Obelisco - Cultura Alternativa del Fútbol - Deportivo Cali

viernes, septiembre 29, 2006

A Barranca sin Domínguez (Previa)

---
Asencio será el creador del Deportivo Cali ante la ausencia de Domínguez. Vuelve el "Vive".
---

Ya era hora. Labruna no va contra la corriente y va a ensayar a Viveros en una plaza lejana para evitar la presión del periodismo sobre el plantel. El cambio de Rentería por Ferreyra también es lógico, así muchos hinchas del verde no lo entiendan. Es el que mejor se asocia y entiende ciertas situaciones de juego en función de pívot. Todavía no hemos visto todo su potencial en el cabezazo. Hurtado que viene en un bajo nivel, también perdió la titularidad ante la joven figura Iván Loboa. Es de resaltar que Labruna volvió a lo que sabe: el 4-4-2. Estos cambios le deben venir bien al Cali para este partido.



Ahora vamos a una plaza bien difícil, con una humedad mayor al 90% y una temperatura que a las 3 de la tarde no debe bajar de los 30 grados. La práctica de la semana también tuvo ese propósito, revisar si los jugadores rinden a esta temperatura y parece que sí. (Se jugó a unos 28 grados). Afortunadamente, para el equipo "Leopardo" estas condiciones también juegan en su contra porque Barranca no es su plaza habitual.

Se marcaron 10 goles en los ochenta minutos de fútbol de esa práctica y se hicieron presentes en el marcador Trujillo y Ferreyra un par de veces. Ahora, por el lado de los delanteros todo muy bien, pero me preocuparía la defensa. Me dirán que es sólo un práctica, pero me queda la duda. El domingo nos daremos cuenta.

El Bucaramanga... no tengo las estadísticas exactas pero sé que no nos ganan ni de locales ni de visitantes hace un buen rato. A esto súmenle que al técnico Herrera lo tenemos de hijo. La tendencia nos favorece.

En cuanto a su esquema de juego, a Herrera siempre le ha gustado jugar un 4-4-2 definido con salida por las bandas y un cabeza de área. Le gusta el rombo en el mediocampo, pero no sé si tenga a los jugadores para eso. El juvenil Sherman Cárdenas está bajo de nivel después de su paso por la selección de Lara. Por demás, y exceptuando al argentino Zandoná y a Alexander Orrego, este equipo no tiene mucho que mostrar. Para completar no podrá contar con el defensa Cristián Fajardo por expulsión en el partido anterior y con el "Pelusa" Orrego por acumulación de amarillas.

Viene de perder un partido frente al Nacional, en el cual el árbitro tuvo mucha culpa (otra vez los paisas y la mano negra) y su campaña en general no ha sido buena. Tampoco cuenta con suerte porque le tocó ir a jugar de local al calor de Barranca que es insoportable para cualquiera que no sea nativo. Eso ha afectado su rendimiento global con sólo dos partidos ganados en condición de local (Caldas y Envigado). Marcha en la posición 16 de la tabla de la Mustang II con 11 puntos y la esperanza de recuperarse y clasificar a las semifinales.

La superioridad hombre por hombre del Cali es innegable y me parece bueno que se le dé un descanso - aunque forzado - a Domínguez. En Barranca Asencio, Viveros y Ferreyra podrán jugar sin la presión de la hinchada e ir buscando el nivel que el equipo necesita.

Sinceramente espero un buen resultado para que el Cali vuelva por su senda ganadora y porque los cambios de Labruna son acertados. Para ganar el Cali sólo tiene que tener calma y esperar que el gol llegue. No pueden salir a arrollar porque el calor los consume. La clasificación está cerca y no podemos seguir aflojando más porque la prensa está unida para sacar a la Corporación del hueco en el que se encuentra y sumir al Cali en una crisis. Así es esto y contra lo que hay que luchar. Por favor dejémos la ingenuidad, veamos el fútbol por nosotros mismos y decidamos. No nos dejemos llenar la cabeza de cucarachas.

Probables formaciones:

Atlético Bucaramanga: Daniel Vélez; Miguel Ordoñez, Alexis González, John Valencia, Vicente Preciado; Vladimir Acelas, Javier Sarabia, Sherman Cárdenas, Juan Manuel Zandoná, Edwards Jiménez, Jaider Arboleda.

Deportivo Cali: González; Loboa, Caballero, Rivas y Viveros; Patiño y Valdés; Asencio y Herrera; Carrillo y Ferreyra.

Temas
1. ¿Ganamos o qué?
2. Los cambios de Labruna.

Obelisco

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

martes, septiembre 26, 2006

El Profe Labruna en el blog

---
Omar Labruna
Cómo Uds. saben hace un tiempo surgió la posibilidad de realizar entrevistas con los miembros del Superclub Deportivo Cali. La diligencia del Sr. Julio Gómez y su gestión a través de la excelente página web del Cali han hecho posible que el Profesor Omar Labruna nos responda un corto cuestionario.

Agradecemos a Julio, al staff de la pagina web del Cali y al Profesor Labruna por tomarse el tiempo y dedicarle un momento a los hinchas del Superdépor en todo el mundo.

Para el blog es un honor celebrar sus primeras 50 entradas con las respuestas del Profe.

.....

Ante todo un saludo de todos los hinchas del Deportivo Cali. Aprovechamos esta gran oportunidad que nos ha dado el Club para pedirle respetuosamente que nos responda este cuestionario de 12 preguntas sobre temas referentes al equipo, jugadores y al ambiente futbolero que lo rodea.

Pertenecemos a una comunidad virtual de hinchas que se comunican y discuten el día a día del equipo a través de un blog. La gran mayoría de nosotros no vive en Cali, pero estamos pendientes de todo lo que pase con el Superdépor. Hinchas en Suecia, Australia, Brasil, EEUU, en fin, de todas partes del mundo ingresan al blog para comentar sobre las últimas noticias del equipo.

Obelisco: ¿Cómo se ha sentido en la ciudad de Cali?

Prof. Omar Labruna: Muy bien, es una ciudad agradable la gente es muy respetuosa y amable. Mi familia al igual que yo nos hemos adaptado perfectamente a la ciudad, sus costumbres, su clima fabuloso y a la infraestructura del Club.


O: ¿Se siente el apoyo de los hinchas hacia el equipo y hacia su trabajo como DT?

POL: Sí, y estoy muy identificado porque el estilo del hincha del Cali es lo que pretendo de mis futbolistas y es mi forma de pensar, ir al frente en todas las canchas y ser ambiciosos tanto en el fútbol como en la vida.


O: ¿La dirigencia ha generado mecanismos para acercar a los hinchas, y en especial a los socios de 2do. Piso con el equipo profesional, para disminuir las críticas en los partidos y aumentar el apoyo en las tribunas?

POL: Sí lo están generando, pero eso se va a ir logrando a medida que el hincha se identifique con el equipo y que el apoyo sea incondicional así el partido sea televisado o no y a las críticas partidarias de la prensa. Nosotros debemos incentivar al hincha para que concurra a los encuentros.


O: Hemos notado que gran parte del periodismo caleño es muy crítico (más de lo normal a nuestro parecer) hacia el Deportivo Cali y sus actuaciones, ¿qué tanto peso tiene esto para el plantel y para Ud. como cabeza del equipo profesional?

POL: Para mi ningún peso porque tengo muy claro lo que pretendo, y a los jugadores sí los afecta de acuerdo a su personalidad y es nuestro trabajo abstraerlos de las críticas y mentalizarlos para un óptimo rendimiento.

O: Entrando en materia futbolística, varios de los hinchas cuestionan la presencia de algunos de los jugadores de la formación titular del equipo, casos específicos Jair Benítez y Nelson Rivas, ¿qué cualidades tienen estos jugadores desde el punto de vista táctico y técnico para permanecer como titulares?

POL: Respeto sus opiniones, pero al convivir toda la semana con los jugadores noto en Rivas que es un jugador con condiciones naturales muy buenas como cabeceo, pegada, rapidez, pero se tiene que convencer que mejorando su presente asegurará su futuro. Benítez es un jugador con experiencia que ha jugado en el exterior y en el cual el club ha efectuado una inversión, estoy tratando de que logre regularidad y no los altibajos actuales.


O: ¿Qué ha pasado con jugadores como Iván Trujillo y Breiner Belalcázar que no han vuelto ha aparecer en la nómina de convocados a los partidos?

POL: Dado que el equipo tuvo un buen arranque, no han tenido muchas oportunidades y los mantenemos en forma para cuando haya la chance de jugar. Tal es el caso de Valdez que no era titular y después de tener la oportunidad se afianzo en el equipo, Belalcázar tiene que imitarlo. Con Trujillo estoy intentando que asuma su responsabilidad como jugador importante dado que en el torneo anterior tampoco jugaba de titular, estoy esperando su maduración como jugador.


O: En los segundos tiempos, el Cali cede fácilmente ante la presión de los rivales y pierde el manejo del balón. Muchos de los bloguistas consideran que se debe al cambio de un volante de primera línea por uno de segunda (por ejemplo Bernal por Asencio o Hinestroza por Asencio) ¿cuál es su explicación para que el Cali baje el rendimiento en los segundos tiempos?

POL: No pasa por el cambio de jugadores sino por tratar de que el equipo sea regular tanto en el 1° como en el 2° tiempo y si hacemos un gol debemos buscar el segundo. Pero nos ha pasado que en varios cotejos el equipo hace un gol y dada la sincronización del torneo pasado pasan a defender el 1 a 0 y como sucedió en este último partido con Nacional, con un remate de 30 mts nos empatan un partido que lo habíamos abierto con mucho esfuerzo e inteligencia. Pretendo del Cali un equipo ganador con mentalidad ofensiva y posesión del balón desde el ordenamiento, concentración y garra.


O: La línea que más dudas nos deja es la defensiva ¿Cuál es la línea del equipo que más le preocupa y que se está realizando para corregirla?

