo, arranca muy tímido, cometiendo varias faltas que el central maneja con demasiada diplomacia. Cali asustó a los fanáticos del ajedrezado con el control del balón de Fredy Montero. El ingreso del ex-rosado y único culpable dentro de la cancha de la eliminación de Colombia del Mundial de Corea y Japón, Franky Oviedo, fue beneficioso para las aspiraciones del verdiblanco. Cada vez que este jugador tomaba el balón, lo perdía con pases insulsos o jugadas individuales muy lentas. El Cali pudo controlar el encuentro y a la vez tuvo oportunidades de gol. En el segundo tiempo Gamero se da cuenta de su error y con la presión de la victoria del DIM y arriesga con dos puntas (Salazar y Saraz), sustiyendo a Oviedo. El partido se inclina a favor del Chicó y el Cali decide contragolpear. Despúes de un magnífico cambio de Martínez, Carrillo anota de contragolpe a saque de Óscar Córdoba. El partido estaba listo, pero Machado expulsa a Zapata, dejando a Martínez con la necesidad de sacrificar al mejor jugador del partido: Fredy Montero. El Cali se descuaderna en defensa y por la cancha en malas condiciones, el Chicó arremete, empata y gana a trompicazos.

Los jugadores sintieron todas las condiciones climáticas, sin embargo hicieron un partido inteligente, pausado, pero con unas deficiencias tácticas marcadas. En el primer tiempo, un Cali tranquilo, decidido a esperar. Cuando formaba en ataque iba con un 4-2-2-2, con Domínguez abierto en la segunda línea y Frangipane por centro; Montero abría la punta y Herrera esperaba. En defensa, se montaba una doble línea de 4 que completaban por la derecha, Montero o Herrera. En el segundo tiempo, se dejó de montar la doble línea de 4 y sólo quedaban 3 porque Frangipane nunca colaboró en la marca.

El medio campo del Cali en fase defensiva realmente es vergonzoso. Y se da porque parece que desde que se fue Sarmiento el trabajo táctico ha sido muy poco. Los jugadores desconocen por completo el concepto de zona y zona-hombre. No tienen idea a quién marcar, cuándo hacer un relevo, cuándo cambiar de marca, hasta dónde deben ir, etc. Era ridículo ver a Herrera y Montero corriendo toda la banda haciéndole marca personal al lateral zurdo del Chicó. Y el lado más flaco de todo esto es Paolo Frangipane, no son ni Domínguez ni Ayala como constantemente se menciona en el blog. Frangipane con el balón es un elemento aceptable, sin el balón es un cero a la izquierda. Tanto es así que los que terminan por conformar la línea de 4 son los delanteros que poco marcan y él queda libre de absolutamente cualquier responsabilidad y no pelea un balón así le quede a 1 metro. Para el segundo tiempo Chicó descubre que el ancho de la cancha no está siendo vigilado. Adelanta a Mahecha, lateral diestro, a jugarle a la espalda a Domínguez, mientras que por izquierda Caneo arrastra toda la marca del medio campo dejándole cualquier cantidad de espacio de maniobra al lateral ajedrezado. Lo mismo sucedía por la derecha con Pacheco, sólo que Pino, el lateral zurdo, no se tiene tanta fe. El desplazamiento lateral en bloque del medio campo en el Cali hay que revisarlo porque siempre queda espacio para que los laterales ataquen. Mejor dicho, a Domínguez y a Ayala les queda siempre una zona muy amplia para marcar cuando el Cali inclina el bloque, situación que el Chicó aprovechó muy bien. Domínguez termina viéndose mal, porque en Colombia si hay laterales, son todos derechos.

Otro asunto para revisar en el Cali es el movimiento en bloque tanto defensivo como ofensivo y el cambio de actitud. Cuando el Cali no tiene el balón se refugia muy atrás, si logra un rechazo largo el Cali no sale, no achica, sino que deja que el contrario se rearme y pueda hilvanar una nueva jugada con toda la calma del mundo. Cuando gana el balón, y esto se ha visto desde hace tiempo, por ejemplo con Domínguez o Frangipane, nadie se mueve, nadie hace una diagonal, ningún volante de primera línea sale con sorpresa y los contragolpes se pierden. El Cali carece de agresividad y rapidez.

... uno a uno ...

Córdoba: cumplió, salvó en varias jugadas. Manejó bien su zona de 5.50 en los centros del Chicó y eso que era un completo barrizal. Se resbaló en muchas oportunidades. No tiene culpa en los goles y sacó para el único del Cali. (4)

Hurtado: Un desorden táctico impresionante. En el primer tiempo fue la salida y lo hizo bien, pero su retorno es caótico y deja desacomodado a todo el equipo. El Chicó no aprovechó de cabeza en uno de sus errores. (2)

Arrechea: Rápido, le ganó a Salazar todos los duelos. Impasable por arriba. Muy buen partido del que se va. (4)

Zapata: Injustamente expulsado. Dirige muy bien a la defensa. Ganó en todos los sectores. (4)

Aguilar
: Excelente partido el del canterano. Luchó, quitó y poco perdió en el mano a mano. Lastimosamente comete un autogol en una jugada fortuita. Está inseguro todavía producto del mal manejo de grupo de Carreño y la incredulidad de la hinchada. (4)

Cabezas: Muy buen prospecto. Centraliza mucho su juego, hizo ver mal a Belalcázar porque fue mucho más eficaz. El cambio era por el "Cachorro" pero por la amarilla y la experiencia del 6, tuvo que irse del partido. (3)

"Cachorro": Totalmente desconocido, Cabezas le quitó el brillo de otros partidos. No apoyó en ataque y sus relevos fueron lentos. (2)

Domínguez: Estuvo bien en ataque y defensa en el primer tiempo, cuando el Cali era disciplinado en su doble línea. En el segundo tiempo, sin la colaboración en defensa para forma la doble línea hizo agua ante la salida sin referencia de Mahecha. (3)

Frangipane: Con el balón hizo una que otra jugada buena en el primer tiempo. Para la complementaria no se vio, no ayudó en la marca, no estaba en el campo. (1)

Herrera: cumpliendo con funciones que no le tocan. Retrocediendo demasiado. Se entiende bien con Montero. Hizo un buen partido a pesar de que no marcó. (4)

Montero: El mejor de la cancha. Nada que envidiarle a Caneo, además mucho más joven y sin lesión abordo. Es el 10 del Cali. Señores directivos, ahórrense esa platica, no vayan de paseo a Argentina; tienen al mejor 10 de latinoamérica en el Deportivo Cali y no se han dado cuenta. (5)

... los cambios ...

Ayala: cambio obligado. Tuvo problemas para controlar la salida de Pino, por los motivos explicados anteriormente. (3)

Carrillo: El retorno del goleador. Aplausos por su buen gol. (4)

JK Hurtado: Este morocho tiene calidad. No se arrugó y batalló mientras estuvo en la cancha. Otro buen prospecto. (3)

... el dt ...

Martínez: simplemente excelente. La hinchada recordará aquel día en que Martínez sacó a Frangipane para dejar a Montero de 10. El mejor cambio del Cali en los últimos 2 años. El cambio de Carrillo también fue espectacular. Lo ubicó a la espalda de Mahecha para aprovechar el espacio que dejaba y evitar que se fuera tan lejos, con 5 segundos en la cancha se vio la efectividad. Martínez debería quedarse en el Cali como DT.

... el central ...

Machado: muy asustado, las declaraciones de Pimentel dieron resultado. Permitió que Pino pegara sin misericordia todo el partido y ni siquiera le mostró la amarilla. Expulsó mal a Zapata. Pésimo arbitraje. (1)

---

El Cali tiene problemas de trabajo táctico muy serios. Se necesita alguien que sepa de eso para que ayude a Martínez. La propuesta es el jóven técnico Reyes, que trabaja actualmente en el Bucaramanga para que revise ese aspecto.

Habrá que revisar lo que se está haciendo en la cantera, porque a pesar de tener en el campo a Domínguez, Aguilar, Hurtado(s), Belalcázar, Ayala, Montero y Carrillo, el Cali no tiene una identidad y se pierde en el campo. Los jugadores no están introyectando una manera de jugar.

El enganche del Cali es Fredy Montero, y hay que ser reiterativo en esto. El manejo de balón, la visión de campo, el control y rapidez en el contraataque, la pausa y su capacidad goleadora son elementos que casi ningún jugador tiene en la actualidad. Potenció a Carrillo y a Herrera como nunca antes.

Difinitivamente hay que acabar con la moda de las balacas, no hay nada de malo con eso, pero cuando alteran el comportamiento del jugador en la cancha son una desventaja tremenda. El sábado le ocurrió a Domínguez. Previamente le había pasado a Herrera.

Benítez no se extrañó. Aguilar cumplió de forma destacada en Tunja. Con los partidos ganará seguridad. Puede ser una opción.

Los refuerzos del Cali podrían ser entonces, un arquero porque Córdoba se va y dos laterales. Un volante de primera línea es opcional. Pero el refuerzo más importante es un asistente técnico capacitado en el tema de movimientos tácticos. La nómina es competitiva, hay que ponerlos a jugar.

Al final la nómina del Cali no era "normalita", el "normalito" era el técnico que no supo aprovechar el talento que tenía a la mano. Fracaso rotundo del uruguayo.

---

Mucha suerte a la decente y honorable hinchada del Boyacá Chicó FC. Tienen al mejor equipo del torneo, con un técnico capaz, unos jugadores comprometidos y una directiva que no se deja manosear. El próximo domingo deberán tener mucho cuidado con su ciudad porque de llegar a ganar, no se sabe qué pueda pasar con la Delincuencia.

Temas propuestos

1. ¿Montero es el 10?
2. ¿Por qué tan poco trabajo táctico en el Cali?
3. Impresiones generales del partido.
4. ¿Convence Martínez?

Obelisco

PS: El tema directivas y socios sigue pendiente. No nos hemos olvidado.

Etiquetas: , , , ,

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

jueves, junio 26, 2008

Tres puntos y una gota de suerte

---
El veredicto es el correcto: el equipo se paró. Se comprueba nuevamente que la hinchada en su sabiduría reconoce cuando los jugadores no corren. El cambio se vió hace algunas fechas, el primer partido contra el DIM marcó la pauta (aunque pudo haber empezado contra el Bucaramanga) luego contra Quindío más de lo mismo. La cara de desesperación de Carreño no tenía explicación en el momento, pero ahora todo es completamente claro. La confusión estuvo siempre en los jugadores que el charrúa continuó alineando como titulares.

