Obelisco - Cultura Alternativa del Fútbol - Deportivo Cali

domingo, febrero 08, 2009

Primer partido 2009 - Mucho trabajo para el Cheché (doble entrada)

---

Primer Partido de 2009

Desde las Entrañas de la Cultura Alternativa
Por: Jota

El debut del Cali y su nuevo técnico generaba gran expectativa entre todos los hinchas del equipo, pero a pesar del resultado, mejor dicho, de encajar 3 goles, hay aspectos positivos que nos dan esperanza para que nuestro verdiblanco salga de ese círculo vicioso en el que llevamos varios campeonatos y recupere la vitalidad que conocimos siempre, su buen juego.

Antioquia, de un tiempo para acá, ha sido una plaza difícil para el Deportivo Cali, hemos salido con marcadores abultados en contra, tanto en Medellín como en Envigado, por eso el juego de hoy tenía algo especial para mí, aparte del debut del profesor José Eugenio, el poder ver un partido sin sufrir tanto:

Inicia el primer tiempo:

El equipo se para con Blásquez en el arco, como lateral derecho Jamell Ramos, los centrales Ánderson Paredes y Pablo Escobar, y como lateral izquierdo Dany Aguilar; una primera línea de contención con el argentino Mariano “El Occiso” Herrón y Andrés Pérez; una segunda línea con Eisner Loboa como volante derecho, Pablo Martín Batalla como armador y Felipe Pardo como volante zurdo; y Sergio “Chamorro” Herrera como 9 definido.

Los equipos se acomodan en la cancha, el Cali toma el balón y ocurre la primera aproximación sin mucho peligro; posteriormente el Envigado pasa a campo del Cali y se genera una falta cerca del área. Montada la barrera y el arquero bien ubicado, Néider Morantes toma carrera e instantes en que el jugador patea el balón, Sebastián Blázquez da un paso hacia el centro del arco, recompone su error y aunque la estirada es buena, tarda demasiado y se produce el primer gol, bonito por cierto. Si el arquero hubiera conservado su posición inicial seguro lo hubiera tapado. Comienza el sufrimiento.

Pero contrario al último partido jugado en la misma plaza, el Cali no se descuadernó, siguió tomando el balón y jugando sin desespero. Pacientemente se fue acercando al campo del Envigado, hasta que Sergio Herrera tuvo una jugada de gol que aún trato de explicarme cómo fue que la sacó el arquero, ya que fue un cabezazo cerca de la portería, pero pitaron tiro de esquina; allí viene un rebote después del cobro y “El Occiso” saca un remate potente y colocado, desde fuera del área, y tremendo golazo. Primer gran cambio con el equipo del Cheché, no desesperarse y confiar en sus capacidades. Volvía la calma.

El Cali continúa con su dominio, a mi parecer algo inofensivo, pero sin entregarle la pelota al contrario, recostó el juego por la banda derecha, jugando entre Herrón, Batalla, Ramos y Loboa, para ganar la raya y centrarle a Herrera. Pero en una jugada de saque lateral, está en el aire Ramos, el saque va a sus espaldas y Álvarez sobra a Paredes, va casi hasta la raya y tira el pase al centro del área, donde viene el "Camello" Serna y deslizándose mete el segundo. Cabe anotar que el achique de Blásquez fue bueno, pero quedó a merced del atacante. Volvía el sufrimiento.

Del primer tiempo destaco en el Cali a Batalla, contrario a sus inicios en el Cali, hoy es el referente del juego, demuestra dominio y personalidad, también a Herrón, da órdenes, tiene presencia, y lo mejor, ha hecho ya 2 goles. El lunar fue el arquero, tuvo una salida en falso en un tiro de esquina que sorprendió a los atacantes del Envigado y la tiraron por encima del travesaño.