POL: La defensa está ordenada y somos unos de los equipos con menos goles en contra, pero por supuesto al querer ofensiva se producen espacios en la defensa y por eso trabajo por el equilibrio. La línea que mas trabajo es la media para presionar en campo rival y hacernos de la pelota lo mas cerca posible del arco contrario.


O: Desde otras partes del mundo se dice que el jugador colombiano es muy distraído tácticamente, ¿ha notado esto en nuestros jugadores y qué se puede hacer para solucionarlo?

POL: Valoro mucho las condiciones del futbolista colombiano como son la velocidad, explosión y técnica y trabajo mucho en mantener la concentración en el juego, como así también inculcarles que deben tener siempre presente el rival y la pelota.


O: ¿Es la parte mental una debilidad del jugador colombiano?¿Cómo trabaja Ud. este aspecto?

POL: Hablándoles constantemente y haciéndoles saber lo importante y breve de esta profesión, así mismo trabajo para hacerlos sentir importantes y responsables del lugar que ocupan.


O: ¿Cómo se planifica un campeonato atípico como el colombiano en el que se juegan Mustang II y Reclasificación, y que en la final 8 equipos arrancan de cero para obtener el título sin contar su desempeño previo?

POL: Trabajando partido a partido a full porque pretendo que el equipo sea siempre primero, para jerarquizar a la institución y al jugador. Ningún partido se gana en el camerino, a todos los tenemos que jugar y todos los rivales son difíciles, porque a esta camiseta todos le quieren ganar y a este Club muchos quieren venir. Quiero que los rivales al jugar con nosotros sientan la presión que están jugando con un grande de verdad.


O: ¿Cuándo espera ver al Cali con un funcionamiento ideal?

POL: Por comentarios me dicen que ven al Cali un equipo mas protagonista que el torneo pasado, con Álvaro Domínguez mas cerca del arco rival, con los laterales lanzados al ataque y espero en el corto plazo un equipo agresivo como debe ser el Cali.


.....

Espero sus comentarios frente a las respuestas del DT. Recuerden que el cuestionario se pasó comenzando temporada y al día de hoy habría otras preguntas que quisiera que el Profe me respondiera.

Los que deseen ser socios del blog lean por favor el reglamento que encuentran en el sidebar.

Obelisco

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

lunes, septiembre 25, 2006

El Cali afloja

---
La localía es una de las debilidades serias del Cali en este campeonato.
---


El Cali está aflojando en la recta final de la pretemporada. La punta de la Reclasificación está mínimo a dos partidos y equipos como el Tolima y Pasto no ceden. Hemos conseguido sólo el 50% de los puntos de local y las presentaciones no son buenas en el Pascual.

El Superdépor jugó con un 3-5-2, una variante que muchos bloguistas pedían. Se suponía que con Benítez sin responsabilidad de marca y Domínguez más libre el Cali sería más ofensivo. Así lo fué y más durante los primeros quince minutos del partido. Arremetimos con todo y después caímos en el juego contragolpeador del Huila. Marangoni manejó el partido y nosotros aún con espacio no pudimos concretar. Las líneas estaban muy separadas y Benítez tampoco aportó gran cosa. Rentería y Carrillo se batían entre el carnaval de piernas del Huila pero no tenían profundidad. El partido cayó en el sopor y sólo un hermoso tiro de media distancia de Diego Valdés emocionó a la tribuna. Lastimosamente tenemos árbitros de pésima calidad y visión y no decretaron el gol de picabarra. No creo que haya una agenda arbitral, solamente que el par de árbitros comprometidos en la jugada son muy malos.

En el segundo tiempo, el Cali salió con la misma nómina a hacer lo mismo del primer tiempo. El Huila ya nos tenía el tiro y nos contragolpeó con peligro varias veces. Una la salva González en una estirada estupenda a tiro rasante de Castillo. La otra fué un palazo de la Puya Zuleta en el que González no tenía nada que hacer. Labruna se decidió por sacar a Carrillo y a Benítez e ingresar a Trujillo y a Asencio. Asencio fué a hacer el mismo trabajo de Benítez y algo se ganó en profundidad. Trujillo se encontraba muy solo y marcado y tuvo que bajar a la mitad del terreno de juego para poder participar del balón. Huila en los últimos minutos se metió atrás con línea de 6. No había cómo hacer el gol y Estacio estaba en su tarde. Para completar Olave se hizo expulsar en el último minuto.



El partido todos lo vimos y no es mi intención elaborar el minuto a minuto. Lo de ayer nos muestra muchísimas cosas. Lo primero es que sabemos qué hace Labruna en los entrenamientos a puerta cerrada. Está tratando por todas las formas de acomodar el equipo. Me gustó mucho el relevo que hacían Caballero y Olave por la derecha. Benítez y Loboa salían por las bandas pero sin centrar con precisión. Esto lleva a lo segundo, no tenemos profundidad. Rentería y Carrillo se mueven descoordinadamente en el frente de ataque y no hilvanan una jugada entre los dos. Los pases son muy erráticos. Pareciera que la pelota los quemara y no supieran qué hacer con ella, más sin embargo, son masoquistas porque tampoco la pasan rápido. Ayer poco se vió al equipo pasando de primera. Todo era trámite y en eso se equivocaron desde Loboa hasta Benítez. Lo tercero es que algunos jugadores no están en buen nivel, Benítez no brinda fútbol ni en ataque ni en defensa (es la oportunidad de Viveros), a Patiño se le olvidó pisar el área, Carrillo se tira mucho y Domínguez está trasladando demasiado. Labruna trabaja bien y eso se ve, pero si los jugadores se confunden en la cancha algo está pasando con la comunicación. Mucho centro al área para Carrillo y Rentería que juegan mejor desmarcándose y corriendo a espacio abierto. Mucho pase corto insípido en el medio campo. No hay dinámica, nadie se mueve. Este es el principal (y cuarto) problema. Los jugadores no la pasan porque no hay a quien, cuando está el pase no genera peligro o se entrega al contrario. El quinto problema es que ojalá Labruna no vuelva a jugar con cinco para justificar la presencia de Benítez en la titular. Que juegue Viveros en línea de 4 y ya. Además, como bien dice nuestro amigo el Tigre, jugar con 3 en el fondo es complicado, necesita de verdaderos Carrileros y ya nadie juega así. Agreguémosle que González no siente el puesto de arquero líbero (en situaciones en las que el equipo completo se va al frente).

El Glorioso está confundido y para salir de la confusión hay que trabajar varios aspectos. El principal es el del juego asociativo. Pasar a un toque. Hacer relevos. Ir al ataque con sorpresa. Abrir el campo con cambios de frente ofensivos. Que Domínguez juegue en corto y en largo, que vea posibilidades de pase al vacío. Que se muevan. A simple vista podríamos decir que Cali se volvió Domínguez-dependiente, y en algo estaríamos. Lo que pasa es que cuando no se juega bien, los cracks pueden resolver individualmente con mayor facilidad. Pero el problema real radica en que los jugadores no se tienen confianza entre ellos y en ellos mismos. Hay que entrenar en terreno reducido a Carrillo, Rentería, Domínguez, Loboa y Patiño para que se conozcan y aprendan a jugar de memoria. Tengo que destacar algo y es que Ferreyra, con las críticas que tengan y todo, tiene visión de campo y cuando juega de pívot, la pone de primera al vacío. Es el único del Cali que cuando puede, toca de una. A mi me dá pena con Rentería pero mi diagnóstico es que si no empiezan a ver el espacio, el compañero y la oportunidad, que dejen a Ferreyra hasta el primer gol. Carlos Antonio Vélez tiene razón cuando dice que el Cali tiene enredado el ataque. Cuando meten pelotas de centro, Ferreyra está en el banco y cuando juegan al piso, ahí sí. Yo no entiendo. También se abusa mucho de la media distancia y esto es por la incapacidad de llegar con propiedad al área contraria con peligro. En general, hay que trabajar mucho porque dando papaya de locales no vamos a ver ni estrella ni Copa.

La ficha:

Domingo 24 de septiembre de 2006, 3:30pm.
Estadio Olímpico Pascual Guerrero
Santiago de Cali

Deportivo Cali 0
Atlético Huila 0

González (3)
Olave (3) Caballero (4) Valdés (4 por el gol)
Belalcázar (2) Patiño (2)
Loboa (3) Domínguez (3) Benítez (2)
Rentería (2) Carrillo (2)
DT: Omar Labruna

Cambios: Trujillo (3) por Carrillo (17'ST), Asencio (SC) por Benítez (26' ST)
Expulsado: Olave (47 'ST)

Estacio (4)
Viveros (3) Viáfara (4) Aguilar (4) Benalcázar (3)
Caicedo (3) Ruiz (3) Marangoni (4) Millán (4)
Montero (SC)
Castillo (3)
DT: Nestor Otero

Cambios: Zuleta (3) por Montero (22'PT), Torres por Millán (11'ST), Benítez por Castillo (37'ST).

Central: Wilmar Roldán (1).

*** (1) Pésimo (2) Malo (3) Aceptable (4) Bueno (5) Excelente (SC) Sin calificación.


Temas:

1. ¿Soluciones a los problemas?
2. ¿Qué es lo que pasa con el Cali?

Mil disculpas por la demora.

Obelisco

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

viernes, septiembre 22, 2006

Cuentas alegres (Previa)

---
El Cali está cerca de conseguir su clasificación a los cuadrangulares semifinales pero no debe aflojar para obtener el cupo directo a Copa por Reclasificación.
---
Las cosas están así:

El Cali tiene en este momento 19 puntos en la tabla de la Mustang II y es segundo. Vamos a suponer que con 28 puntos se clasifica seguro. El promedio para entrar de los últimos campeonatos ha sido de 27 puntos.

