Obelisco - Cultura Alternativa del Fútbol - Deportivo Cali

jueves, junio 05, 2008

Se juega todo en Armenia (previa)

---
Las fanáticas pasaron del llanto a la alegría total. Fernando Niembro atinaba a hablar sandeces. Renato Gaucho estaba completamente loco. Boca metía y metía. Fluminense era un mar de errores tácticos, pero un dechado de virtudes individuales. Así es, dos equipos diferentes en la cancha, dos idiosincrasias, unos estaban completamente metidos en el partido y jugaron casi a la perfección, los otros que parecían sin ganas, cada vez que quisieron, anotaron. Ante un Maracaná a reventar se vivió un partido memorable.

Minutos antes, el Deportivo Cali vencía al Quindío de forma agónica. Sendos goles de Sergio Herrera y Armando Carrillo le dieron los 3 puntos al Cali en un estadio vacío con transmisión sólo por Radio Sonora AM y después con disgusto entre la barra y el plantel. Las identidades de los dos equipos que estaban en el Pascual nadie las conoce, cada uno juega a algo diferente en cada encuentro. El contraste no puede ser mayor entre una semifinal de Copa Libertadores y una anodina Copa Ardila (excepto en los comentarios de los periodistas).

Quedaron cosas positivas. Convirtieron los dos delanteros, se venció el símbolo del próximo rival y los jugadores despertaron. Muchas veces los equipos de fútbol de un momento a otro y milagrosamente empiezan a jugar bien. Se engrana una pieza faltante, algunas veces de forma fortuita otras veces pensada con anticipación y se arranca a ganar todo.

El Cali sin duda está desarticulado en varios frentes, directiva, cuerpo técnico, jugadores e hinchada
(¿todos?). Sin embargo el milagro puede ocurrir y a diferencia de lo que dice el entrenador uruguayo, el Cali no tiene malos jugadores en su nómina. Si un día de estos les da por jugar, vuelven y pintan cara como lo hicieron ante la Delincuencia en el primer exclásico de este semestre. Ese día la humillación fue tan grande que se empezaron a matar entre ellos mismos.

De Quindío no se dice mucho en los medios. Si acaso que el capitán Diego Chará puede volver unos minutos. El resto es tranquilidad para los de Armenia porque conocen la situación del Cali y además ya cumplieron clasificando por primera vez al octogonal en torneos cortos. Los de Néstor Otero pueden hacer tanto línea de 3 como línea de 4, la segunda les dio resultados en el encuentro pasado en el "Todos Contra Todos". Pero probablemente, y dado que son últimos en la tabla de cuadrangulares podrían apostarle a un esquema más ofensivo. El análisis del equipo es muy similar al de aquél partido.

En el Cali tampoco hay bajas por el momento. Hurtado y Zapata cumplieron la suspensión por 5 amarillas acumuladas en la fecha de Copa Ardila. El equipo está completo. Como novedad, ya entrena el volante de primera línea o central Diego Valdés con el equipo. El descanso debió servir para recuperar a los jugadores anímica y físicamente. Los cambios en la nómina son improbables.

El grueso de la fanaticada no espera nada de este equipo y menos después de las declaraciones del técnico (al que le parece que la nómina es "normalita"). Otros hinchas todavía aguantan y esperan cambios. Hubiera sido interesante saber que los jugadores se reunieron entre ellos, con su capitán, a hablar de lo que les pasa y desfogar un poco las frustraciones que viven, tal como lo hizo Francia en el mundial de Alemania. O que el técnico Carreño diera una luz de esperanza sobre su trabajo y nómina para que esto pueda seguir adelante. No pasó, pero igual en la cancha ellos tienen una responsabilidad cuando visten la gloriosa camiseta verdiblanca.

Lo primero es que el Cali tiene que ir a Armenia a mostrar sus credenciales, buscar el partido y ganarlo con contundencia. Carreño tiene que dejar el miedo, darle confianza a sus jugadores y ponerse serio porque su actitud en las últimas fechas es deplorable. Los jugadores tienen que dejarlo todo en la cancha, comprometiéndose con el Club que les paga y con ellos mismos. ¿Cuál estrategia deben utilizar? no importa mientras no sea mezquina y cobarde porque para eso hay otros que se visten de rosado y tienen un diablo en el escudo. Esto es cuestión de actitud, sobreponerse a los malos manejos, a las declaraciones desafortunadas de técnico y directivas, de una hinchada que no apoya, de pseudoperiodistas destructivos.

El Cali se juega una final con el Quindío, de este resultado depende su continuidad en el cuadrangular, el sostenimiento económico por recaudo de taquillas y la reputación de la marca de este gran club. Aunque por lo que sale en los medios parece que esto no se hubiera entendido, habrá que esperar hasta el domingo para ver si los jugadores comprenden lo que se juegan en terreno cafetero.

Probables formaciones:

Deportes Quindío: Alejandro Otero, Giovanny Campo, Pablo Escobar, Hanyer Mosquera, Fabio Rodríguez; Alex Mejía, Jair Valoy, Ronaile Calheira y Luis Omar Valencia; Danny Santoya e Iván Velásquez.

Deportivo Cali: Óscar Córdoba; Fredy Hurtado, Carlos Espínola, Édgar Zapata y Jaír Benítez; Camilo Ayala, Bréiner Belalcázar y Juan Guillermo Domínguez; Paolo Frangipane, Hermann Córdoba y Fredy Henkyer Montero.

Tema libre sobre la entrada.

Obelisco

Imágenes cortesía de mediotiempo.com, deporcali.com.

Etiquetas: , , , ,

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

vínculos...

Crear un vínculo

<< a Obelisco