Las razones para la operación que puso al equipo al borde de la eliminación pasan por dos situaciones diferentes pero de igual importancia y gravedad. La primera se veía venir, el entrenador vendió a los jugadores y desbarató el camerino. Ningún trabajador soporta que se le trate de incompetente y menos de pobre de mentalidad. La segunda, todo parece indicar que al interior del equipo algunos grupos de socios perdieron la cordura y en su afán por obtener poder o llevar la contraria, le hablan al oído a los jugadores para que bajen su rendimiento. Para el futuro inmediato habrá que trabajar muy duro para erradicar dichos males.

Aunque el objetivo de desprestigiar más a la Junta y sacar a Carreño del banco se consiguió a expensas de la humillación de la hinchada, el Cali como grande que es sigue en competencia. La victoria contra un pobrísimo DIM junto con la suerte del empate entre Chicó y Quindío dejó al Verdiblanco con la posibilidad de llegar a la final. Y habrá que pelearla, hay con qué. La nómina es bastante competitiva y superior en varios puestos a las que presentan los demás "clubes" de la Mustang.

Esto no es Hollywood, pero el país del Sagrado Corazón da para todo, como torneos mediocres que permiten que un equipo goleado sin misericordia en 3 oportunidades por escuadras inferiores, que no jugó a nada el 70% de la temporada, que licenció sus "refuerzos" en pleno cuadrangular, sin técnico, divorciado de la hinchada, con un Comité Directivo completamente perdido, esté a tres partidos y una gota de suerte de acceder a una nueva estrella.

Es la realidad, el Glorioso Deportivo Cali sólo necesita enchufarse en 3 partidos, esperando un resultado y todo queda a pedir de boca. Podrá no merecerlo, ¿pero cuántas veces el Cali ha merecido ganar y no lo ha conseguido? El diseño del campeonato es ése, los otros equipos dieron ventajas y hay que aprovecharlas.

El primer paso es ganarle al Chicó. Los ajedrezados han estado presentes en los medios por las denuncias de su presidente Eduardo Pimentel contra la Comisión Arbitral. Ya fue sancionado con una multa de 55 millones de pesos, pero el otrora volante no para de hablar. Y su elocuencia tiene algún matiz positivo para el Superdépor, por lo menos el árbitro mais grande do mundo, Óscar Julián Ruiz, no será el central encargado dados los recientes acontecimientos con el Chicó, porque por la Junta del Cali...

Gamero tendrá bajas importantes para el encuentro sabatino, el mexicano Mario García deberá cumplir con la automática ante su expulsión en Armenia y el lateral Juan Mahecha se ausentará por acumular 3 amarillas consecutivas. Quedará entonces una defensa expuesta porque el sustituto de García será el veterano ex-azucarero Óscar Díaz y por la banda derecha todavía no es seguro quién pueda ocupar el lugar. Everth Palacios tendrá la obligación de coordinar una zaga porosa en nombres. En ataque, los boyacences tendrán listo todo su arsenal. Miguel Caneo, el mejor refuerzo de 2008 hasta el momento impondrá condiciones, Víctor Pacheco lo acompañará en su misión y "Palmira" Salazar se encargará de bombardear a la zaga azucarera.

Ricardo Martínez tendrá que planificar muy bien el partido para poderlo ganar. La ficha clave es Fredy Montero jugando retrasado, moviendo la defensa, creando espacios. El canterano ya demostró que tiene el talento para llevar al Cali a un buen nivel de juego, le falta convencerse de que es el referente del equipo, ser líder y comprometerse. Afortunadamente con Cabezas y Belalcázar se gana en dinámica y quite del balón. Ayala es una solución válida para cubrir la banda derecha. Adelante un "renovado" Frangipane - que se tiene que ir - puede asociarse con Aguilar y Montero para que Herrera esté en lo de él, el área y el gol. Las debilidades, la misma desde hace 2 años, Jaír Benítez de quien se espera no se caiga solo o regale un balón peligroso, y Óscar Córdoba que sigue haciéndose goles.

La pelea está para darla; los problemas internos siguen ahí; los cambios son necesarios para asegurar un futuro promisorio. Pase lo que pase, si el Cali llegare a clasificar como todos los fanáticos lo quieren, será más el resultado de una coyuntura particular originada en un mal diseño del campeonato, que de una organización y planificación seria de Junta y Cuerpo Técnico.

La reingeniería es obligatoria.

Temas

1. Por lo visto en el último partido y su nómina ¿el Cali tiene fútbol para ganar en Tunja?
2. ¿Quién debe manejar los hilos del partido en el Cali?
3. ¿Por qué tanta resistencia a Ricardo Martínez como DT?

Obelisco

Etiquetas: , , ,

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

miércoles, junio 25, 2008

Triste cierre (actualización)

---
El Deportivo Cali se despide de su gente en las peores condiciones. Eliminado prematuramente del cuadrangular, sin fútbol, sin técnico (?). No habrá señal de televisión y nadie tendrá la oportunidad de verlo en directo por la sanción del Alcalde Ospina. El castigo no es tan dramático, pocos aficionados tendrían corazón para ver tan triste desenlace.

En la reunión de ayer, al parecer es Daniel Carreño quien recibe todas las culpas; técnico que llegó para realizar una labor a largo plazo con una nómina competitiva para el medio y que permitió que el equipo sufriera muchas humillaciones en manos de equipos inferiores. Pero parece que la situación no es tan clara. En declaraciones para Antena2, el entrenador uruguayo dice claramente que no le han comunicado su cesación de contrato. Los medios sin embargo hablan de Ricardo Martínez en la banca para el partido de hoy, y la búsqueda de Lara o "Cheché" Hernández como posibles técnicos.

La falta de autocrítica de la Junta Directiva está llevando al Cali a lo más bajo. No tienen todavía idea de lo que está ocurriendo. El cambio de técnico, si es que se da, no tiene ninguna repercusión de fondo. Los problemas del Cali son hondos y crónicos, pensar que con el cambio de una persona que llegó apenas hace 6 meses el Cali va a retomar el camino, es poco más que ingenuo.

Entonces, todo sigue igual. La salida del Sr. Karim Gorayeb no se dió, la de Milton Rodríguez era esperada; lamentable lo de Sebastián Hernández.

La situación permanece como tal, la crisis dirigencial, la más importante en el momento, estará presente por muchos meses más.

Se esperan noticias alentadoras en el transcurso del día.

Del partido contra el DIM no dan ganas de hablar. El Cali está practicamente eliminado. Para los que les gusta la tabla y no la cancha, todavía hay posibilidades. El DIM tiene que venir a ganar porque ya no depende de sí mismo. El Chicó comanda el grupo y con victorias en sus dos partidos restantes asegurará la clasificación a la final, pase lo que pase.

Ojalá el Cali gane con Martínez en el banco y con aquellos jugadores que puso Carreño en el ostracismo. Tienen que demostrarle cuan equivocado estaba.

Temas

1. ¿La reunión servirá para algo?
2. ¿Gustan los candidatos para reemplazar a Carreño (si es que se va)?

Obelisco

Etiquetas:

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

martes, junio 24, 2008

Mentalidad de Pobre

DESDE LAS ENTRAÑAS DE LA CULTURA ALTERNATIVA
Por Jota

Después del predecible resultado del domingo anterior y de oír el lunes las declaraciones del presidente Otoya en Antena 2 de RCN, queda en el aire que el Deportivo Cali se tiene que reinventar desde ceros, todo está mal, la Mentalidad de Pobre se pasea por la Institución, desde sus directivas, pasando por técnicos, jugadores y terminando en sus hinchas. Es una realidad que hoy tenemos una relación que se hace daño mutuo: a los directivos elegidos democráticamente les quedó grande la gestión deportiva del equipo, los socios exigen de acuerdo a sus derechos e historia del equipo, el Director Deportivo no se oye; al técnico le tocó continuar la caída libre, los jugadores están desgastados y los hinchas no aguantan más decepciones, al punto de casi tomar justicia (mal entendida) por su propia cuenta.

La Junta Directiva:

Cuando las cosas comienzan mal, terminan mal:

- La Junta vino con un proyecto el cual no se hizo pesar desde su elección (Sarmiento vs técnico extranjero).

- Cuando lo comenzaron a ejecutar su plan estratégico, se equivocaron en el técnico y las contrataciones (Ascencio y Cía).

- El nuevo proceso garantizaba la corrección de los errores pasados, nombraron un director deportivo sin autoridad, donde volvieron las equivocaciones en las contrataciones.

Nadie duda del éxito personal de estas personas a nivel empresarial, de prestantes personas de la sociedad vallecaucana, pero esto no garantiza que todo lo emprendido sea correcto, sobre todo, cuando existe un marcado desconocimiento de los intríngulis futbolísticos.

Para mañana martes, en la acostumbrada reunión de Junta Directiva, planteó Otoya por radio que se hablarán de todos los temas, adolorido por el tratamiento del pasado domingo. Por su tono compungido de voz, en esa reunión deben renunciar, antes de pedir cabezas de técnico y jugadores, a hoy la Junta no tiene liderazgo ni autoridad.

Los Socios:

Teniendo la renuncia de la actual Junta, deberían analizar los estatutos y volver al esquema de un presidente; pero éste no debe ser cualquier socio ad-honorem, tiene que ser alguien que se ponga las botas y lidere al equipo, que muestre el norte y lo sigan. Gran parte de esta personalidad debe ser estilo Pimentel, sin sus excesos mediáticos.

Si por estatutos no se puede ir a esta figura presidencial y toca de nuevo elegir entre planchas, el Director Deportivo debe ser ese líder propuesto en el perfil del presidente; pero no hay margen de error para esa elección de Junta, hoy somos consecuencia de lo que han elegido.

El Director Deportivo:

Ricardo Martínez debe pedir una cita en el comité del martes para colocar su renuncia irrevocable al cargo de Director Deportivo.

La gestión en la contratación de los jugadores extranjeros, hoy fuera del equipo, deja mucho que desear, cuya intención de la Junta era evitar el manoseo de personas vinculadas al club, como ocurrió con Ascencio, Ferreyra, Lucas, Cornejo, entre otros. Tener que recurrir a un jugador como Óscar Córdoba para que abriera puertas al Director Deportivo del Cali daba grima; quién tenía el peso para ese cargo era el subalterno.