Los partidos que le quedan son los siguientes:

Fecha 11. Cali vs. Huila: Debe sumar los 3 puntos (22).
Fecha 12. Bucaramanga vs. Cali: Podemos sumar un empate (23). Este partido es en Barranca.
Fecha 13. Cali vs. Cartagena: Debe sumar los 3 puntos (26).
Fecha 14. Pereira vs. Cali: Se puede sumar un empate (27).
Fecha 15. Cali vs. Millonarios: Lo normal es que el Cali gane (30 pts. clasificados tres fechas antes).
Fecha 16. Pasto vs. Cali: Se puede sacar el empate (31).
Fecha 17. Cali vs. Quindío: Debemos ganar (34).
Fecha 18. Medellín vs. Cali: Se puede el empate si sigue Luna de técnico del DIM (35).

Como ven, de los partidos que quedan el único que está complicado es con el DIM en Medellín, pero para esa fecha debemos estar clasificados. No se puede aflojar porque la Reclasificación está peleada. Algo positivo es que Tolima tendrá que jugar con la segunda para poder pelear en la Copa Sudamericana.

Estas cuentas son asumiendo el nivel del Cali y de los otros equipos. Lo normal sería sumar sólo los puntos de local, con los cuales llegaríamos a 31 puntos y también clasificaríamos. No me angustia el tema clasificación.

Ahora el Huila...

Los equipos de Néstor Otero siempre juegan 4-3-1-2, abriendo las bandas. De visitantes son bastante defensivos y en este torneo su desempeño no ha sido bueno. Han logrado solamente un punto de visitante, en la primera fecha frente al Millonarios. Las derrotas: Chicó, Envigado, Nacional y Tolima. Los últimos partidos sin embargo los ha luchado hasta el final. Nacional le pudo ganar con un gol de último minuto de la "Chaza" García y Tolima tuvo que esforzarse más de la cuenta para obtener la victoria.

Otero dispone de un plantel balanceado en experiencia y juventud. Carlos "Telembí" Castillo, Luis "La Puya" Zuleta, Bélmer Aguilar y Elkín Calle constituyen la cuota de experiencia. Los argentinos Maxiliano Flotta y Rodrigo Marangoni han sido los refuerzos de esta temporada y han dado resultados, especialmente el último de quien dicen en los diferentes medios fué la figura frente a la Corporación por su técnica individual y para generar jugadas de peligro en el área contraria. Es el jugador para referenciar. Los juveniles los provee la cantera del Cali, son Donald Millán un mediocampista de buen manejo y Freddy Montero que tuvo algunas apariciones en la delantera de la primera del Cali el año pasado.

Para este partido los juveniles Montero y Millán tendrán asegurada su titularidad por la norma. Huila no podrá contar con su arquero Juan Carlos Mosquera, quien debe pagar un fecha de suspensión y será sustituido por Luis Estacio. El veterano Francisco Javier López tampoco será de la partida porque se encuentra en departamento médico con una incapacidad de 15 días. Maximiliano Flotta y Elkin Calle están en duda para el partido del domingo.

Por los lados del Cali, Rivas podrá jugar porque el sub-17 Andrés Pardo fué llamado a la selección Colombia sub-17 del técnico Lara. La norma lo habilita para jugar este domingo (noticia Antena2). Por lo demás Hurtado ha estado entrenando con la titular junto con Loboa. Carrillo y Rentería harán parte de la delantera azucarera. El argentino Ferreyra no hará parte de la nómina al encontrarse suspendido por acumulación de amarillas. En el banco esperamos que esté Trujillo. Lastimosamente no hemos oido nada de Viveros. Personalmente espero que se le dé la oportunidad en un partido como este para que vaya tomando ritmo para las semifinales.

Para ganar este partido el Cali tiene que imponer la condiciones tal cual como lo hizo ante Envigado. Marcar gol en los primeros quince minutos de juego, porque el Huila basa los resultados en su experimentada defensa. Hay que tener cuidado porque los pelaos Millán y Montero querrán demostrar que han ganado en fútbol para poder regresar a entrenar a Pance el próximo año. Patiño y Valdés tienen que cumplir en marca, referenciando a Marangoni. Rivas y Caballero tiene que estar concentrado porque Zuleta y Castillo (que seguramente entrará pronto por Montero) tienen muchos partidos encima y definen muy bien en las 16.50.

Probables formaciones:

Deportivo Cali: González; Hurtado, Caballero, Rivas y Benítez; Loboa, Valdés, Patiño y Domínguez; Carrillo y Rentería.

Atlético Huila: Estacio; Calle (?), Viáfara, Aguilar y Benalcázar; Rodrigo Ruiz, Donald Millán, Germán Caicedo y Rodrigo Marangoni; Zuleta y Montero.

------------------

Los sitios confirmados donde se puede ver los partidos son:

La Bombonera: Cra 7 No. 117-30 Tel. 6200280 (abre domingos de 12pm a 6pm).
Cigarrería Los Pirineos: Calle 140 con 19 al lado de Foto Japón.

Queda pendiente por averiguar si en el Café Locos por el Fútbol lo transmiten: Cra 15 No. 95-76 Tel. 2573718. En el transcurso del día les estoy confirmando.

Los demás sitios a los que he llamado no abren los domingos o tienen Directv.

Para los partidos de los miércoles, está la opción de la Casa de la Cerveza, pero para eso todavía falta.

Temas.
1. ¿Está fácil la clasificación a los cuadrangulares?
2. Resultado del partido. El anterior no lo cogió nadie.


Obelisco

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

miércoles, septiembre 20, 2006

Los clásicos (editorial)

----

Los directivos y periodistas se han perrateado los clásicos por su afán mercantilista. Ahora todo partido medio interesante es un clásico. Eso no es así. Vamos a ver cuando un clásico es realmente un clásico.

Hay varios ingredientes que combinados hacen que un partido lleve este adjetivo.

Uno de ellos es que tiene que haber una historia de partidos entre los dos equipos. Por ejemplo el Manchester United y el Manchester City han jugado una innumerable cantidad de partidos en sus más de cien años de antiguedad. El resto del mundo no llamaría esta rivalidad un clásico, pero para los hinchas de estos dos equipos es un partido aparte. En Italia sucede algo similar: el gran derby italiano, Juventus - Internazionale, es el único partido que se ha jugado cada campeonato desde que comenzó la Serie A. Lastimosamente para la historia de este clásico, va a ser interrumpida por el descenso de la Juve debido al tema de compra de árbitros. No hay necesidad de decir que la Juve aventaja al Inter.

La rivalidad cultural y/o política también es una característica importante. El ejemplo más destacado es el derby español: FC Barcelona y Real Madrid. El equipo blanco representó al oficialismo franquista en la posguerra civil española. Franco le metió la mano hasta donde pudo al campeonato de la madre patria para que los "Merengues" ganaran todo lo que se les pasara por en frente. El FC Barcelona, equipo catalán, cultura bastante diferente a la de Castilla, es el orgullo de un pueblo reprimido por el franquismo. La lucha separatista catalana se vió representada por sus "soldados" en el equipo culé. La situación política fué la causa de la gran rivalidad, en el que para mi, es el clásico más importante del mundo. Mención aparte, y como curiosidad, el Espanyol era el equipo de los ricos en Cataluña y apoyaba expresamente al franquismo. Razón por la cual hay también una aversión marcada entre estas dos escuadras. Espero que ahora entiendan el por qué de la botella de J&B en la cancha del Camp Nou el día que Figo volvió a Barcelona con la camiseta del Real.

El tema religioso también es de interés, especialmente en el duelo Celtic y Rangers en Escocia. Ambos equipos luchan por la supremacía de títulos. Es hasta curioso, porque luchan por cual gana más títulos seguidos. Hay seguidillas de 8 y 9 títulos allá (creo que hasta más). Pero la rivalidad se fundamenta en que el Celtic tiene una base de fanáticos católicos y el Rangers una protestante. En el Reino Unido estas diferencias son muy importantes, acá en Colombia, como la gran mayoría de su población es católica no tenemos ese tipo de "enemistades".

La supremacía local o nacional es uno de los factores clave para que un partido pueda ser señalado como un clásico. Ejemplos hay muchos, River Plate y Boca Juniors en Buenos Aires, Peñarol y Nacional en Montevideo, AC Milan e Internazionale en Milán, Chivas y América en México, etc. Para la hinchada siempre lo más representativo es ser el mejor, el papá del vecino de patio, ser lo más grande en el sitio donde residen. Por esto se viven con tanta pasión los clásicos locales. Boca por ejemplo, llama "hijos nuestros" a los hinchas de River, porque aquellos tienen más títulos y mayores partidos ganados que los "Millonarios".

También están las diferencias sociales y la filosofía de juego. En Buenos Aires, el River es de la clase alta y el Boca es de la clase trabajadora; el juego ofensivo vs. la garra. El periódico The Guardian ha catologado este encuentro como el Top 1 de eventos deportivos a los cuales hay que asistir antes de morirse.

En general, y para ponerlo en términos matemáticos, la grandeza de los clásicos es proporcional a las diferencias sociales, culturales y filosóficas de los equipos y a la sumatoria de éxitos que cada uno de ellos haya alcanzado y su situación futbolística e institucional actual, multiplicada por el número de partidos jugados.

En Colombia también hay algo de todo esto y algo más: el factor corrupción. Está por todo lado y es hoy por hoy uno de los grandes determinantes para definir un clásico en nuestro país.