El segundo tiempo:

No hay cambios en el verdiblanco en cuanto a nómina se refiere, pero al parecer el Cheché y el Cenizo apretaron dientes, porque el equipo tomó el balón y en un ataque por la banda izquierda, después de varios toques, Batalla se la entrega a Aguilar y éste envía un pase al centro del arco, y - adivina Jornando - ahí estaba Chamorro Herrera en su función de 9, metiéndola. Volvió la calma, ya un 2-2 era bastante.

Acá destaco otra cosa de este Cali, el desborde por las bandas y la función de 9 pescador. Herrera fue sacrificado el torneo pasado para hacer brillar a Montero.

Sigue el Cali dominando, pero en un descuido, Néider Morantes que ladra echado, envió un pase de profundidad, el Totono pica - sí, el Totono pica - y llega libre al balón, donde no estaban ni Aguilar ni Escobar, Blásquez queda a medio camino y lo baña Grisales. Buen gol. Volvía la angustia.

El Envigado pudo sentenciar el partido, sacan al Chumy Álvarez, y el jugador que entra recibe otro pase al vació por la zona de Aguilar y Escobar, en ésta Blásquez cierra su palo izquierdo y el tiro no se sabe si fue al arco o al centro. El Cali retoma el balón, se va encima del Envigado; en un centro de costado Sergio Herrera cabecea por encima del arco cuando era gol, en otra jugada Pardo recibe un rebote dentro del área, saca a su marcador y le queda el arco a su disposición, pero decide sacarse a otro y después a otro y cuando chuta ya le cierran y el balón sale desviado.

Se viene tremendo aguacero, la cancha se vuelve difícil, y en un ataque del Cali se genera un tiro de esquina. Al cobro Batalla y un defensa de Envigado, dentro del área, se resbala y con una mano alzada toca el balón. Allí estaba el árbitro y señaló el punto penal; minutos antes hubo una jugada donde un central de Envigado agarró por la camiseta a Herrera pero el juez "no la vio".

Al cobro Batalla y justo premio al mejor jugador del Cali, disparo al lado contrario de la apuesta del arquero. Volvió la calma.

Ya el resto del partido fue pasado por agua, incluso el árbitro consultó con los capitanes si seguían y ya vino el pitazo final.

Conclusión:

Un partido bueno para ser un juego de comienzo de campeonato, un Cali que tiene un cambio de mentalidad importante, muestra personalidad, jugadores que son importantes como Herrón, Andrés Pérez y Batalla, explotan las virtudes de Sergio Herrera como pescador de área, y jugadores jóvenes como Pardo, Loboa, Aguilar y Paredes que con los partidos van a demostrar todo su potencial. Podemos esperar buenas cosas del Cali en este torneo.

Aunque es un solo partido, lo de Blásquez deja mucho que desear, me quedo con la mejor expresión que he oído desde hace días, resulta que los jugadores del Cali salen por la misma puerta que lo hacen los asistentes, en ese momento sale Sebastián B. y un hincha lo toca en la espalda y le dice: "Viejo... ¡tenemos que ir subiendo el nivel!. (Se oyeron risas).

Gracias a todos.

Jota
Enviado especial Parque Estadio Sur

---

Mucho trabajo para el Cheché

Por Obelisco



La pretemporada dijo muy poco, como era de esperarse. Sirvió únicamente para saber a grandes rasgos cuáles iban a ser los jugadores titulares y si estaban bien en lo físico. La nómina inicialista fue muy similar a la supuesta por los encuentros amistosos. Porfirio Maidana hizo un trabajo a conciencia y puso a tono a toda la nómina.

El empate en Envigado es valioso. José Eugenio Hernández consigue sumar en una plaza complicada, con un terreno en malas condiciones y un equipo lleno de veteranos. Asegura en buena medida que la fanaticada azucarera acompañe en el Pascual contra el DIM.