Sus grandes facultades como persona y el conocimiento interno del equipo no merecen ser quemados en la picota pública por un craso error de la Junta al elegirlo en ese cargo, sabiendo que su mínimo perfil nacional e internacional era una gran barrera para lograr los objetivos de ese cargo. Ricardo debe volver a sus labores anteriores, donde realmente genera valor.

El Técnico:

Aún soy de los que pienso que es un buen técnico, pero se pegó de un clavo caliente.

Los errores comenzaron con el esquema de selección del mismo, otro error de la Junta, a pesar de estar eliminados y de haber tenido demasiado tiempo para su decisión, armaron un alboroto en el Sur, que Polilla, que Ischia, que fulano, etc., demorando la selección hasta finales de diciembre.

Lo poco que dejó Labruna y la Junta, la mala gestión en las contrataciones, aparte de la desmotivación y mentalidad perdedora fue el detonante para no encontrar una nómina, a pesar de existir buenos jugadores, porque nadie puede discutirlo, al menos por nombres. Fue terco con algunos jugadores para colocarlos o sacarlos de la titular, y la falta de resultados lo llevaron al desespero.

Destaco del técnico el punto más alto del equipo, el primer exclásico contra el Am...ca, ese equipo ilusionó.

Debería pedir turno en la Junta para pasar su renuncia, el ambiente en el que está no es sano para comenzar un nuevo torneo.

A quienes les corresponda tomar la decisión de un nuevo técnico, deben primero que todo corregir el ambiente actual, porque el técnico que aterrice en estos momentos, como ha sucedido desde hace al menos 8 años, se quema.

Los Jugadores:

La desmotivación es evidente, están sumidos en un ambiente negativo, gestado inconscientemente por la Junta, su falta de liderazgo, por el trabajo de un técnico encantador de serpientes como Labruna que tuvo la posibilidad de 3 torneos para acabar con lo existente, contrataciones inoficiosas como las anteriormente mencionadas, la falta de espíritu, de pundonor, la indisciplina y el exceso de las comodidades.

Quien duda de nombres como Óscar Córdoba, Sergio Herrera, Milton Rodríguez, Fredy Montero, entre otros.

Muchos deberían salir, necesitan un nuevo aire, así como el Cali, a pesar de que en otros equipos puedan triunfar.

Esa cultura del acicalamiento, balacas y guayos de diferentes colores que riñen con la estética del uniforme verde debe acabarse en el Cali, los jugadores del equipo deben pretender ser jugadores, los reinados de belleza son para las mujeres y los drag queen.

La hinchada:

La mayor expresión de descontento se dio con la camiseta devuelta al campo; lo de este domingo raya en lo delincuencial, puede que el acto del jefe del FRV quisiera enseñarle el pundonor a los jugadores, técnico y directivos, pero no midió las consecuencias. Es el colmo que se fuera a agredir a un jugador insignia (y no del Cali) como Óscar Córdoba, quien vino con un gran prestigio como profesional y persona, triunfador en Argentina y Turquía, a terminar tranquilo sus últimos años de fútbol y terminar quemado en el Cali, que mal sabor debe tener hoy en la boca.

Como el revulsivo es total, salida la Junta actual, exigiéndole a los socios una buena elección, apoyar el proyecto nuevo con todo el empeño, pero con la exigencia total de su cumplimiento, no podemos permitir más directivos torpes en materia futbolística, malos técnicos ni jugadores extranjeros que vengan a ser suplentes de los nuestros.

La prensa:

Como muchos disfrutaron de las mieles de los dineros pagados por el Cartel de Am...ca, son los generadores en parte del ambiente negativo del Cali. Los chismes rondan, no perdonan las buenas iniciativas y aumentan los problemas del equipo, ya que llenar 1 ó 2 horas diarias de programación deportiva local solo se da a punta de rumores y polémica.

No podemos pretender que ellos cambien, pero el equipo se debe blindar contra esto. Otro craso error de la Junta fue nunca dar la cara a los medios. Ayer cogieron a Otoya cortico, con la poca locuacidad que lo destaca, pero se escurrió diciendo que ya salía para Bogotá.

Conclusión:

El Cali se debe reinventar, primero eligiendo a ese líder, que realice gestión, luego configurando una nómina a partir de máximo 2 jugadores de peso referentes en la cancha, conseguir un técnico comprometido, que sea buen guía y rodear al equipo de obreros, que muestren trabajo y unión de grupo.

El nuevo Cali debe tener siempre en mente estos momentos actuales, para recordar el infierno y no volver a caer en él.

Gracias a todos.

Etiquetas: , , , ,

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

lunes, junio 23, 2008

Medidas desesperadas

---
Parece una de esas películas que protagonizaron en su momento Andy García o Denzel Washington cuando encuentran que sus hijos están enfermos gravemente y las posibilidades de que mejoren implican tomar decisiones egoistas y que van en contravía de las buenas maneras. Eso mismo pasa ahora con el Cali. Los hinchas están viendo como su "hijo" muere lentamente, lleno de dolor, mientras los que pueden hacer algo no dan la cara.

Hay que entender que en el gran universo de la fanaticada verdiblanca, existen aquéllos que toman el apoyo al Deportivo Cali como una forma de vida, y que cuando es amenazada con inminencia, se deben tomar medidas por propia cuenta. Es difícil comprender la filosofía radical de estas personas; muchos no la han vivido a pesar de que dientes para afuera hablen de un supuesto "apoyo total" que no lo es tanto y más bien raya en la alcahuetería. Su actuación, de todas formas, es reprochable.

El inicio de los altercados tiene su orgien en la actitud de un equipo que sale a la cancha sin entender la situación que vive. Los primeros 25 minutos son buenos, aunque sin las ganas de revancha que se esperaban después de 15 días de entrenamiento. Sergio Herrera queda con el arco dispuesto para la anotación pero no la consigue. El equipo como para variar se queda sin oxígeno a mediados del primer tiempo y Carreño con su cambio le pone una almohada en la cara al moribundo. Járol Herrera sale con un malestar profundo pues su actuación había sido aceptable hasta el momento mientras veía que una paupérrima como la de Frangipane seguía siendo avalada para el partido. Ahí se desarma el equipo y empieza el baile cafetero que tenía matices de una nueva goleada.

Para el segundo tiempo, la misma actitud perdedora que ha identificado al Cali en las últimas fechas. El FRV se desesperó y se metió a la cancha. El objetivo, decirle a los jugadores que respetaran a la hinchada. Se dejaron llevar por la desesperación y la impotencia y decidieron actuar de forma egoista, sin pensar en las consecuencias. (Situación muy diferente a lo ocurrido con la Delincuencia hace algunos meses, cuando se quisieron matar entre ellos y acabar con la ciudad porque papá los bailó.) Sin embargo, después del insuceso, el equipo empezó a correr y a tratar de cambiar el resultado, pero no pudieron porque no tienen fútbol para eso.

Albert Duarte decidió continuar el juego cuando lo normal era suspenderlo por falta de garantías. Pero hasta el central entendió de qué se trataba la situación y salvó al Cali de una sanción ejemplarizante. Porque si del Alcalde depende, y de hecho tiene que ver en la decisión, son por lo menos 80 fechas para el Verdiblanco e ir de blanco de por vida. Seguramente sus "amigos" de alias BRS ya le estarán hablando al oído. El diario El País le dió primera página, un manejo distinto al que usualmente toman cuando son los rosados los que cometen peores atropellos. El FRV debe ser sancionado, las personas que ingresaron a la cancha tienen que ser judicializadas, porque aunque su actuar es comprensible desde algún punto de vista, no es el que se espera de un fanático azucarero y pone en peligro la seguridad de los que se encuentran en el estadio.

Definitivamente ésta es la peor situación del Cali en toda su historia. Ni cuando dejó de participar en el campeonato colombiano, ni cuando dejó de ganar un título por muchos años, ni siquiera en la crisis económica de los 80s. Esto es diferente, donde los intereses particulares prevalecen por encima de los colectivos, el dinero vale más para los jugadores que la propia institución que representan (y eso que les pagan bien y cumplido) y los que pueden hacer algo se hacen los de la vista gorda. La voz de la hinchada no cuenta. Anarquía absoluta.

El cementerio de jugadores y de técnicos se volvió costumbre desde hace rato. El hincha ya no sabe si el problema son ellos o si es el mismo equipo. Tal como va la situación, el próximo técnico también está destinado al fracaso; a próxima gran figura no va a triunfar.

Los señores de la Junta directiva tienen que renunciar; Daniel Carreño tiene que renunciar. En el terreno de juego los únicos que deben aparecer son Montero, Zapata, Belalcázar y Hernández junto con muchachos de la cantera como Cabezas (de buen partido). Los socios se deben replantear su responsabilidad con el equipo. Los estatutos se tienen que revisar.

La solución está en la medida del problema. Así como en la historia de Noé y el diluvio universal, se necesita algo que arrase con todos los vicios que carcomen a la única institución grande de Colombia. Pocos deben quedar al final. Es necesario un nuevo comienzo con elementos que valgan la pena y respeten por sobre todo, la grandeza del Glorioso Deportivo Cali.

Temas

1. ¿Qué tipo de medidas se deben tomar para devolverle al Cali su grandeza?
2. ¿Son posibles las medidas que proponen?

3. ¿Es ésta la peor crisis del Cali en toda su historia?


Obelisco

Etiquetas: , ,

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

viernes, junio 20, 2008

Confusión (previa)

---
El hincha del Cali, en esencia, no es resultadista. Se ha dejado cegar de las sedes, estadios y organización y se ha olvidado del fútbol. Espera tranquilamente hasta el final para ver si se alcanzó el título o se conforma con ver la tabla al final de cada fecha si el equipo está en los primeros lugares. Pero al hincha raizal le gusta ir al estadio a ver a los verdiblancos jugando bien, otros disfrutan viéndolo por televisión ante la lejanía de su ciudad de origen. La clave está en el fútbol, porque el Deportivo Cali, a diferencia de otras escuadras, nunca ha ganado nada jugando mal.

Y es que el último fútbol que llenó la retina del hincha pasó por el Cali hace ya casi 10 años. La gran mayoría de ese plantel estaba conformada por jugadores nacidos en las canteras. Una hinchada que esté acostumbrada a equipos bien armados y ordenados no aguanta tanto y por eso la desesperación. Lo de Sarmiento fue una burbuja de oxígeno y calmó en algo la necesidad de buen fútbol.