¿Cuál es el gran clásico colombiano? No existe. Eso sí, se han inventado varios:

Nacional - Millonarios, por ejemplo. Aunque a la mayoría del pueblo colombiano no le interesa este partido, sí tienen una historia (primer ingrediente). Nos podemos remontar a aquella serie de Copa Libertadores (octavos) donde se batían Rodriguez Gacha y Escobar Gaviria por cuál era más vivo. El duelo lo ganó el paisa en uno de los 14 arbitrajes más polémicos del fútbol colombiano (¿remember Hernán Silva?). No hay duda de que los dos tenían grandes equipos, pero la mano negra lo ensució todo y de ahí surgió la enconada rivalidad. También le pueden añadir las diferencias culturales entre paisas y capitalinos (provincia vs. capital) y la pelea por cuál es el más grande. Los azules dicen que ellos porque tienen la mayor cantidad de títulos a nivel nacional y los montañeros porque ganaron una Copa Libertadores (pero el Caldas también ganó otra, ¿entonces?). En conclusión, viven de la historia porque los paisas ganaron la Copa hace más o menos los mismos años que los azules su último título: como veinte.

El otro invento es Nacional vs. Corporación. Estos dos en su época de gloria ilegal, a principios de los noventas (la Corporación desde finales de los setentas), dominaban el ámbito nacional. No se puede negar que jugaban el mejor fútbol y tenían los mejores equipos, pero ¿a costa de qué? Muertos, sangre, bombas... la ruina del país. Hoy por hoy esto no es un clásico, la Corporación cayó víctima de su propio invento y está próximo al descenso a la B. El Nacional se salvó porque Ardila Lulle vió un negociazo explotando las ganancias provistas del recaudo de taquilla por la hinchada paisa. Uno se acabó y el otro se volvió negocio. Además las diferencias futbolísticas son muy grandes para llamarlo un clásico. Lo único que quedaría sería el ingrediente cultural, pero pesa ya muy poco.

Cali y Corporación. Fué un clásico nacional a mediados de los ochentas cuando el Superdépor contaba con lo mejor que un equipo legal y honesto pudiera tener y la Corporación con lo mejor que la coca pudiera comprar. El Cali vió caer su valla varias veces producto de la gestión corrupta del dueño de la Corporación. La compra de árbitros, los sobornos a jugadores, las artimañas y triquiñuelas corporativas volvieron de este clásico nacional una afrenta a la moral. Todavía persiste como clásico local con algo de emoción, porque los azucareros cada vez entierran más al "limpión"en la B, cobrándole con intereses esa larga y dolorosa deuda.

Millonarios vs. Corporación. La pelea por la supremacía de campeonatos. Los azules ganaron 11 estrellas en franca lid y 2 con el "Cheque" García en 60 años de historia. La Corporación no tiene absolutamente ninguna estrella limpia. Dos equipos bastante malos que no producen emociónes al verlos. No clasifica.

Cali y Nacional. No lo veo como clásico. No hay una historia de partidos memorables. La diferencia en victorias del azucarero al montañero es muy amplia. Podría condimentar un poco la diferencia cultural y que los dos se encuentran bien institucionalmente. Desde la perspectiva del Superdépor es una lucha contínua y casi que quijotesca contra la corrupción en el fútbol, o sea, todo lo que simboliza el Atlético Nacional. Algunos podrían estar en desacuerdo conmigo y catalogarlo como uno de los clásicos de la moral en nuestro país (hay varios). Es el clásico del futuro.

Ni Caldas ni Junior entran en esta contienda, porque aunque son grandes equipos, no le ponen el suficiente picante para que algún encuentro con ellos no pase del calificativo "interesante".

Santa Fé salió de la lista de los grandes hace tiempo y sólo se queda compitiendo en el ámbito local (el Distrito).

Pasándonos al tema del Cali propiamente, estamos cocinando uno que otro clásico por ahí. El Tolima, que ha crecido prodigiosamente en fútbol desde hace unos años se ha vuelto un rival difícil para el Cali. Clasifica con continuidad a las finales, y se vuelve complicado ganarle por su módulo táctico 4-4-1-1. Hay una deuda pendiente por el campeonato que se perdió en el 2003. El otro es con el Nacional, al cual nos vamos a encontrar de seguido en las próximas finales de estos torneos cortos.

Así como se van generando nuevos clásicos para el Cali, otros se están acabando. La Corporación no representa ningún reto serio para el Cali. Sabemos que no han ganado nada, por lo menos por la vía legal. Siempre han sido un equipo chico. Futbolísticamente el Cali produjo mejores jugadores. Institucionalmente la diferencia es abismal. Deportivamente los tenemos de hijos, y ellos pronto se irán castigados a la B. Hay emoción por ser un clásico de supremacía local, pero cada día tiene menos importancia. El Cortuluá será el rival de patio (Valle del Cauca) del Cali en pocos años en la Primera A.

Con Millonarios había algo también, pero ya eso se perdió porque les ganamos en Bogotá, Cali, Tunja y la Conchinchina. Cuando el Cali viene de una mala racha, siempre va en busca del azul para recuperarse.

En conclusión, en Colombia todo está al revés y no hay equipos que por pasado y presente puedan llamar a un partido entre ellos el gran clásico colombiano.

¿Uds. qué opinan?
¿Existe el gran derby colombiano?
Si existe, ¿cuál es y por qué?

Obelisco

PS: Los sitios para ver los partidos en Bogotá serán publicados en la previa del viernes.

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

domingo, septiembre 17, 2006

Partido malo

---
Por qué pasan estas cosas cuando se llena el estadio.
---
Podría hacer la síntesis minuto a minuto, pero para un partido tan aburrido no lo considero necesario. La fiesta estaba lista porque la asistencia fué masiva. Daba por sentado un gran espectáculo pero más pareció un partido de amigos y no de rivales. Qué lástima.

El primer tiempo fué un bodrio. El Nacional (Aredes tenías razón) salió a esperar atrás. El Cali tomó la iniciativa pero completamente equivocado en su ataque. Benítez intentó por la banda derecha tirando centros a Ferreyra que no pudo alcanzar en ningún momento. Rentería corría desordenado por todo el frente de ataque. Domínguez perdido. Herrera no daba un pase bueno, trasladaba mucho y siempre perdía el balón. Las líneas estaban adelantadas y los laterales salían sin generar peligro. Los espacios estaban ahí porque el Nacional no presionó mucho. No sé qué pasó, pero si me dicen que Aristizábal y sus compadres se fueron de farra con el plantel del Cali a Juanchito, se los creo. No corrió nadie. Qué lentitud por Dios. Qué falta de talento. La narración por el FPC tampoco ayudó.

Hubo algunas ocasiones de gol para el Cali, también muchos tiros de esquina. El Nacional no atacó mucho por las bandas porque tuvieron que bajar a Chará por la "conmoción" cerebral de Soto, y Aldo Leao Ramírez definitivamente no está en nada. A Galván no lo ví todo el partido y a Aristizábal sólo lo recuerdo alegándole al árbitro (raro, ¿no?) y - adelantandome un poquito - comiéndose un gol hecho "con el balón" en el último minuto. La leyenda no continúa, el retiro es lo mejor que le puede pasar al Sr. Maña.

El segundo tiempo fué un poco mejor porque no caminaron sino que trotaron. Domínguez se despegó un poco más de la marca y Labruna le cambió la cara al partido en una brillante lectura del mismo. Nacional jugaba a lo Maturana y Gómez, todo para los lados y nada de profundidad; esperaban contragolpear a un Cali completamente jugado a la ofensiva. El argentino entendió, primero, que Ferreyra se estaba jugando uno de sus peores partidos en el Pascual, y segundo, había que cederle un poco la bola al Nacional porque nosotros no estábamos haciendo nada con ella. Sacó a los dos de peor rendimiento, Herrera y Ferreyra, por Carrillo y Belalcázar y de pronto el Cali mejoró. Breiner metió más en el medio, se asocio mejor; Carrillo se desmarcó con velocidad y técnica de los centrales panaderos. El gol del Cali surge de una jugada prefabricada por Carrillo, que adelanta el balón en las 16.50 y Pérez (si no estoy mal) lo cruza en una típica jugada que los árbitros sancionan, sea o no sea (esta parece que sí fué, pero no meto las manos en la candela). Domínguez cobra al palo derecho de Saldarriaga y nos pone en ventaja. El Cali se relaja y le regala el balón a los montañeros. Ellos empatan con un gol de otro partido. Rojas, el único que propuso algo en el Nacional, con espacio y tiempo infinito lanza un tremendo zapatazo al centro del arco del arquero González. Lo sorprendente es que con sus más de 190cm de estatura, el "Rockero" no haya sido capaz de manotearlo. Bonito el gol, pero se discute el pobre esfuerzo del guardameta. También se discuten todos los rebotes que dió.

En los últimos minutos hubo ocasiones para ambos bandos, la más clara la tuvo Aristizábal pero ese ya esta en uso de buen retiro y nos perdonó la vida. Después, Rentería estuvo a punto de marcar de cabeza. El árbitro decretó el final del partido y ambos equipos sumaron un puntico que los ayuda a seguir en la punta de la Mustang. Este campeonato, damas y caballeros, no dá para más.



Cortesía Telepolémica

¿Qué me queda de este partido? Poco positivo. La verdad no entiendo qué le pasa a los jugadores. Con esta papaya que dió el Naciopan, sin duda alguna el más malo que he visto en los últimos 20 años, debimos ganar sobrados. No fué así y salimos con un punto del Pascual que nos sirve, para qué les digo mentiras. El punto nos sirve, le descontamos al Cúcuta y estamos a 9 puntos de lograr nuestra egocéntrica meta de 28 puntos. Que se le dió ventaja al Tolima, bueeeno...

Comparto con Juan David, el blogger de Nacional, que este es otro partido más para el Cali. Los paisas no tienen nada y no ganamos porque no estuvimos concentrados y mostramos una displicencia increíble. En las estadísticas de enfrentamientos directos somos los papás del Nacional. Lo que noto es que hay una sensibilidad por la rivalidad con los paisas en general y por el pasado - y presente - lleno de marrullas de los verdolagas. Lo que pasa es que los hinchas del Cali no gustan de las artimañas y por eso la aversión. También está claro que cuando un paisa se pone la camiseta de Nacional se torna inmamable, independientemente de quien sea. Por ahí pasa la vaina, porque deportivamente no dá para más. Ganarle al Nacional para nosotros simplemente significa hacer justicia y no tener que mamarnos el verso paisa; esa es la motivación.