La idea principal de Hernández era trabajar la mentalidad del equipo. Parece que ha conseguido parte de su objetivo porque la sensación que quedó en la hinchada es la de un equipo luchador que no se deja vencer por las adversidades. Tres veces estuvo por debajo del marcador y tres veces supo salir adelante. Vale la pena resaltarlo porque el Cali estaba acostumbrado a bajar los brazos apenas recibía un gol o cuando los árbitros se "equivocaban" a favor del rival. Esta vez la lucha fue hasta el final, buscando siempre la victoria.

Con el trabajo psicólogico en proceso, lo siguiente es lo futbolístico. En la pretemporada la premisa era que la defensa era lo más seguro del Deportivo Cali. Y como siempre es tan confusa y, por algún motivo misterioso, tan diferente de la competencia regular, aquella premisa se derrumbó en la primera fecha. Los goles que convierte el Envigado FC son infames desde cualquier punto de vista. En el primero el arquero comete un yerro de principiante; en el segundo toda la defensa se duerme; en el tercero, le dan espacio a los veteranos para que hagan de las suyas. El Cheché tendrá que ajustar el bloque defensivo, disminuir los espacios entre la zaga y la primera de volantes y optimizar el desplazamiento lateral de la línea en los cambios de frente. En ofensiva, la preocupación más grande hasta antes del partido, la situación no es tan grave. Pablo Martín Batalla tiene tanque para 90 minutos y además muchas ganas de triunfar, sus pases y visión de juego desempantanan los partidos. Sergio Herrera, aunque son más las que se traga que las que hace, por lo menos sabe que está para definir en la posición de nueve y que ahí es donde es clave. Herrón ayuda desde atrás y es certero en los rebotes ofensivos. Falta engranar a Pardo y a Loboa, elementos de grandes condiciones, pero con la inseguridad de los jóvenes. Con Batalla enchufado y un volante más que le colabore, el Cali puede hacerle mucho daño a sus rivales.

El tema que molestará los sensibles estómagos de la parcial azucarera será el del arquero. Muchas dudas produjo la contratación de Blázquez en su inicio. Pocos partidos jugados para un arquero que no terminó como titular en un equipo de media tabla en Argentina. El refuerzo era necesario, de eso no había la menor duda, pero el nombre como tal no caló. El primer partido del gaucho fue un desastre, lleno de equivocaciones que terminaron en anotaciones para el contrario. En los entrenamientos y en los amistosos Blázquez fue seguro y líder, llegada la competencia el giro fue total. Lo grave del asunto no es que al número uno le vaya mal y termine como nueva incorporación de la sección "Venga al Cali, Tape en el Cali" del Bestiario del Balón, sino que no hay un suplente que brinde garantías. Sin un arquero seguro es muy difícil ganar un campeonato. Al Cheché le va a tocar hacer milagros con la defensa.

Afortunadamente Zapata regresa en dos fechas para ponerle orden a la zaga. John Kennedy Hurtado está de regreso a Cali. Algunas informaciones hablan de su salida al fútbol suizo esta temporada, otras hablan de finales de año. JKH todavía no está inscrito en la DIMAYOR y dado el rendimiento de la defensa se hace imperativo que su situación se defina pronto. En los laterales también hay que actuar. A Jamell Ramos habrá que regañarlo para que no vuelva a distraerse en los saques de banda. Con Dany Aguilar es diferente porque no estuvo a la altura de la pretemporada, volvió a ser aquél jugador desordenado y flojo en la marca (función principal del lateral).

El Superdépor tiene otra actitud: busca el resultado con base en objetivos deportivos claros. El progreso futbolístico debe ser constante para alcanzar la meta trazada. El equilibrio tardará un poco en llegar pero el paso dado en Envigado es garantía de que la ruta hasta la estrella no tiene desvíos.

Temas propuestos

1. ¿Por qué la pretemporada nos dice tan poco?
2. Lo positivo del Cali en el primer encuentro oficial de 2009.
3. ¿Qué se debe corregir con urgencia?
4. Impresiones generales del encuentro Envigado vs. Cali.



Etiquetas: , ,

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

vínculos...

Crear un vínculo

<< a Obelisco