La situación actual, con una Junta desconocedora del deporte rey, ha desarrollado en el hincha y socio del único club una necesidad casi que "maquiavélica" de título. Las llamadas a antiguos dirigentes no cesan, sin considerar la conveniencia de su retorno a los malos hábitos de sindicatos y jugadores que llegan al Cali por la plata y no por la institución y lo que representa. Al fanático le está dejando de importar lo que suceda en la cancha mientras el objetivo se consiga, algo que va en contravía de la filosofía verdiblanca.

La descalificación de jóvenes con condiciones y futuro como Hermann Córdoba o Fredy Montero tampoco paran. Es increíble que no se apoye a brillantes jugadores de fútbol como ellos, que siendo jóvenes tienden a tener baches, a mostrar algunas deficiencias en su formación principalmente por su juventud e inexperiencia. Y es a ellos a quienes la presión les afecta más.

El Cuerpo Técnico por su parte tampoco ayuda. Toda el agua sucia ha caído en el plantel, pocas esperanzas se dan de título, además de declaraciones públicas sobre una mentalidad débil de los mismos. Pero no se da ninguna solución. Hay cambios en la nómina, elementos que venían siendo titulares a pesar de un paupérrimo nivel salieron por la puerta de atrás por las mismas razones que se expusieron en este espacio hace ya algunos meses. Esa actitud del entrenador desmotiva a los juveniles que buscan un puesto en el equipo principal y puede desbaratar a un equipo. Parece entonces que el Cali se prepara para el próximo torneo y que éste ya historia, que no se quejen entonces de una baja asistencia este domingo.

La realidad es que el Cali sigue en competencia, el campeonato no se ha acabado, en el plantel aunque Carreño diga lo contrario y muchos hinchas lo compren sin ver, hay excelentes jugadores. Esto se puede pelear. En muchas ocasiones, la salida de algunos elementos es un revulsivo para la actitud del resto del plantel. Delgado y Espínola que tenían un puesto fijo ya no están, otros como Millán y Tapia se fueron de "vacaciones". En fin, se aprovechó para depurar al plantel y parece que también se trabajó.

El uruguayo va a presentar el esquema más efectivo que ha mostrado la Euro hasta el momento: 4-5-1 (variante 2-3-1). Es conveniente para el Cali que se utilicen jugadores de la cantera como Juan David Cabezas, que acompañará al "Cachorro" Belalcázar en la primera de volantes. Con este cambio gana en quite y relevos en el medio campo. El indicado era Johny Vásquez, pero si no es él, que aproveche la oportunidad Cabezas. En la segunda, Domínguez por izquierda (posición ideal), Frangipane por el centro (ya este jugador debiera estar de salida) y Járol Herrera por derecha. En punta Sergio Herrera, el único delantero en Colombia que puede jugar esa posición con éxito. Este sí es el equipo y con algunas modificaciones nominales que ojalá se den, como la salida de Jair Benítez y Paolo Frangipane, podrá ser competitivo en la Copa Sudamericana y el resto del torneo.

Entonces no todo es malo. Se siguió trabajando, Carreño como que vio la Euro y cambió. Se promocionaron algunos jugadores de inferiores; se están fogueando otros (¿con bueno ojo?). Y por fin la Junta se dió a la tarea de comunicar a través de la página web lo que está sucediendo al interior del equipo, desmintiendo a la prensa "delincuente".

El hincha podrá confundirse pero no la pierde la esperanza. Su disgusto se verá en la poca asistencia en el estadio, pero con toda seguridad estará pendiente del rendimiento del Verdiblanco. Hay que luchar hasta el final.

Probables formaciones:

Verdiblanco: Córdoba; Hurtado, Arrechea, Zapata y Benítez; Belalcázar y Cabezas; Herrera, Frangipane y Domínguez; Sergio.

Deportes Quindío: Otero; Romero, Escobar, Mosquera y Rodríguez; Mejía, Chará y Quiñonez; LO Valencia; Gualé y Champeta.
Temas

1. ¿Mejor esta formación del Cali?
2. ¿Disfrutan el fútbol del Cali por la tabla de posiciones o por lo que se ve en la cancha o en la pantalla del TV?
3. ¿Hay esperanzas?

Obelisco

Etiquetas: , ,

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

miércoles, junio 18, 2008

Aumenta la presión (previa)

---
Pinto amanece hoy con la presión de una goleada uruguaya sobre el pobrísimo elenco peruano. Se sabía que los puntos perdidos contra Perú iban a afectar en algún momento, pero no tan rápido. Afortunadamente las críticas (unas bien intencionadas, otras no) del periodismo y país futbolístico en general, pesaron para que realizara cambios importantes en la nómina.

Los problemas de la selección son varios: los centros de costado en el que ni arquero o centrales cumplen su papel, una deficiente marca por las bandas y en la primera de volantes, nula recepción de rebotes ofensivos y defensivos, una pésima definición y producción de juego. Para corregirlos, Pinto ha determinado cambiar su esquema e incluir a algunos jugadores que le pueden brindar más volumen de juego al equipo y a la vez, contrarrestar la estrategia que plantea el técnico Sixto Vizuete.

No serán de la partida Freddy Grisales por cálculos renales y Cristian Zapata por una fractura de maxilar. Como central volverá Aquivaldo Mosquera. Probablemente irán Juan Carlos Escobar por derecha y el "Sultán" Soto por izquierda en la línea de volantes para jugar un clásico 4-4-1-1, con el pechofrío de Macnely Torres como media punta. Rodallega se las verá con la defensa ecuatoriana como único punta. La ventaja de esta formación es que los peligrosos laterales ecuatorianos tendrán de qué preocuparse y no podrán ir al frente con la tranquilidad con la que lo hicieron en el Monumental de River. Escobar y Soto conocen la posición desde siempre y son efectivos tanto en marca como en aporte ofensivo.

Preocupa la posición de lateral izquierdo. Aunque Soto aporta marca por la banda como primer filtro, es importante que el marcador cumpla con su función principal (defender) y ahí no existe en la actualidad ningún jugador de buen nivel. Elvis González será el encargado de cubrir la lateral y verse cara a cara con la figura de la escuadra ecuatoriana y uno de los finalistas de la Copa Libertadores, Joffré Guerrón. También está el asunto de la "sangre fría" de Macnely. La irregularidad del costeño es desesperante, se dice que juega de forma brillante cada 5to partido, pues los 4 malos ya pasaron, se espera entonces una excelente presentación para este encuentro. Sin embargo, para la posición, Falcao García sería el elemento esencial porque conoce la posición de delantero, la de volante y además, tiene una mentalidad completamente diferente a la del gélido costeño.

Vizuete ha montado un equipo muy interesente. Ya Carlos Antonio Vélez le endilgó todo al proceso actual al ciclo Maturana-Bolillo-Suárez, cuando este equipo no tiene absolutamente nada que ver con el juego lateral e insulso que muestra la "rosca paisa". El entrenador ecuatoriano muestra un planteo corto entre líneas, con mucha salida por los laterales con Ambrossi y Guerrón (Ulises De la Cruz y Mina están prestos para cualquier eventualidad) - directivos del Cali, mucho lateral eficiente en Ecuador - , con muchísima dinámica en el medio campo con Urrutia y Castillo, y explosión en el último cuarto de cancha con Carlos Tenorio (4-4-2). Además tiene jugadores de buena contextura, que dificilmente pierden un balón por fuerza, que incluso son potentes y rápidos (Amaya es una roja segura). Todos cumplen con su función principal y juegan muy coordinados, comprometidos con el objetivo global y las órdenes del técnico.

Conociendo el buen momento ecuatoriano y la situación en la tabla de todos los demás seleccionados (sumado al golpe de opinión propinado por Uruguay y la altura de Quito), la tricolor maneja una tensión elevada. Un empate no sirve, porque era más efeciente una derrota y una victoria a dos empates; perder definitivamente pone a la selección nacional muy cerca de Chile y Venezuela; Uruguay ya se está metiendo en el cuento. Es decir, hay que ganar y cumplir con la meta de 4 puntos trazados para estas dos fechas eliminatorias y ojalá con un fútbol que de garantías para pensar en Sudáfrica.

Probables formaciones:

Ecuador: Cevallos; De Jesús, Hurtado, Espinoza y Mina; Guerrón, Castillo, Urrutia y Valencia; Tenorio y Benítez.

Colombia: Julio; Bustos, Mosquera, Moreno y González; Escobar, Amaya, Guarín y Soto; Torres; Rodallega.

Tema

1. Ecuador vs. Colombia
2. ¿Es conveniente traer a Butrón con semejante goleada encima?
3. Situación general Deportivo Cali.


Obelisco

Imágenes cortesía de nuevoestadio.com y kr.goal.com.

Etiquetas: , , ,

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

domingo, junio 15, 2008

Mala presentación

---
Pinto sumó un punto en Lima. Con un gol de Hugo Rodallega, que define al mejor estilo de Juan Pablo Ángel, la tricolor se puso en ventaja temprano en el primer tiempo (minuto 7). El partido lo controlaba Colombia con una buena marca de Guarín y Sánchez. Pronto, los errores del "Cojo" Vargas y un descenso marcado en el rendimiento de Sánchez permitieron que un Perú que contaba sólo con la aptitud individual de sus jugadores empezara a controlar el partido. Finalizando el primer tiempo, un error de Estiven Vélez permite un desborde por la izquierda colombiana, Zapata llega con su marca pero no logra evacuar, Mariño entra solo por el medio y decreta el empate. Desde ahí, fue un monólogo peruano y mil equivocaciones para Colombia. Pinto decide sustituir a Vargas para darle un poco más de marca y a la vez salida con Freddy Grisales, pero el paisa no puede con la responsabilidad y termina siendo peor el remedio que la enfermedad. Perú sigue arremetiendo y Pinto equivocándose. Ingresa Zúñiga para utilizar la salida por derecha como arma, pero termina perdiendo otra banda ante los peruanos. Con las laterales completamente dominadas por el medio campo peruano (Del Solar le ganó lejos en interpretación de juego), no le quedó de otra que cambiar de banda a Bustos, subir a Zúñiga y dejar a Zapata marcando el costado derecho, dejando a Portocarrero y Moreno como centrales. En vez de ir en procura de una mejora en la cancha, lo único que se hizo fue corregir los errores que se cometieron desde la formación inicial. Igual, se consiguió un punto, pero debió haber sido victoria. Perú no tiene nada.