Seguramente nos encontraremos por allá en noviembre en un partido en el que se juegue algo, ojalá los jugadores de ambos equipos estén en un mejor nivel para que den un poquito de espectáculo. Se lo deben a la hinchada.

Síntesis

Santiago de Cali, 17 de septiembre de 2006, 5:30pm.
Estadio Olímpico Pascual Guerrero

Deportivo Cali: 1 (Domínguez 30'ST)
Atlético Nacional: 1 (Rojas 42'ST)


González (1)
Hurtado (3) Caballero (3) Rivas (3) Benítez (3)
Valdés (3) Patiño (3)
Herrera (2) Domínguez (3)
Ferreyra (1) Rentería (3)

DT: Omar Labruna

Cambios: Belalcázar por Herrera y Carrillo por Ferreyra.


Saldarriaga (3)
Soto (SC) Mendoza (3) Pérez (3) Passo (3)
Amaya (3) Chará (3)
Ramírez (2) Rojas (3)
Aristizábal (1) Galván (2)

DT: Héctor Quintabani

Cambios: Zapata (3) por Soto, Echeverry por Ramírez.

Central: Éder Vergara (2), no tuvo nada que ver en el resultado pero muy equivocado en sus apreciaciones.

Figura: El público.

*** (1) Pésimo (2) Malo (3) Aceptable (4) Bueno (5) Excelente (SC) Sin calificación.


TEMAS


1. ¿Este partido es de verdad un clásico?
2. ¿Qué fué lo que pasó? ¿Será que yo vi otro partido? (Las síntesis de otros medios no coinciden conmigo.)
3. ¿Qué podemos mejorar?
4. ¿Dónde vamos a ver los partidos del FPC en Bogotá?

Que empiece la polémica...

Obelisco

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

jueves, septiembre 14, 2006

Acabemos la "leyenda" (Previa)

---
Cali y Nacional deben dar el mejor espectáculo con el equipo completo. Aristizabal no viene bien.
---
El duelo con Nacional tiene un sabor especial por la rivalidad del Valle con Antioquia, la historia de sus equipos y por el pasado de arbitrajes amañados del verde montañero.

Cortesía de Flash les hago el resumen de "hazañas" de los paisas:

1992: Se jugaba el cuadrangular final. Penúltima fecha. Si el Cali ganaba en Medellín se coronaba campeón sin importar los resultados de la última fecha. Empezó el partido y Cali metió un gol. Poco después metió el segundo pero O. J. Ruiz lo anuló por "fuera de lugar" de Sotelo. Luego hubo un borbollón en el área del Cali pero la pelota nunca entró. Ruiz pitó gol para Nacional. Recuerdo que al día siguiente, Marino Millán dijo que era "lo más deshonesto que había visto en el fútbol colombiano”. El partido terminó 3-1 y ese año el "limpión" quedó campeón.

1996: Cali había sido el mejor por mucha diferencia en ese larguísimo torneo de año y medio. Jugábamos en Medellín el cuadrangular final y Mafla metió un gol. Luego, en el área del Cali un jugador del Nacional le cometió falta al defensa del Cali. ¿Qué pitó Felipe Russi? Penal a favor de Nacional. El partido quedó 1-1. Al final, Cali quedó campeón a pesar de todo.

Pero eso sólo es con el Cali, porque la mano negra se extiende a todo el territorio nacional:

Este año: El partido contra Tapita en Medellín. El arquero de Nacional, como último hombre, detiene el balón con la mano fuera de las 16,50. La decisión arbitral era clarísima: tiro libre para Tapita y roja directa para el arquero de Nacional. Barahona le sacó amarilla al arquero Ospina en una violación flagrante de las normas de juego. Luego expulsó a un jugador de Tapita por protestar.

Contra Cúcuta: Un jugador de Nacional le busca pelea a la "Babilla" que era el goleador del Cúcuta. Al final, expulsaron a la "Babilla" (de esa forma evitaron que jugara contra Nacional en Cúcuta) y a Nacional lo dejaron con sus 11 jugadores. A pesar de todo perdieron los dos partidos contra el "Sangre y Luto".

Contra Tolima: El único que vió el penalti con el que empató Nacional fue el árbitro Panesso.

Contra Boyacá Chicó: Pimentel protestó la forma en que el árbitro pitaba faltas inexistentes a favor de Nacional y no le pitaba nada a favor de su equipo.

Contra todos: siempre hay un expulsado del equipo visitante cuando se juega contra Nacional en Medellín.
Todo esto, más los paseos a árbitros de Copa Libertadores y el posterior asesinato de árbitros nacionales ha llevado a que sea tildado como el Atlético Arbitral.

Señores, recen para que ni Panesso, Barahona o Ruiz sean los centrales el domingo. Nos desarman el equipo. Sin embargo, con todos estos hechos indiscutibles, Carlos Antonio Vélez tiene la osadía de decir que es el equipo más perjudicado por la Comisión Arbitral. No hay derecho.

-----------

La DIMAYOR nos tiene acostumbrados a cambios sorpresivos en las reglas del campeonato. Ahora, por la convocatoria de los juveniles a la selección sub-20, los equipos del FPC pueden alinear a un jugador suspendido por cada "pelao" convocado por Lara, y además no están obligados a ingresar al terreno de juego con un sub-21 y un sub-19 en su nómina titular.

El Nacional, entonces, puede alinear sin problema a dos de sus tres suspendidos: los venezolanos Rey y Rojas, y a Camilo Zúñiga. El Cali podrá tener a Ferreyra, que
estúpidamente se hizo sacar la tercera amarilla consecutiva en el partido contra la Corporación. Loboa y Bernal están entrenando con Lara en estos momentos. Por su parte, Nacional tiene al arquero Ospina en el microciclo sub-20.

-----------

El Arbitral tiene un equipo poderoso y a un técnico conocedor. Desde que llegó Quintabani no le marcan gol (443 minutos). El problema es la ofensiva. Narizabal nada que coge ritmo y Galván (el "mejor amigo" corporativo) hace lo que puede. El brasilero Adriano todavía no tiene peso y Echeverry sólo sirve de suplente. En los últimas cinco fechas, los partidos que ha ganado, los gana sólo por un gol de diferencia (el único que hace).

Actualmente se encuentra en la cuarta posición de la Mustang con 17 puntos producto de 5 victorias, 2 empates y 2 derrotas. Buen rendimiento para el "Todos contra Todos". Igual no se necesita mucho más.

Quintabani eliminó el desorden de Navarrete y puso a jugar al equipo a lo que más sabe (4-2-2-2) con muchísima salida por las puntas con Zúniga, Chará y Rojas. El jugador clave de este equipo es el argentino Sergio Galván Rey, el rey de los goles corporativos (cada vez que se los encuentra les clava de a 5). Galván puede jugar en punta o de media punta, es un jugador escurridizo, con muy buen posicionamiento en el campo, buen pasador y se asocia bien; además afinó la definición desde que se comió un gol hecho con el Caldas, que eliminó a los manizalitas de una Copa Libertadores. A ese hay que referenciarlo. Otros jugadores importantes son Ramírez y Aristizábal. El primero surgió como figura del Santa Fé, después se "sindicalizó" y no quiso jugar, porque por arte de magia cuando pasó a Nacional se tornó en el as del mediocampo panadero. Viene de una larga lesión y llega sin ritmo. Aristizábal, el jugador más mañoso que ha visto el fútbol colombiano en toda su historia (hay quienes dicen que Serna, pero yo me quedo con el narizón), no anda en nada y llega lesionado al clásico de verdes por una contractura en uno de sus muslos. En el partido pasado se comió un penalti, que según dicen, fué cobrado displicentemente. Con todo y esto, el "Señor Gol, la leyenda continúa..." - ¡hágame el hp favor! - puede suplir sus deficiencias físicas con maña (buscando penaltis o expulsiones) o con la experiencia. Hay que estar muy pendientes de esto. La defensa aunque no recibe gol, no tiene jugadores de alto valor técnico. Soto es un jugador torpe; Mendoza rinde, pero cuando entra en racha es peor que Benítez; Pérez el sub-21 se ganó el puesto; y Passo no ha mostrado nada desde que llegó a Medellín. La figura es sin duda el arquero Ospina, pero para fortuna nuestra no va a jugar.

No creo que Quintabani venga
este domingo a hacer lo mismo que hizo con Pasto. No le queda bien colgarse del horizontal. Una cosa es Pasto y otra bien diferente Arbitral. Tendrá que salir a dar espectáculo. ¿Adivinen por dónde van a atacar? Seguramente se inclinarán hacia su banda derecha para aprovechar lo poco que en defensa hace Benítez, aunque su juego no es por esa lateral. El venezolano Rojas, que muy posiblemente será titular, ingresará con velocidad por su banda izquierda y se encargará de tirar centros cruzados para que Aristizabal haga los goles o busque la pena máxima. Ramírez jugará acompañándolo por esa banda, desequilibrando en la individual. Chará y Amaya cuidarán a Domínguez y le caerán escalonadamente. Chará sin embargo es más mixto, y Amaya será el verdadero bravero del mediocampo montañero. De los defensas el que más sale es Soto - se esperaría que fuera Passo, pero no es así - y el que mejor media distancia tiene es Mendoza. Saldarriaga viene a pelear un puesto que tiene perdido por la norma y sus torpezas.

El Cali se tiene que cuidar mucho, porque las desconcentraciones nos las van a cobrar caro.

  • Benítez y Rivas debieron entrenar con psicólogo estos días para que estén pendientes del partido y no de las bastoneras.
  • Herrera, tiene que jugar abierto cubriendo en primera instancia nuestra banda derecha y jugando a la espalda de Passo.
  • Hurtado tiene que mejorar porque el ataque por las bandas del Nacional es muy peligroso. Benítez ni se diga.
  • Domínguez tendrá que aguantar los primeros minutos y después desequilibrar con pases largos para evitar la marca de Amaya, buscando espacios vacíos para que Rentería gane por fuerza y Carrillo por técnica y velocidad.
  • Carrillo también debe buscar faltas cercanas al área para que Domínguez y Valdés puedan probar a Saldarriaga en el tiro libre.
  • Valdés y Patiño tienen que ablandar a Ramírez de entrada. Una "patadita" inteligente de alguno de los dos en los primeros minutos deja listo al mediocampista.
  • A Narizabal no hay que buscarle pelea, ni dejarse distraer de él, o dejarlo hablar mucho con el árbitro, ni mucho menos tocarlo en las 16.50 porque se tira y el central no va a dudar en sancionar el tiro penal.

El Superdépor está fresco en la primera posición del campeonato, con 18 puntos y muchos goles de visitante. Debe ratificar su casta en el Pascual Guerrero, después de perder su último partido en casa con el Chicó. Las victorias contra Envigado y la Corporación por marcadores abultados deben subir la moral de los jugadores pero no deben cegarlos. Este es un oponente de verdad, ya vencimos al 15 y al 16, y esto no es lo mismo. Ojo.

Veo que el Cali puede ganar el partido si no se desconcentra y cae en el juego de los más veteranos del Arbitral. Este es un partido de huevos. No dudo que la genta vaya a ir al estadio. La venta de taquilla está lenta pero confío que van por lo menos 30,000.

Es la hora de ganar en Cali después de dos años. El equipo de Labruna viene saldando cuentas pendientes. Llegó el momento de tachar a Nacional del libro negro.

Estos equipos se encontrarán en el futuro en instancias definitivas. De todas formas, el partido garantiza espectáculo, buen fútbol y goles. ¿Qué más le pide uno a la vida?

Probables formaciones:

Deportivo Cali: González; Hurtado, Caballero, Rivas y Benítez; Valdés, Patiño, Herrera y Domínguez; Rentería y Carrillo.

Atlético Arbitral: Saldarriaga; Soto, Mendoza, Pérez y Passo; Chará, Amaya, Rojas y Ramírez; Galván y Aristicebo.

Temas
1. Resultado del partido (armemos la polla).
2. Comentarios de la previa
3. ¿Van a influir los árbitros en el partido?
4. ¿Qué hacemos para que los hinchas llenen el estadio?

Obelisco

élite: minoría
selecta
o rectora
(R.A.E.)

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

miércoles, septiembre 13, 2006

A propósito de la asistencia (editorial)


En las últimas fechas la asistencia a los partidos del Deportivo Cali ha sido deficiente. No van más de 15.000 personas al Pascual Guerrero en un partido de mediana importancia. Es bastante particular sabiendo que las campañas del Cali han sido buenas en los últimos dos campeonatos. El año pasado obtuvimos nuestro octavo título y apenas en junio fuimos subcampeones después de un brillante remate de torneo. Pero la gente no va y es extraño porque en los años del aguante el equipo tenía más apoyo de su hinchada.

Las razones de las malas taquillas, sin embargo, son muchas y harto importantes.

El hincha verdiblanco se ha caracterizado a través de la historia por ser una persona culta, trabajadora, con muy buen entendimiento del juego; en general se ha caracterizado por ser de élite. Esto no cambió aún cuando no obtuvimos títulos producto de las triquiñuelas del narcotráfico en los equipos del fútbol profesional. Fueron muchos años de aguante y de ver como los vecinos de patio hacían y deshacían a sus anchas conel beneplácito de sus hinchas, la sociedad, la DIMAYOR y el Gobierno. Pero ahí seguíamos sin perder la esencia. Para fortuna nuestra la casa se puso en orden, la ciudad ya no está tan infestada de narcotraficantes, los que hay manejan un perfil bajo; situación que se presenta por la lucha antidrogas de los Estados Unidos de América y su política exterior. Por fin el Cali vuelve a celebrar un título, las finanzas del equipo mejoran, se adhieren mayor cantidad de socios al Club, el estadio... en fin, la infraestructura mejora. Con todas las piezas puestas y el engranaje institucional andando los hinchas esperan sólo triunfos.

Las directivas en cabeza del "Canciller" lo montan todo desde el punto de vista administrativo, pero lo deportivo queda en veremos. La hinchada se maravilla con lo que hay en términos de sedes, Tienda Verde, democratización, socios y espera que todo esto se traduzca en títulos y gloria para el equipo verde de Cali. Esto no sucede. Empiezan los tumbos, los cambios de técnico cada 8 días, la contratación de mercenarios que no sienten la camiseta, y las derrotas contínuas contra equipos con menos de lo que tiene el Cali. Los socios de segundo piso se tomaron atribuciones que no tenían por culpa de la inoperancia de la junta, creyendo que podían sacar jugadores y técnicos con sus silbidos. La hinchada se dividió.

La derrota en la final contra el Tolima sembró un manto de duda que aún no nos hemos podido quitar. Perder con un equipo chico nos dolió a todos, y sobre todo porque nos ganó con jugadores de nuestra propiedad y que habían salido por mal rendimiento. Después de esto, una seguidilla de malos resultados. En especial con el equipo de Jaime de la Pava. Cuando íbamos al estadio no sabíamos qué podía pasar en un partido contra Pereira o Chicó o Envigado o el Unión. El Cali nos podía salir con cualquier cosa. A los grandes tampoco les podíamos ganar. La única consolación la teníamos (tenemos) con el hijo bobo, la Corporación. Los chicos empezaron a ganar cosas, Tolima, DIM, Pasto en finales, Santa Fé otra vez en finales, el Caldas campeón de la Libertadores (qué bofetada tan brava) y nosotros esperando. Esa irregularidad mató a los fanáticos y nos alejó del estadio. Nuestro equipo no jugaba a nada, no había compromiso de los jugadores, se hablaba de indisciplina en el plantel. Con todo y eso llegábamos a las finales, pero no sin convencer a la exigente parcial azucarera y ahí decepcionábamos.

Con el título de Sarmiento todos pensábamos que la situación iba a cambiar. Yo no lo niego, no esperaba esa estrella y menos con el planteamiento ultradefensivo del paisa. Pero las cosas se dieron así y había que celebrar. El "Canciller" salió por la puerta grande con título en el bolsillo y se renovó la junta, posterior a unas elecciones para mostrar internacionalmente por su organización, elegancia y limpieza. Rápidamente nos bajaron de la nube. Los refuerzos no llegaron, el equipo quedó cojo y Corinthians, Tigres y Católica nos lo cobraron con creces, permientiéndonos sumar sólo un miserable punto de 18. Luego, otra vez indisciplina y jugadores separados del plantel titular. La historia parecía repetirse. Sarmiento sin mucho sacá nuevamente el equipo adelante en la Mustang y nos llena de esperanzas al clasificar a otra final. La novena estaba ahí, pero volvimos a caer contra otro chico y con eso el Cali terminó por triturar a su hinchada. Eso en cuanto a lo institucional y deportivo.

La otra culpa la comparten DIMAYOR y equipos profesionales. El diseño del torneo es una mezcla patológica de campeonato tipo copa y tipo liga. Me explico: tipo Copa es como la Champions League en la que se juega un cuadrangular y luego los mejores se encuentran en enfrentamientos directos para determinar cuál es el mejor de todos. En la tipo liga, (por ejemplo la Premiership Inglesa) se enfrentan todos contra todos y el que más número de puntos obtenga es el campeón. Acá jugamos a lo colombiano, a nada. Los equipos salen a jugar todos contra todos para clasificar a un octogonal final donde arrancan de cero. La fanaticada sabe que ir de primero todo el campeonato no asegura un título o una clasificación a algún torneo internacional si el rendimiento no continúa en los cuadrangulares finales, y es muy diferente jugar un torneo de liga a jugar un cuadrangular tipo copa. Todo se define en 8 partidos, por el afán de dinero (que tampoco se ve) de una dirigencia ignorante. No hay ningún tipo de emoción en el 70% del campeonato. Si no se define nada, no hay una motivación para que el hincha vaya al estadio. En los torneos tipo liga es muy importante sumar en cada partido sin ceder terreno, y cada punto que se obtenga es valioso, por eso cada partido es una final, y la gente sabe eso. En los partidos de Copa, el que no juegue bien, sale y eso promueve la emoción en cada juego. Acá, ni lo uno ni lo otro. El "Todos contra Todos" es la pretemporada y el campeonato se reduce a semifinales y final. Ahora, ¿qué tanto nos llama la atención una pretemporada? De pronto en algo, pero no mucho. Por eso se pierde tanto en taquillas.

Fuera de esto, podemos hablar de los torneos cortos, con dos campeones cada año. Volvió a los equipos
inmediatistas y ansiosos de resultados urgentes. Cada seis meses vemos diferencias marcadas en los equipos profesionales. Los cambios de técnico son el pan de cada día del FPC. Los procesos se acabaron. Lo que importa son los resultados y sabemos que sin proceso no queda nada para el futuro. El reflejo más grande es la selección Colombia, que no va a mundiales desde el '98. La participación de los equipos en Copa Sudamericana y Copa Libertadores también ha sido un fiasco (exceptuando lo del Caldas, que la ganó por esas cosas del fútbol porque no fué más). Nos desaparecimos del panorama internacional.

La tercera razón sería la situación social del país. Aquí no hay plata. No hay trabajo, y los que tienen no ganan lo que deberían ganar por lo que trabajan. El narcotráfico en las ciudades está a la baja y ya no se ve circular el dinero como antes. La falsa bonanza se acabó. Ni hablemos de la violencia. Nos sostienen los envíos internacionales de las personas que fueron a buscar un mejor futuro para ellos y sus familias en otras latitudes. Toda esta pobreza también tiene efecto en el fútbol. Nadie se quiere quedar a jugar aquí. Los equipos están en quiebra, no pagan, no aseguran a sus jugadores, etc. Tampoco hay para pagar a jugadores extranjeros buenos. Hace rato que no traen a una figura de talla internacional, todas son improvisadas. Pero es que ni ellos mismos quieren venir. La mala prensa nos tiene colgados de una imagen de violencia y atraso vergonzoso (ver Mr. & Mrs Smith). Sin figuras no hay espectáculo, sin espectáculo no hay taquilla, sin taquilla no hay plata para traer figuras.