Ante un estadio medio vacío, con una selección peruana desarmada, por poco sucumbe y se trae una derrota. La presentación de Colombia, línea por línea, fue desastrosa. En ataque Rodallega insistió, convirtió el primer gol en un rebote que deja Butrón a una pelota que iba para afuera, y con el pasar del tiempo perdió claridad. Edixon Perea no apareció por ninguna parte y no se entiende todavía cómo puede ser titular. En el medio campo, Macnely Torres se arrugó ante un equipo venido a menos, la línea de tres fue un colador por la zona de Vargas y Sánchez, tampoco aportaron nada en ataque. Guarín fue el único que trató de contener la arremetida inca. En defensa sólo existió Zapata, que confirma que es jugador indiscutido de la titular nacional. Hacía las veces de lateral y central ante el desorden de Walter Moreno (mal jugador) y Estiven Vélez de pésimo nivel. El arquero estuvo inseguro también, muy flojo de reflejos.

Pinto tiene que replantear demasiado para el partido contra Ecuador. Vargas, Perea, Moreno y Vélez no pueden ser de la partida en Quito. Macnely Torres tiene que recibir un regaño del entrenador, su falta de sangre lesiona gravemente la actitud del equipo. El trabajo de Sánchez se tiene que revisar porque no ha mostrado un nivel adecuado desde el partido con Francia. El seleccionador tiene que conseguir mayor volumen de juego, después de ver la Eurocopa justo horas antes del partido, con equipos como Suecia y España que pasan los balones al pie, que sueltan la pelota rápido, que tienen claridad de lo que van a hacer desde que pisan la cancha; para luego tener que ver como Macnely se arruga y no pasa un balón bueno, como Rodallega, Perea y Macnely se quitan espacios, como Perea en vez de marcar las diagonales va al choque con sus mismos compañeros, de como Vargas no puede correr, de la indisciplina táctica de Walter Moreno, de la desconcentración permanente de Vélez y de un equipo que no toma ni un rebote, queda la sensación de que en Colombia se juega fútbol de barrio.

... uno a uno ...

Julio: Pudo hacer más en el gol. Flojísimo al tomar balones en las 5.50. Mal en los saques largos. (2)

Bustos: Mal en defensa. En ataque no colaboró. Tuvo un tiro libre que tapó Butrón milagrosamente. (2)

Zapata: Uno de los mejores de la cancha. Serio, aplicado, salvó a Colombia de una goleada. No alcanzó a llegar al cierre del primer gol, pero no las podía hacer todas él solo. (4)

Moreno: Indisciplina táctica, marca al hombre y no al balón, no gana un cabezazo, alega mucho. Malísimo. (1)

Vélez: Hace rato no juega y se vio claramente en el partido. Sin manejo de tiempos, marca y salida. Regala el gol de Perú. (1)

Sánchez: ¿Qué le pasa a este buen jugador? Enreredado, sin la claridad de otros partidos, no quita y no pasa bien. Fatal. (1)

Guarín: El bastión de la línea de volantes. Quita, marca, releva y pasa bien de defensa a ataque. Le falta asentarse pero va por buen camino. La figura del partido (5).

Vargas: Terrible. ¿Qué hace este jugador vistiendo la nacional? Lento, patadura, todos los pases equivocados. Estuvo de buenas que su tiro de 2 pesos que iba para afuera lo soltó Butrón y le dejó el rebote a Rodallega. Hizo extrañar al "Ringo" Amaya, cómo sería... (1)

Macnely: ¿Viajó? Menos mal en estos partidos no sacan la estadística de pases acertados como lo hacen en la Eurocopa. (1)

Perea: Otro que estuvo enredado, nunca hace lo que pide la jugada, no define, se devuelve, le quita espacios a sus compañeros. Un espía. (1)

Rodallega: En lo suyo, el gol. Lastimosamente no tenía con quien jugar y se contagió de lo que los demás estaban haciendo. (3)

... los cambios ...

Grisales: pésimo, perdido, no hizo un carajo. (1)

Zúñiga: trató de buscar la salida, pero no pudo ante la arremetida de Perú. No se vió. (2)

Portocarrero: entró a cuidar el resultado. (SC)

... el árbitro ...

Torres: dejó que Perú pegara. Una patada contra Rodallega no tuvo ni tan siquiera una sanción cuando debió haber sido para expulsión. (2)

... el dt ...

Pinto estuvo fatal. El equipo no mostró variantes, la selección de jugadores fue la inadecuada, no pudo controlar los cambios del partido y la propuesta de Del Solar. Jamás entendió lo que estaba pasando y no trabajó la mentalidad de sus jugadores. (1)

-----

Nuevamente la maldita mentalidad colombiana le juega una mala pasada a la selección. Después del gol de Rodallega creyeron que todo iba a ser papita pal loro, y por el contrario, terminaron pidiendo tiempo con practicamente tres centrales en la línea defensiva. Es una verguenza lo que Pinto mostró con el seleccionado la noche de ayer.

Se sabía que no todas las veces Bustos iba a solucionar los problemas de Colombia. Ayer Butrón evitó la victoria tricolor con una volada espectacular. Y no hubo muchas más opciones de gol. Sin duda, a Colombia lo sostiene un proceso de inferiores, porque el técnico no sabe lo que está haciendo. Lamentablemente, en el momento, no hay nadie mejor que lo pueda sustituir y no sería sano hacerlo tampoco. Lo que se viene, con un Pinto confundido, no es alentador.

Tema

1. Partido Perú vs. Colombia.
2. Arquero Butrón.

Obelisco

PS: Un feliz día del padre para todos los padres socios del blog.

Etiquetas: , , , ,

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

jueves, junio 12, 2008

Aprovechar para sumar (previa)

---
La selección Colombia enfrenta a un Perú que no puede estar más golpeado. Después del escándalo ocurrido en el Hotel Golf Los Incas donde los jugadores Andrés Mendoza, Santiago Acasiete y Claudio Pizarro realizaron poco menos que una orgía la noche del partido por la eliminatoria ante Brasil y 3 días antes de la goleada ante Ecuador, el seleccionado peruano quedó muy golpeado.

Y los escándalos no paran, la reciente goleada ante los mexicanos causó conmoción en Lima. Se especuló en una posible renuncia del entrenador José "Chemo" Del Solar. Los diarios peruanos, que hacen ver a El Caleño casi como The Guardian, se han dado un festín con la cantidad de chismes alrededor de la nacional inca.

A Del Solar lo quieren sacar. Es evidente que no le creen por su esquema táctico y poco manejo de grupo. Al él le gusta jugar con un solo jugador de marca en el medio y no quiere cambiar en nada su estrategia a pesar de la cantidad de críticas que le llueven ahora. Juega normalmente con un 4-1-3-2; sí 3 enganches y dos puntas y un sólo volante neto de marca en primera línea. Pues fácilmente lo han llenado y lo seguirán llenando de continuar con semejante barbaridad.

Según fuentes como El Bocón y la página Perúcampeón.com, Del Solar alineará la siguiente formación: en el arco Leao Butrón (pretendido por el Deportivo Cali), una línea de 4 con Salas, Wilchez, Rodríguez y el "Loco" Vargas. Curiosamente, a los arqueros que se estrenan en Perú los golean de entrada, pasó con Flores (Colombia), Penny (Brasil) y Forsythe (Ecuador). Puede ser el turno de Butrón. En defensa, se critica la lentitud de Salas y Wilchez. Destacan la labor de Vargas y Rodríguez, que acaba de recuperarse de un esguince de clavícula. En el medio campo, como único volante de marca estará Torres, a su lado Neyra un volante mixto; más adelante "Ñol" Solano, figura indiscutida del elenco inca, junto a Hidalgo y Mariño. Arriba Paolo Guerrero, jugador rápido y gambeteador como único punta. Esta vez le apuntó a un 4-1-4-1, pero con tendencia ofensiva y no defensiva. Situación que posiblemente no se ha visto a nivel de selecciones nacionales.

Por el lado de Pinto todo está tranquilo. El tour europeo dejó buenos dividendos a pesar de perder los dos partidos que se jugaron. Se concluyeron varias cosas y se armó una selección interesante para afrontar el partido. Algunos nombres generan resistencia, pero se espera un buen comportamiento de parte de los de Pinto.

La selección ha confirmado a Julio en el arco (gracias a Dios no está "Londrina" Zapata). En la línea de 4, Bustos, el de los tiros libres salvadores; Cristian Zapata, crack, Walter Moreno, más prensa que otra cosa; y Estiven Vélez que ha tenido una muy floja temporada pero que no encontró sustituto en los flojísimos Armero y González. En el medio una línea de 3 con Carlos Sanchez, excelente jugador; por el centro con Fredy Guarín (ya era hora) y por la izquierda Fabián Vargas. Alegra profundamente ver que no esté el patadura del "Ringuito" Amaya, pero entristece ver al "Cojo" Vargas vistiendo la tricolor. Como único enganche Macnely Torres y arriba Edixon Perea y Hugo Rodallega. Falcao no ha estado en buen nivel y está bien que llamen al ex-deporcali para la posición, dado que se necesita gol y Rodallega es un goleador consagrado mientras que los demás no lo son. Edixon Perea también causa controversia porque no le hace un gol a nadie, pero a su favor tiene la buena movilidad y explosión.

Es un partido entonces que en el papel pinta fácil. Del Solar regaló la cancha, es cuestión de abrirla, darle buen uso a las bandas para que el volante de recuperación peruano no dé abasto y tener tranquilidad para definir ante la lentitud de la defensa. Eso es todo lo que hay que hacer. Macnely seguramente no se arrugará puesto que el rival no es de pergaminos, por ese lado hay tranquilidad, se espera un buen partido del costeño. El problema podría ser entonces la mentalidad.

Es común que el jugador colombiano piense que ya ganó el partido antes de jugarlo, y ésta es sin duda una de esas situaciones. Si se relajan se pueden llevar una sorpresa, porque aunque golpeado, con amenazas de renuncia del técnico, con estadio vacío, el seleccionado peruano cuenta con buenos jugadores que podrían querer desquitarse de toda el agua sucia que les ha caído desde noviembre. Hay que aprovechar la oportunidad con seriedad para sumar y consolidarse en la lista de candidatos para el mundial de Sudáfrica. La conyuntura no puede ser mejor.

Tema

Partido Perú vs. Colombia

Obelisco

Etiquetas: , , ,

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

miércoles, junio 11, 2008

Apuntes sueltos Euro 2008

---
Todos los equipos de la fase final de la Europa 2008 hicieron su presentación oficial. Los aportes no son tantos, pero se ven ciertas tendencias que vale la pena mencionar.