Razones para asistir al estadio son básicamente dos: la pasión por el equipo y que el equipo juegue bien. En este momento Labruna tiene marchando al Cali en las primeras posiciones con un fútbol vistoso y valiente. La caída frente al Chicó por sobreconfianza fué el gran error, y aunque se corrigió la actitud en la cancha, todavía queda el sinsabor en el hincha por los recientes acontecimientos del Tolima y Pasto. Labruna no tiene la culpa, viene realizando un buen trabajo. Les calló la boca a los periodistas y poco tienen qué decir del equipo. Por fútbol todos deberíamos ir.

La junta directiva también ha entendido y se ha adaptado a la situación del fútbol colombiano abordando los distintos aspectos. En el económico, se hacen promociones para los abonos y Tienda Verde. En términos de jugadores, se trabaja a la cantera para tener ídolos formados en el propio equipo. Esto también sale más barato a largo plazo. Se salió de técnicos reciclados cambiando la mentalidad de los jugadores. Traer a Labruna ha sido un hit.

¿Qué falta entonces? Revivir la pasión por el equipo. Esa es responsabilidad de todos, pero en primera instancia de la Junta Directiva. Con descuentos en boletas y en la Tienda Verde no van a revivir esa pasión. Tienen que hablar de la grandeza del Cali, de las gestas en los campeonatos, de su historia deportiva, de la historia de la hinchada, de sus ídolos. Que los que no volvieron al estadio vuelvan a tener motivos para hablar de Pegnoty, Iroldo, Escobar, Gallego, Benítez, Scotta, Nadal, Valderrama, Yepes. Hay que encontrar qué es lo que realmente motiva al hincha verdiblanco. Si dejamos esto en la superficialidad del dinero pues qué piensa el hincha: ¿vale la pena ir a ver al Cali por esa plata? ¿Sí sera que algún día voy a la Tienda Verde a comprar algo? ¿Sí será que el Cali gana? Eso es justamente lo que no queremos preguntarnos señores directivos. Lo que buscamos es que por pura convicción y orgullo nos sentemos en las tribunas sin tanto pereque.

Para esto tengo algunas propuestas. Terminar el estadio, tema que nos diferencia de todos los demás. La idea de los cancioneros en el estadio es buenísima y la celebro. Fomentar la creación de peñas del Deportivo Cali donde los hinchas se puedan reunir después del partido a comentar las mejores jugadas y aprender la historia del Cali. Realizar actividades sociales y concursos referentes al Cali, con premios como boletas, abonos, camisetas, viajes fuera de la ciudad acompañando al equipo. Hay que meter a la gente en el cuento del Deportivo Cali, no sólo de los resultados.

Al hincha después de tanto traspiés hay que llegarle al alma. Si el Cali gana o pierde, o si la boleta es cara o barata poco nos debe importar para meter 30.000 al Pascual cada 15 días.

Obelisco

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

martes, septiembre 12, 2006

Historia del Blog

Inicios

Desde que el periódico El Tiempo en su página web habilitó los blogs, bajo seudónimos varias personas comenzamos a escribir en el blog que Fernando Millán escribe sobre el Deportivo Cali. Tuvo buena acogida entre los hinchas del Superdépor: opinábamos dentro de un marco de respeto, algunos hinchas de otros equipos ingresaban con opiniones para discutir y en muy pocas ocasiones el blogger opinó sobre los comentarios de los bloguistas.

El blog sobre el Deportivo Cali en El Tiempo.com comenzó a fallar en diferentes aspectos:


  • La falta de cultura de muchas personas llevó a la burla, groserías, insultos, suplantaciones, entre otros; acentuadas en fechas donde el equipo perdía, perdiendo el hilo de buenos comentarios al existir solo improperios entre cientos de mensajes.
  • Fernando Millán se demoraba bastante en escribir, luego la información era desactualizada; adicionalmente los escritos eran planos, cortos. Sólo en contadas ocasiones se inspiraba y escribía buenos artículos.
  • Su autor cometió imprudencias, como subestimar rivales, burlarse del equipo sin medir las consecuencias.
  • Desaprovechó, como periodista, el acceso a fuentes del equipo que hubiera permitido un blog dinámico, actualizado y de excelente calidad.


Desarrollo

Cansados de opinar por lo reseñado anteriormente, el blogger Obelisco, quizás la persona más constante asistente del blog sobre el Cali en El Tiempo.com, materializó el blog obeliscus.blogspot.com y comenzó lo que se llamó Cultura Alternativa.

Utilizando el espacio de El Tiempo .com se promocionó el nuevo espacio y los bloguistas constantes comenzamos a vincularnos allí. Encontramos una variedad de características que generaron pertenencia de quienes ingresamos, como la posibilidad de extenderse en los comentarios sin límite de caracteres, la posibilidad de filtrar a indeseados, la capacidad de que cada miembro pudiera escribir entradas, información actualizada, opiniones diversas pero bajo un marco de respeto, entre otras.

Comenzaron a ingresar bloguistas de diferentes partes del mundo y solicitaron inscripciones, se invitaron a bloguistas de otros equipos para abrir discusiones y tener mayor conocimiento de estos, se comenzaron a publicar artículos de historia del equipo, contactos con el FRV y con el Deportivo Cali.

Consolidación

Se definió el reglamento del blog, organizando el desempeño del mismo y definiendo parámetros de conducta para evitar futuros inconvenientes.

Como comunidad y con ayuda del FRV, obeliscus.blogspot.com realizó su primera campaña, donde varios bloguistas participamos con aportes, para poner en el estadio Pascual Guerrero una pancarta haciendo alusión al excelente defensor central paraguayo Darío Caballero quien tuviera que soportar críticas infundadas de la prensa amañada de Cali.

La segunda gran campaña que nos llenó de orgullo partió de la iniciativa de un bloguista, quien redactó una carta criticando un artículo del Diario Deportivo que sembraba un manto de duda sobre componentes del Deportivo Cali, y que no tenía ningún asidero. Varios miembros enviamos copia de esa carta a dicho diario, el cual, en un editorial, reconoció la ligereza cometida, bajo parámetros de respeto.

En la página web del Cali www.deporcali.com se generó un vínculo a obeliscus.blogspot.com

Existen hoy más de 30 miembros registrados y activos.

Estos hechos llevaron a madurar el blog, hacer referencia a un nombre podía limitar el conocimiento de su contenido, por lo que Obelisco sugirió renombrar el blog haciendo referencia al equipo y así poder contar con más adeptos, por lo cual, a comienzos de septiembre de 2006 obeliscus.blogspot.com pasó a ser deportivo-cali.blogspot.com

Futuro

  • Continuar realizando campañas donde varios miembros, inclusive del exterior, están dispuestos a realizar aportes para instalar más pancartas en el estadio a través del FRV.
  • Lograr un mayor contacto con el Deporcali hasta donde sea posible.
  • Defender al equipo de ataques indiscriminados de prensa escrita y hablada.
  • Editar los perfiles de los miembros para tener la mayor información posible.
  • Vincular más socios al blog.
  • Generar un ambiente que motive al hincha a acompañar al equipo siempre.
  • Unir a la hinchada bajo una sola bandera: el Club Deportivo Cali, "La Amenaza Verde".

Jota

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

domingo, septiembre 10, 2006

El último clásico del año

---
Labruna y sus jugadores hicieron el 99% del trabajo, a las directivas les toca dar la estocada final.
---
Este era un partido histórico para el Deportivo Cali y no un clásico como todos los demás. La Corporación hoy por hoy se encuentra en el lugar que se ha merecido siempre y del cual sólo pudo salir por vías ilegales. Su nuevo cuerpo técnico y la victoria frente al DIM les había dado esperanzas de salir del hueco. Los periodistas nos saturaron con la presencia de González Aquino y Cabañas en los diferentes medios. Era el renacimiento corporativo. El Cali se encargó de darle su merecido y ponerlo en su puesto. El "limpión" no es el Milán ni el Barcelona que nos quería pintar la prensa. Es un equipo chico (siempre lo ha sido) que está en el último lugar de la tabla y que institucionalmente no tiene donde caerse muerto. El Superdépor sin esforzarse demasiado demostró su superioridad en el campo y calló absolutamente todas las bocas de la "nómina". El trabajo está practicamente hecho. ¿Qué falta? La sagacidad y oportunidad de las directivas. Mañana (lunes) deben copar la prensa con el único equipo que hay en Cali: el Deportivo Cali. Otoya tiene que hablar de su decisión de poner a Labruna, de los éxitos obtenidos con este proceso, del estadio, de las inferiores, de las sedes. Toca poner al Cali en el curubito, porque no hay nada que los periodistas malintencionados puedan decir hoy de nuestro equipo. Se tendrán que morder el codo porque la Corporación no existe y no les queda bien denigrar de los que sí sacan la cara por la ciudad. Entonces, enterremos de una vez por todas la farsa corporativa. Directivos: por favor, transmitan el sentimiento azucarero por todas partes; todos estamos escuchando.

Entrando en el partido (la gran mayoría lo vió) podemos decir que simplemente había que apretar los dientes y esperar. El primer tiempo fue bastante apretado. A González Aquino y a Cabañas les dió virtual culillo jugar con tres atrás. Arrancan con 4-4-2 ó 4-3-1-2 - cómo lo prefieran -; el 4 atrás con Bustos, Carlos Valdés, Rodriguez y Armero y Viáfara en el arco. En la primera de volantes Angulo, Canchila y Valencia; en la segunda Pacheco libre y arriba Bonilla y el no tan pelao López. Por su parte el Cali jugó también con 4-3-1-2 en ofensiva y un 4-4-2 en defensa. González Aquino vió el clásico anterior y vió que Loboa estaba listo para darle un paseo a Angulo por la derecha de padre y señor mío y por eso hizo el cambio estratégico para que el juvenil no lo hiciera ver más mal todavía. Los primeros minutos fueron enredados en el medio, Canchila y Valencia le caían a Domínguez, Loboa no podía desplegar su arsenal ofensivo y Carrillo y Ferreyra no entraban en contacto con el balón. La Corporación tenía el dominio de las acciones con Pacheco bastante claro por la banda de Hurtado. La presión les estaba funcionando y llegaban con mucho peligro. Inclusive nos salvamos de un penalti que no cobró Duarte ante un empujón clarísimo de Benítez a Bonilla. La magia llega por medio del goleador del campeonato, Álvaro Domínguez, que mete un golazo de tiro libre. Viáfara vuela, pero la brisa caleña y la precisión del mejor jugador del torneo, impidieron que su esfuerzo sirviera para algo más que una foto en El País. A continuación el Cali se mete atrás y juega al contragolpe. La Corporación intenta pero sin peligro y los verdiblancos desaprovechan 2 oportundidades claras en el contraataque en los pies de Domínguez. Valdés también se come un gol hecho por quedar a contrapierna en el rebote de un hermoso globito de Carrillo que pega en el horizontal. Teníamos para liquidar pero le dimos minutos a la Corporación para que se repusiera.

En segundo tiempo fué más de lo mismo, el "dulceabrigo" arremetiendo contra el arco del Cali y el verde contragolpeando. Todo esto hasta que por errores individuales, Bonilla se cuela entre la defensa y define al palo derecho de González. Se le abona al 8 corporativo no haber celebrado el gol. Se ganó un par de puntos con la parcial verdiblanca por ese gesto de respeto (¿o no Tigre?). Labruna seguramente ya tenía en mente el cambio de Ferreyra por Rentería, y el acierto es completo, en la primera pelota que toca habilita a Loboa quien a su vez desborda y mete un pase de la muerte al mismo Rentería que define al medio, casi como burla a Viáfara. Golazo. Cabe mencionar que Carrillo cada vez juega mejor sin balón, se lleva completamente la marca del central y deja a Rentería listo para el gol. Todos los sueños de las "empanadas" se vinieron abajo en ese momento y Cabañas seguro sintió un frio que le corría por todo el cuerpo. El partido ya estaba liquidado porque los rojos no tienen peso en la banca para voltear un partido ante un equipo bien dirigido (muy buen cambio el de Loboa por Olave). Pero faltaba el gol de nuestro gran amigo Viáfara. Hombre, no se la pongás a Domínguez a los pies y con espacio, porque te hace eso exactamente: ponerte en ridículo. Rentería define con mucha clase ante "La Venta" Viáfara (según Cabañas, el futuro de la selección Colombia; Dios no lo quiera). Pocos minutos después entra Asencio para manejar el partido, pero eso ya estaba listo y Duarte le dá inicio a las honras fúnebres de la Corporación. Chao rojos que tu papá dijo no más.



Cortesía RCN

Hay que reconocer que Labruna lee los partidos. Poco o nada se inventa. Es puro sentido común. Sentido de ganador. No podemos achacarle el haber perdido algún partido (el del Chicó) al técnico. Eso nos dá tranquilidad. Las críticas a la táctica son más que mentirosas. Atrás se ve un orden muy claro, con un achique de los espacios muy rápido que fomenta el fuera de lugar del rival. Bonilla no hizo sino caer en la trampa todo el partido. La función defensiva de Domínguez en el segundo tiempo también es trabajo de semana. Se le vió mejor en eso. La motivación de los jugadores también se le nota en el trabajo. Increíble lo de Loboa, que aunque todavía tiene cuerpo de adolescente le puso la cara (literamente) al partido. En este momento toda la responsabilidad del juego recae en los jugadores. El trabajo técnico es perfecto.

Veo un problema en el Cali que no es realmente un problema. ¿Qué vamos a hacer con tanto jugador bueno? En la primera de volantes tenemos 4 jugadores de selección Colombia. En la delantera todos la meten. Con un equipo de suplentes el Cali no debería tener mayor problema para clasificar a las finales. La meta es la Copa para empezar a vender a todos esos prodigios del fútbol a mejores ligas que la nuestra e invertir en figuras hechas que nos ayuden a ganar muchos torneos nacionales e internacionales.
Valdría la pena que Otoya y Cia. revisaran bien el contrato de TV de 2007 que transmitirá los partidos del fútbol colombiano a Chile y otros países. En la cantera está el futuro del equipo y del país.

Insisto, ya le dimos lo suyo a Gareca; Aquino y Cabañas también sintieron la grandeza verdiblanca. Faltan saldar varias cuentas todavía, y la siguiente es con el cuarto poder. Directivos, son todos suyos.


El Cali hombre por hombre.

Los titulares...

González: Muy bien. Ha demostrado que es un buen arquero. Me calló la boca. Al paisa parece que lo que le hacía falta era un buen entrenador de arqueros (Zape). Ayer tuvo unas salidas en tiros de costado muy importantes para el equipo. La defensa le cree: los grita, los organiza, se hace sentir. No tiene culpa en el gol. Muy buena paisa. (4)

Hurtado: no está en un buen nivel. Muy lento en ataque y defensa. No aprieta, parece que le faltara energía. Tampoco se entendió bien con Loboa y le dió poco apoyo en las dos fases del juego. Por su banda hubo mucho peligro con Pacheco y Angulo. Le falta poner más. (2)

Caballero: en lo suyo, neutralizó a Bonilla y a López. Muy aplicado tacticamente. Ganó todo lo que pudo por arriba. Muy seguro. Lo hizo muy bien de capitán. (4)

Rivas: mal Rivas. Entrega mal los balones, compromete a la defensa perdiendo balones en el medio. Es muy distraído y pierde las marcas facilmente. Ejemplos: el cabezazo de López que casi es gol y el gol de Bonilla. ¡¡¡Por favor Rivas concentrate pues!!! (2)

Benítez: afortunadamente llegó el "Vive". Con el perdón del FRV (y su filosofía de apoyar irrestrictamente a todos los jugadores), este personaje no puede seguir en el Cali. Regala balones por doquier, no aguanta ningún tipo de presión, transporta mucho el balón, compromete a los centrales, es un peligro en tiros de costado y tampoco aporta mucho en ataque. La banca te espera Jair. (1)

Belalcázar: un guerrero. Las corre todas, no dá balón por perdido. Además es increíblemente táctico, maneja muy bien su zona, pasa bien y siempre está libre. Gran jugador. (4)

Valdés: te quedaste con la titular Valdés. Lo de siempre, gran despliegue, muy aplicado, buen pasador, entiende los momentos del partido. Muy buena media distancia. Lástima que le falte sorpresa en el área. (4)

Iván Loboa: siente la camiseta. Por su sector cubrió bien varias de las deficiencias de Hurtado. Se metió en una batalla personal con Armero, que terminó con un codazo del rojo en la cara del pelao. No fué muy ofensivo porque siempre le hicieron escalonamientos en la marca. Pero cuando se necesitó, estuvo en el sitio preciso. La gran virtud de este jugador es que se adapta muy bien al juego de los demás. Ya lo he visto entendiéndose con Herrera, Domínguez, Carrillo, Hurtado, etc. Gran valor de la cantera. (4)

Domínguez: el mejor. Marca, pasa, arrastra marcas, juega sin balón, con balón, de tiro libre, de cabeza... Excelente jugador el 23.
Ha mejorado mucho en poco tiempo en su función de marca en el medio. Todavía le falta trabajar en el contragolpe y en jugadas de tiros de costado para cubrir a Benítez. El tiro libre del primero fué un homenaje a la estética del fútbol y podrían incluirlo en el "Manual del Balón Parado". Después de la celebración con el gorrito de "Cali Campeón" y la celebración con Castillo, ¿a alguien le queda alguna duda qué equipo es hincha? Una de las figuras del partido. (4)

Carrillo: incisivo, peligroso en las bandas, encarador, rápido. Cada día mejor en la lectura de las jugadas y en definición. Se lleva la marca del central en el segundo gol. (3)

Ferreyra: jugador importante. Aunque lento, gana todo lo que le tiren por arriba. Nadie le puede negar que tiene muy buena visión de la cancha. Su función de pívot es bien interesante. Ayer le lanzó el balón a Carrillo para que hiciera ese fenomenal globito que desafortunadamente no terminó en gol. (3)

Los suplentes...

Rentería: este "Buseta" ya se ganó a la hinchada. Cada vez que entra marca. Pero también le pone huevos. Es un jugador fuerte y rápido. La defensa corporativa ayer perdió todos los papeles con la entrada de este delantero. Yo no sé qué pasa en el Junior pero perdieron a un gran goleador. Sus definiciones son exquisitas. La del segundo es de una clase comparable sólo con la de los hinchas verdiblancos. Muy buen refuerzo y la otra figura del partido. (4)

Olave: no te tendrán sentado mucho tiempo. Le va muy bien de lateral. Es rápido y sólido en la fase defensiva. Ese cambio de Labruna acabó con las aspiraciónes ofensivas del pelao Reina. Por ahí no hubo nada. (3)

Asencio: entró para manejar el partido. No jugó mucho. Debe ganar en fuerza. Lo sabremos esperar. (SC)

Central : Albert Duarte (2)

De la Corporación ni hablo porque no existe.

Temas
1. ¿Cómo deben aprovechar las directivas esta victoria?
2. Lo bueno y lo malo del partido.
3. Por favor revisen sus correos.

Obelisco


Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.