Los hinchas del Deportivo Cali, en especial por la crisis de los laterales (Jair Benítez y Freddy Hurtado) han estado pendientes del desempeño de los jugadores que en esta posición se destacan en los diferentes seleccionados europeos. En materia táctica, lo que más distingue al torneo de Suiza y Austria es que los laterales tienen mucha mesura para salir. Los que más se despliegan por su banda son aquellos que tienen un respaldo efectivo por los volantes de primera línea. Ejemplos claros, Francia con Abidal y Willy Sagnol, el segundo con más convicción, porque saben que dos perros de presa como Makelele y Toulalan están ahí para hacerles el relevo correspondiente. En Alemania varía un poco con su formación de 4 en la de volantes, pero con Fritz, Frings y Ballack ejerciendo la disciplina defensiva y permitiendo la salida de los excelentes Jansen (foto) y Lahm logran lo que pocos pueden. En Holanda, De Jong y el espigado morocho Engelaar sostienen el medio campo, dejándole libertad de salida a Van Bronckhorst. Otros equipos son un poco más conservadores, y aunque tienen laterales de brillante nivel casi nunca los lanzan al ataque. Es el caso de Rumania, que cuenta con Cosmin Contra y Razvan Rat que, si acaso, pasan de la media cancha. En fin, la gran mayoría de equipos prefieren mantener el rigor defensivo a atacar y sólo utilizan a sus laterales como soporte o en rapidez pero con espacio. Además, generalmente se inclinan por un lado porque no tienen dos laterales con la suficiente destreza para atacar con la misma eficacia por las dos bandas. Holanda sólo utiliza a Van Bronckhorst, Francia utiliza más a Sagnol, Italia a Grosso. Alemania es de los pocos que tiene sorpresa por las dos bandas y eso le da una ventaja fenomenal.

Es raro entonces ver como los ataques ya no se realizan tanto por las bandas. Con un partido en trámite (sin espacios) la gran mayoría de ataques se realizan por el centro. Sólo cuando se contragolpea se abre la cancha; sino se toca de primera para abrir espacios, apoyándose en el lateral pero siempre buscando entrar por el centro. Es infrecuente ver a los laterales ganando la raya final.

Y ante la falta de espacio, los equipos han tomado medidas. Hace un tiempo, los alemanes intentaron cambiar la forma de jugar para conseguir mayor visibilidad bajando a Lothar Mattheaus a la línea defensiva. El Bayern Munchen casi consigue una Champions arriesgando de esa forma. Lamentablemente no hay tantos jugadores que puedan hacer esa transición, o que siendo centrales tengan la capacidad de uno de los mejores de la historia del fútbol. Ahora, la cuestión es esperar en 3 cuartos de cancha, darle trámite al partido, contenerse y explotar en el momento en que el otro tenga una oportunidad de gol. El contragolpe es la herramienta más utilizada para anotar así el otro no esté jugado por completo. Un tiro de esquina, un tiro libre en área contraria se aprovecha para desarrollar toda la velocidad y anotar. Los equipos rápidos, con volantes que le den mucho volumen de juego y un delantero con talla y experiencia son los que más peligro suponen para los contrarios, aprovechando el lento retorno de quienes se arriesgan a alinear centrales y volantes de primera línea sin velocidad. Portugal base su juego en lo que haga Nuno Gomes, y manejan los hilos del partido con Ronaldo, Simao, Moutinho (foto) y Deco. Holanda, deposita la confianza en Van Nistelrooy pero maneja el balón a su antojo con Kuyt, Sneijder y Rafa van der Baart. El 4-2-3-1 está haciendo estragos en la Euro.

Equipos como Suiza o Austria, los locales, han jugado muy bien, lamentablemente no tiene aquél que la meta cuando toca y les ha tocado salir derrotados en jugadas aisladas. La cantidad de goles que se comieron en sus primeras fechas es increíble y da lástima que buenos esfuerzos tácticos no se vean reflejados en goles. Les falta talento en la delantera.

En cuanto a figuras, se esperaba mucho de Ronaldo, pero como para variar está más pendiente de la pantalla y las cámaras que del juego de su equipo. Ribery no ha podido con la responsabilidad que le dejó Zidane después de su retiro. En Italia Totti ya no está y se siente su partida. Los que se han distiguido por su buen juego en esta primera ronda de partidos son:

1. Van Nistelrooy, el más lento de su equipo pero el más sagaz. Es impresionante ver como juega con la intención de la defensa (no del defensa, de la defensa) para no caer en fuera de juego y a la vez no desgastarse corriendo.

2. Joao Moutihno, el más táctico de la Euro hasta el momento. Polifuncional, quita balones, maneja tiempos, juega en largo y corto y es sorpresa a la hora del ataque.

3. Zlatan Ibrahimovic, explosión en el último cuarto de cancha, jugando a un toque y desmarcándose con una facilidad envidiable. Espectacular su técnica en la media distancia.

4. Giovanny van Bronckhorst, sabe cuando ir al ataque, hacer cambios de frente y acompañar la jugada sin dejar comprometido el equipo. Sobrio en defensa.

5. Marcell Jansen, velocidad, criterio y solidez defensiva.

6. "Guaje" Villa, bajito, con muchísima movilidad, si le dan espacio vacuna. Hat Trick en su primera aparición.

7. Mauro Camoranesi, un leon por el costado derecho, el argentino 10 de Italia. Organiza el juego con pases largos y buscando desbordar por derecha, no demora el balón en los pies y nunca se devuelve.

8. Jeremy Toulalan, corta los ataques del rival, sabe con el balón, acompaña con las jugadas.

9. Lukas Podolski, sabe acompañar la jugada, muy bien fundamentado, jugador de equipo, infalible en el área.

En cuanto a esquemas de juego, sólo dos equipos usan 3 centrales. Grecia con un fútbol mezquino hace línea de 5 atrás sin despliegue de sus laterales (dicen que su próximo técnico es Sarmiento) y la República Checa de Bruckner que históricamente usa el sistema. Ninguno de los dos convenció.

Los arqueros en su gran mayoría son veteranos y de recorrido. Todos rinden, Lehmann, Cech, Buffon. Son todavía vigentes a pesar de su edad. El resto de arqueros de la Euro están cerca de los 30 sino es que ya no los han cumplido hace rato.

Llama también la atención los cambios realizados por algunos técnicos como Leo Beenhakker que sustituyó a uno de sus centrales polacos después de haber realizado una chiguirada, con el riesgo de perder el camerino. Guus Hiddink, ayer, cambió a un jugador que 25 minutos había entrado a sustituir a otro. Lagerback de Suecia, cambió a Ibrahimovic justo después de anotar y siendo el mejor de la cancha.

La jugada polémica fue el gol en fuera de lugar de Van Nistelrooy contra Italia. La ley dice que Panucci lo habilita, pero definitivamente es un exhabrupto permitir una jugada de esas. Ni el mismo anotador pensaba que estaba habilitado. A la FIFA le tocará revisar la ley.



Transpolando al Deportivo Cali, notamos que tenemos un arquero experimentado, vigente, con una defensa permeable. Unos laterales que no cumplen su función primordial que es defender, que no saben cuando salir en velocidad y cuando apoyar. Un central sin retorno (Espínola); un medio campo con un solo jugador de quite (Belalcázar); uno lento que ni quita ni pone en su actual función (Delgado); un volante que no aporta nada, se le olvidó pasar y pegarle a la pelota y que se devuelve en vez de avanzar (Frangipane); unos delanteros carentes de definición. La ofensiva azucarera no tiene explosión, no aprovecha los espacios. Es decir, el fútbol del Cali es obsoleto. Hay que cambiar rápido, buscar solidez en la media cancha, darle mayor volumen al medio campo y trabajar mucho el aprovechamiento de espacios y el contragolpe con inteligencia (cambios de frente, precisión y definición).

Tema libre sobre la Euro.


Obelisco

Imágenes cortesía www.fcbayern.t-com.de, elblogfutbolero.blogspot.com.

Etiquetas: ,

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

domingo, junio 08, 2008

No hubo cambios

---
Tal como se predijo en la previa, el Deportivo Cali no mostró practicamente ningún cambio con respecto a su nivel de las últimas 5 fechas. Las declaraciones y demostraciones del equipo en los últimos días daban poca luz de esperanza sobre alguna modificación en la actitud de técnico y jugadores. En la tarde de hoy se jugaba una final, con un aliciente que era el empate entre DIM y Boyacá Chicó, pero eso tampoco sirvió para alzar vuelo.

El Glorioso de los cuadrangulares produce pocas emociones diferentes a la frustración y desazón cada vez que sale al terreno de juego. Hasta los mismos radicales del apoyo total, están en completo desacuerdo con el actuar del equipo. Un trapo en la tribuna popular de Armenia decía claramente: "Nosotros damos la vida por el Cali, Uds. dan verguenza, demuestren lo contrario." Esto es probablemente lo más bajo que ha caído el Club en toda su historia. Ni siquiera en los más de 20 años de sequía existió un conflicto tan marcado entre fanáticos y equipo. Lo que está pasando con el Cali es algo que nunca había visto, se están cruzando líneas que ni se sabía que existían (camiseta devuelta, pancarta en Armenia).

Ahora que plantel profesional, cuerpo técnico y directivas están completamente desacreditadas, sólo queda acabar con la hinchada. Y el que primero atacó, increíblemente sale de dentro de la entraña del equipo: Daniel Carreño. En una entrevista con RCN dijo que la hinchada sufría más las derrotas que disfrutar las victorias. Puede ser, y si quiere crucificarla pues ahí la tiene para dársela de comidilla a los medios. Carreño debe callarse la boca y ponerse a trabajar porque está demostrado que el apoyo en el estadio de una hinchada no pesa en el FPC. Equipos sin hinchada como Chicó, Equidad, Envigado y Quindío realizan mejores papeles este semestre que Millonarios, Nacional o Cali que tienen definitivamente una hinchada más numerosa. Que la del Cali va a putear y no a alentar... ¿entonces que los socios y el FRV no vayan al estadio? ¿será cambiar a toda la hinchada? El problema de fondo es otro; hay que hacer un trabajo arduo con los socios y fanáticos azucareros... que no quepa la menor duda, pero ése no es el gran inconveniente del Cali. Carreño, a buscar otro paraguas.

Lo más grave del caso es que este proceso que tenía como premisa a la cantera no deja mucho en ese sentido. A excepción de la Copa Ardila, los prospectos no vieron muchos minutos. En la Mustang, se perdió el tiempo con Delgado, Frangipane, Espínola y otros jugadores que ya cumplieron su ciclo y que no estarán para el próximo campeonato. Como decía JEB en algún comentario, si Hernández, Tapia, Millán u otros hubieran tenido la misma oportunidad que aquellos, probablemente serían más en la actualidad. Afortunadamente el Grupo Ardila se inventó la Copa que lleva su nombre, porque si no, se habrían perdido 6 meses de fútbol para nuestros canteranos.

Por rescatar queda poco, los mismos 20 minutos del primer tiempo y los 5 del segundo; un gol que nace de una jugada de laboratorio mal planteada; algunas pinceladas de Montero; las ganas de Óscar Córdoba y Bréiner Belalcázar; la disciplina y sacrificio de Zapata, pare de contar. El resto es más de lo mismo, Hurtado mal en defensa; Frangipane no funciona; los Herreras desconectados; Delgado sin una responsabilidad clara en ataque o defensa; Carreño planteando mal los partidos y haciendo cambios absurdos; poco volumen de juego. En este equipo desde hace tiempo es más lo malo que lo bueno. No se puede esconder, y lo más triste de todo es que la misma mediocridad del torneo le sigue dando la oportunidad para que acceda a la final. Todavía están intactas las posibilidades. Si quisiera, el Cali podría conseguir el objetivo a pesar de las goleadas y un pobrísimo rendimiento. Sin embargo, la línea de vida del Cali muestra que en vez de recuperarse, muere lentamente sufriendo de un dolor que desgarra todas las fibras de su ser.

... uno a uno ...

Córdoba: Sacrificado por una defensa permeable. Hizo lo que pudo en el gol. Trató de imponerle dinámica al equipo con sus saques rápidos, pero desafortunadamente no fueron precisos. (3)

Hurtado: Una patada en el primer minuto debió haberlo conducido directo a las duchas. Buitrago lo perdonó y terminó anotando el gol del empate. En defensa estuvo fatal. Lo salvan el gol y algunas incursiones en ataque. (3)

Espínola: Algunos buenos cierres. Perdió todo su peso como líder. Lentísimo en el retorno. (2)

Zapata: Fuerte en el juego aéreo, sobrio en la marca. Fue exigido constantemente en el uno a uno y nunca perdió. (4)

Benítez: Cumplió. Realizó centros al área que fueron peligrosos para el Quindío. En defensa no desentonó. (3)

Belalcázar: Hace por todos y siempre mete. Hoy jugó de central, volante de primera línea y lateral por derecha. ¡¡Grande el Cachorro!! (4)

Delgado: Partido a cuentagotas. No aporta lo suficiente como para ocupar una plaza de extranjero. Su responsabilidad dentro del campo es desconocida. (2)

Domínguez: También tuvo incursiones en el área, pero en muchas no encontró acompañamiento. En el primer tiempo estuvo impreciso, en el segundo tiempo mejoró sin marcar gran diferencia. (3)

Frangipane: No viajó a Armenia. Fatal en los contragolpes, terrible en los tiros libres, pésimo en el manejo del balón. En los minutos finales se escondió. (1)

Hermann: Desbordó, corrió, pero como siempre falto de efectividad. Le cedió su puesto al "Milagroso". (2)

Montero: Luchó, volanteó, le dió manejo al equipo pero no pudo definir. Después de su salida, el Cali se vino abajo por completo. Al canterano hay que darle muchos partidos y apoyarlo. Recordemos que sólo tiene 20 años. El proceso debió empezar con él. (3)

... los cambios ...

Járol: Estuvo enchufado 60 segundos después de su ingreso. Después no hizo absolutamente nada. (1)

Sergio: Perdido por completo. No hizo nada. (1)

Carrillo: Se movió mejor, inquietó a la defensa cafetera, pero no tuvo suficiente tiempo para mostrar su poderío ofensivo. (SC)

... el dt ...

Daniel Carreño: Por lo menos no fue a colgarse de los palos a Armenia. Eso ya es algo, pero la disposición del equipo en el campo no fue la mejor. Se ven fallas tácticas serias en defensa en tiros de esquina o de costado cercanos al área. No sabe como prepararse para el contragolpe. Dejar a Delgado como único jugador que contiene la salida rápida del contrario denota una confusión terrible. Le faltó ambición, no buscó el partido y volvió con el mismo temor de goleada que lo ha caracterizado desde Bucaramanga. Se conformó con el empate. Tuvo quince días para preparar el partido y no se notaron sus cambios. Se está quemando solo. (1)

... el juez ...

Buitrago: Salvó al Cali de una expulsión temprana por una patada descalificadora de Hurtado al primer minuto de juego. Por lo demás, estuvo acertado. (3)

---

El River Plate se coronó campeón de la liga argentina después de sufrir una de esas humillaciones que sólo pasan cada 40 ó 50 años (con San Lorenzo en Copa). A diferencia de los millonarios, el Cali definitivamente no pudo superar la última goleada y perdió 15 días valiosísimos para recuperar la moral perdida. Pero el chance todavía está ahí, y se vuelve a tener el mismo periodo de tiempo para recomponer en algo el trasegar del Azucarero. Ojalá lo aprovechen y empiece el proceso con la gente con la que debió comenzar y no con los que a la vuelta de un mes ya no estarán.

Resumen de medios:

Golgolgol.net
Futbolred.com

Tema libre sobre la entrada y el partido.

Obelisco

Etiquetas: , , , , ,

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

jueves, junio 05, 2008

Se juega todo en Armenia (previa)

---
Las fanáticas pasaron del llanto a la alegría total. Fernando Niembro atinaba a hablar sandeces. Renato Gaucho estaba completamente loco. Boca metía y metía. Fluminense era un mar de errores tácticos, pero un dechado de virtudes individuales. Así es, dos equipos diferentes en la cancha, dos idiosincrasias, unos estaban completamente metidos en el partido y jugaron casi a la perfección, los otros que parecían sin ganas, cada vez que quisieron, anotaron. Ante un Maracaná a reventar se vivió un partido memorable.

Minutos antes, el Deportivo Cali vencía al Quindío de forma agónica. Sendos goles de Sergio Herrera y Armando Carrillo le dieron los 3 puntos al Cali en un estadio vacío con transmisión sólo por Radio Sonora AM y después con disgusto entre la barra y el plantel. Las identidades de los dos equipos que estaban en el Pascual nadie las conoce, cada uno juega a algo diferente en cada encuentro. El contraste no puede ser mayor entre una semifinal de Copa Libertadores y una anodina Copa Ardila (excepto en los comentarios de los periodistas).

Quedaron cosas positivas. Convirtieron los dos delanteros, se venció el símbolo del próximo rival y los jugadores despertaron. Muchas veces los equipos de fútbol de un momento a otro y milagrosamente empiezan a jugar bien. Se engrana una pieza faltante, algunas veces de forma fortuita otras veces pensada con anticipación y se arranca a ganar todo.

El Cali sin duda está desarticulado en varios frentes, directiva, cuerpo técnico, jugadores e hinchada
(¿todos?). Sin embargo el milagro puede ocurrir y a diferencia de lo que dice el entrenador uruguayo, el Cali no tiene malos jugadores en su nómina. Si un día de estos les da por jugar, vuelven y pintan cara como lo hicieron ante la Delincuencia en el primer exclásico de este semestre. Ese día la humillación fue tan grande que se empezaron a matar entre ellos mismos.

De Quindío no se dice mucho en los medios. Si acaso que el capitán Diego Chará puede volver unos minutos. El resto es tranquilidad para los de Armenia porque conocen la situación del Cali y además ya cumplieron clasificando por primera vez al octogonal en torneos cortos. Los de Néstor Otero pueden hacer tanto línea de 3 como línea de 4, la segunda les dio resultados en el encuentro pasado en el "Todos Contra Todos". Pero probablemente, y dado que son últimos en la tabla de cuadrangulares podrían apostarle a un esquema más ofensivo. El análisis del equipo es muy similar al de aquél partido.

En el Cali tampoco hay bajas por el momento. Hurtado y Zapata cumplieron la suspensión por 5 amarillas acumuladas en la fecha de Copa Ardila. El equipo está completo. Como novedad, ya entrena el volante de primera línea o central Diego Valdés con el equipo. El descanso debió servir para recuperar a los jugadores anímica y físicamente. Los cambios en la nómina son improbables.

El grueso de la fanaticada no espera nada de este equipo y menos después de las declaraciones del técnico (al que le parece que la nómina es "normalita"). Otros hinchas todavía aguantan y esperan cambios. Hubiera sido interesante saber que los jugadores se reunieron entre ellos, con su capitán, a hablar de lo que les pasa y desfogar un poco las frustraciones que viven, tal como lo hizo Francia en el mundial de Alemania. O que el técnico Carreño diera una luz de esperanza sobre su trabajo y nómina para que esto pueda seguir adelante. No pasó, pero igual en la cancha ellos tienen una responsabilidad cuando visten la gloriosa camiseta verdiblanca.

Lo primero es que el Cali tiene que ir a Armenia a mostrar sus credenciales, buscar el partido y ganarlo con contundencia. Carreño tiene que dejar el miedo, darle confianza a sus jugadores y ponerse serio porque su actitud en las últimas fechas es deplorable. Los jugadores tienen que dejarlo todo en la cancha, comprometiéndose con el Club que les paga y con ellos mismos. ¿Cuál estrategia deben utilizar? no importa mientras no sea mezquina y cobarde porque para eso hay otros que se visten de rosado y tienen un diablo en el escudo. Esto es cuestión de actitud, sobreponerse a los malos manejos, a las declaraciones desafortunadas de técnico y directivas, de una hinchada que no apoya, de pseudoperiodistas destructivos.

El Cali se juega una final con el Quindío, de este resultado depende su continuidad en el cuadrangular, el sostenimiento económico por recaudo de taquillas y la reputación de la marca de este gran club. Aunque por lo que sale en los medios parece que esto no se hubiera entendido, habrá que esperar hasta el domingo para ver si los jugadores comprenden lo que se juegan en terreno cafetero.

Probables formaciones:

Deportes Quindío: Alejandro Otero, Giovanny Campo, Pablo Escobar, Hanyer Mosquera, Fabio Rodríguez; Alex Mejía, Jair Valoy, Ronaile Calheira y Luis Omar Valencia; Danny Santoya e Iván Velásquez.

Deportivo Cali: Óscar Córdoba; Fredy Hurtado, Carlos Espínola, Édgar Zapata y Jaír Benítez; Camilo Ayala, Bréiner Belalcázar y Juan Guillermo Domínguez; Paolo Frangipane, Hermann Córdoba y Fredy Henkyer Montero.

Tema libre sobre la entrada.

Obelisco

Imágenes cortesía de mediotiempo.com, deporcali.com.

Etiquetas: , , , ,

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

lunes, junio 02, 2008

Devenir de un proceso

---
El viernes que pasó, Varsky, Pinsón, Buscaglia y Giralt discutían acolaradamente sobre los procesos que fracasaron en la primera mitad de 2008 en el programa Fútbol 48 horas de Directv. El debate empezó con los resultados del Chelsea, un equipo montado para ser campeón de Europa, pero que pierde la Champion's por penaltis y la Premiership por gol diferencia. ¿Fracaso? Para unos sí, para otros no. Para los que sí, era cuestión de mirar el ítem de títulos en el balance final de la temporada. Para los que no, se analizaba el rendimiento global y su duración en competencia. Inclusive utilizaban como parangón de verdadero fracaso lo ocurrido con el FC Barcelona, que no logró un buen volumen de juego, no ganó nada, se quedó muy temprano en la competencia y terminó a "un millón de puntos" del campeón, Real Madrid. Y eso que no mencionaron el humillante "pasillo" del último derby español. Pasaron después a Boca. ¿Si no ganan la Copa Libertadores es un fracaso? La respuesta fue la misma: depende. El campeonato local está comprometido y se la jugaron a otra copa internacional contratando al carísimo Juan Román Riquelme. Según la inversión, sería un fracaso. Buscaglia sacó el libro de historia y recordó lo que Boca había conseguido en los últimos 10 años: demasiado y hubo algunas temporadas en las que inclusive no ganó nada pero el proceso continuó porque en términos globales el esquema funcionaba y se podía corregir sobre lo que había. Finalmente el tema se disipó, hubo quienes se levantaron de la mesa y no se pudieron poner de acuerdo.

En estos dos años largos que han transcurrido desde que la Junta Directiva presidida por Don Rodrigo Otoya lo único que ha habido son fracasos. El recambio de técnicos fue la premisa del comité anterior y fue precisamente lo que se intentó modificar con la contratación de Omar Labruna para un proyecto a largo plazo. Sin embargo la caída en picada de un Cali que recibieron campeón fue inminente a pesar de las buenas intenciones. ¿Qué pasó? Nadie da un diagnóstico y la respuesta todavía está lejos de ser contestada.

Habría que ver entonces donde empiezan los procesos exitosos en el mundo. La Junta pensaba que dándole continuidad a un técnico era suficiente. No lo es. Hay otras variables a tener en consideración. La cabeza del equipo, en este caso la Junta Directiva, tiene que necesariamente saber de fútbol o en su defecto, tener muchísima suerte. Como el Cali no es un equipo de "suertes" sino de trabajo, mejor apelar a lo primero. El que esté al frente tiene que vivir, morir, untarse de fútbol las 24 horas del día en una asociación democrática como el Cali. Algo diferente no funcionará aunque deleguen en alguien que sepa.

Después se tiene que hacer el análisis de qué tipo de proceso se va a llevar a cabo y básicamente se podrían clasificar en dos: de jugadores o de DT. En Boca Juniors todo se basó en los jugadores, con un técnico capaz pero permisivo. Mauricio Macri tomó al Xeneixe en un momento crítico: River Plate, su enconado rival, estaba ganando todo. ¿Qué hizo? Buscó en los equipos con buenas divisiones inferiores y "ojeadores" a jóvenes figuras, los compró (primer ítem otra vez, saber de fútbol) y los puso a jugar con otros veteranos. Al mando, un técnico respetado como Carlos Bianchi. Poco a poco el Boca llegó a ser lo que es y con el pasar de varios técnicos, son los jugadores los que ponen todo en la cancha y siguen en competencia. Situación similar a la del Real Madrid de Vicente Del Bosque, el tipo no era un dechado de conocimientos tácticos pero supo manejar a la excelente nómina que tenía y con eso no más, consiguió los trofeos más importantes del continente.

Caso contrario lo del Manchester United. Este grande de Europa maneja como premisa que el equipo está por encima de sus jugadores y el técnico el que tienen prioridad. Sir Alex Ferguson, por ejemplo, tomó al equipo en 1986 casi al borde del descenso y con una seguidilla de fracasos desde 1967. Lo primero que hizo fue hablar con su capitán del momento (Bryan Robson) y decirle que no quería un equipo de alcohólicos, que quedaba prohibido tomar entre semana. Los "bebedores" salieron la siguiente temporada. Replanteó el esquema de fuerzas básicas y mientras tanto cubría los huecos en su nómina con buenos refuerzos. Con la asesoría del mítico Sir Matt Busby inició el armazón, consiguió elementos de valor de las canteras de otros equipos y con paciencia montó lo que quería. Cuando lo tuvo lo supo, a principios de los noventa vaticinó que sería una década muy importante para el Manchester y su predicción fue cierta. Para mediados de esa década la cantera ya le daba lo suficiente para una escuadra decente y sin inversiones tan altas. David Beckham, los hermanos Neville, Paul Scholes, Ryan Giggs, Nicky Butt fueron la columna vertebral del equipo. Con los triunfos y el buen manejo administrativo, rápidamente los de Old Trafford subieron a la cima.

Aterrizando la idea, el actual Comité Directivo del Superdépor debiera montar un equipo con base en su técnico. Don Rodrigo Otoya y su comité son personas prestantes y honestas que no viven el fútbol con la pasión que requiere la Institución. Claramente se ha demostrado que no saben de fútbol, por eso se hace conveniente que dejen la responsabilidad en alguien que sepa (en este caso el técnico) pero con la salvedad que deben atender las peticiones que planteen. Las opiniones sobre fútbol que emita el Comité Ejecutivo, aparte de lo económico, carecen de validez y eso se hizo evidente recientemente cuando el Presidente Otoya en una entrevista limitó sus funciones a tener los pagos al día y nada más.

La tarea de saber de fútbol tiene hoy dos cabezas visibles. Una, Ricardo Martínez (más en el lado de lo invisible) y dos, la de Daniel Carreño. El primero poco aparece y no muestra el liderazgo que su cargo exige. En el segundo recaen las culpas y para sobrevivir tiene que mostrar el temple y saber que el resto no tiene. Arrancó con pie derecho, pero se confundió en su trasegar o simplemente no le explicaron desde el principio cuáles eran los objetivos del Glorioso.

El Cali como equipo grande tiene que buscar el título colombiano como primera medida. Si estuviera en una crisis como la de hace unos 20 años, o una similar a la del Manchester en los ochentas, estaría bien hablar de un proceso a varios años. Pero resulta que el último campeonato no fue hace tanto, la situación económica no es mala y ya hay un proceso de inferiores de muchísimo tiempo que debe estar dando algún resultado en cuanto a futuras estrellas. No es posible que el técnico diga que desde el principio sabía que no había con qué llegar al título. Si lo sabía entonces ¿qué pasó con los refuerzos que necesitaba? ¿por qué se conformó con lo que había? Se necesitaba de coraje para ponerle presión a las directivas y el uruguayo no lo tuvo desde el principio. Había que poner a la Junta en evidencia. Es que ni siquiera aspirar a la Mustang ya es una barrera mental que difícilmente se puede superar. Lo peor de todo es que la fanaticada no esperaba mucho del primer semestre; raro que los más exigentes disminuyan sus expectativas. Muchos en la CAF sólo pedían identidad de juego al finalizar la Mustang I.


Si el técnico no funciona, son los jugadores los encargados de llevar el equipo a la victoria. La figura del capitán se hace vital en esta instancia para hablar con los jugadores, poner a los indisciplinados en cintura, censurar a los que no meten, manejar los hilos del partido. Esa figura en el Cali y practicamente en Colombia es sólo decorativa.
El capitán sólo está para tomarse la foto después del sorteo. En el Superdépor los jugadores no toman por su cuenta la tarea de mejorar y brillar si el técnico no funciona. De hecho tienden más a aflojar cuando se es permisivo con ellos, tal como pasó con Néstor Otero, de quien se sabía no iba a durar y poco respeto les infundía.

Las soluciones puntuales para enderezar el proceso y encontrar el orden son varias. La Junta debe revisar nuevamente cuáles son los objetivos del Deportivo Cali y luego aceptar públicamente que la responsabilidad deportiva está en manos del técnico porque de fútbol no saben. Si lo hacen así deben prestarle TODA la colaboración y hacer caso a sus peticiones. El técnico debe hablar con su capitán (o mejor, al que los jugadores realmente le hagan caso) y reclamar por un buen comportamiento dentro y fuera de la cancha de todo el plantel. El manejo del camerino es imprescindible. Para el segundo torneo sacar todo lo que no sirve. Revisar el tema de divisiones inferiores (¿ni un solo lateral bueno en los últimos 10 años?) y el de Director Deportivo, cargo que debe desaparecer por completo en la actual coyuntura. Empezar a comprar a aquellas figuras jóvenes del torneo de la B y de equipos chicos y traerlas al Cali. Contratar refuerzos de jerarquía para complementar la base que ya existe. La colaboración de gente cercana y que haya triunfado con el Cali debe ser permanente para no perder perspectiva. Cuando se tenga esto, se podrá finalmente encontrar el equipo que se quiere (identidad) y buscar de una vez por todas los títulos que el Cali se merece por su grandeza. Y todo tiene que ser muy rápido porque la infraestrura física está montada y la hinchada no aguanta más.

Caos en el único club de fútbol del país, la asociación deportiva más organizada. No hay discusión sobre el fracaso del Cali en estos dos últimos años.
No se puede hablar de identidad, de títulos sí que menos. Antes por lo menos se competía con decoro, ya ni eso. A pesar de todo, existe el chance de retomar lo bueno y campeonar. Cualquier cosa puede pasar en un campeonato tan mediocre. El Cali con sus goleadas abordo y todo, todavía puede conseguir el título, y ojalá lo consiga por el bien de la hinchada, la gente de bien del país y el juego limpio, y si así fuera, no se pueden dejar en saco roto todos los errores cometidos en esta administración.

Temas propuestos

1. ¿Tendrá claro la Junta Directiva qué tiene que hacer para enderezar el camino?
2. ¿El Cali está para armarlo alrededor de sus jugadores o de su técnico?
3. ¿Ha demostrado Carreño suficiente personalidad para seguir al frente del Cali?

Obelisco

Imágenes cortesía de mundoboca.zoomblog.com, enlajugada.com y periodistadigital.com.

Etiquetas: , , , , , ,

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.