Obelisco - Cultura Alternativa del Fútbol - Deportivo Cali

martes, abril 17, 2007

LOS REFUERZOS EN LA MIRA (Segundo tercio)

por Aredes

Continuando con el seguimiento a las contrataciones del Deportivo Cali versión 2007 que se inició seis fechas atrás , hacemos una actualización acerca del rendimiento y aporte de los 7 jugadores que con bombos y platillos llegaron a reforzar el equipo.

Daniel Briceño: Ha mantenido constante su nivel, sigue siendo el más seguro en la zaga aunque tiene como constante causarnos UN PRE-INFARTO POR PARTIDO a consecuencia de algún error notable que hasta hoy su pareja Olave ha sabido respaldar. A propósito de su pareja, el andar de los partidos y la continuidad los ha llevado a conocerse mejor por lo que el rendimiento de ambos ha resultado bastante aceptable. Briceño en este último tercio ha sido protagonista importante participando en las jugadas ofensivas de pelota quieta con el cabezazo, ya sea sirviendo de pívot o de rematador directo, seguramente no terminará el campeonato sin anotar de esta manera. Aunque no muestra aun las dotes de líder de Darío Caballero ha cumplido muy bien como reemplazo del paraguayo con un trabajo serio y honesto. Evaluación: Buena contratación, seguramente seguirá afianzándose y será importante en las finales.

Máximo Lucas: No ha podido aprovechar las oportunidades que por sanciones de los otros centrales se le han brindado. Se ha demostrado que la lesión al principio de la temporada no ha sido causal de su pobre desempeño. Hasta hoy no ha demostrado la “garra charrúa” que venía a ofrecer y se ha visto opacado totalmente por los tres colombianos que cumplen su mismo oficio, incluso ya empieza a sonar el nombre del canterano Anderson Paredes que viene de una larga recuperación como posible cuarto central, lo que indica que no es prenda de garantía para el hincha caleño. En vista de que los otros centrales vienen sufriendo de intermitencia por sanciones, seguramente aparecerá en algunos partidos en el banco. Evaluación: No ha pasado nada con el “Pato”, una recuperación es poco probable especialmente porque la posición que ocupa requiere ante todo constancia. Debe dejar el alma en la cancha en su próxima aparición si es que de verdad tiene con qué hacer parte de la institución.

Haider Palacio: Sigue siendo jugador importantísimo en el andamiaje del equipo, ha demostrado seguridad en la marca por su costado con excepciones contadas en algunos partidos. Sin embargo su desempeño aún no está al nivel que se le conoció durante muchos años en el Junior, equipo de sus amores. Sus incursiones en ataque han ido disminuyendo desde la anterior evaluación, excusadas tal vez porque el sistema de dos centrales le otorga más responsabilidad en defensa que el de tres centrales que imperó en el primer tercio del campeonato. La expulsión ante La Equidad, que aunque irresponsable fue justiciera, demostró que de verdad siente al equipo. Evaluación: Excelente contratación que aún puede dar más, brinda temperamento y carácter desde el fondo.

Rubén Darío Velásquez: Si en el tercio anterior dijimos que su situación era complicada ahora ya raya en lo crítico. El mismo Labruna ha dejado de tenerlo en cuenta como alternativa, por debajo de Bernal y Belalcázar. Definitivamente la camisa azucarera le ha quedado grande, su nivel es extrañamente inferior al mostrado en el Caldas hace algunos años que, aunque nunca fue sobresaliente, era constante y confiable. En vista de la multitud de oportunidades desaprovechadas, de que la institución aparentemente le brinda pleno respaldo incluyendo seguramente una buena condición económica y teniendo en cuenta su pasado futbolístico, cabe la duda de que hayan problemas personales que estén influyendo en su desempeño. Evaluación: Aunque aún no es tiempo para declarar fracasos y por el bien del equipo esperamos recuperaciones milagrosas, el panorama del “Chusco” en el Cali es bastante oscuro.

Paolo Daniel Frangipane: Su nivel se ha mantenido parejo desde la última evaluación y hay que afirmar que se le ve más compenetrado en el funcionamiento del equipo. Sin ser el socio perfecto del Caracho, porque el sistema de Labruna no se basa en el apoyo mutuo entre los dos volantes de creación, sí aporta equilibrio al ataque, aparece como alternativa para recibir el balón y distribuirlo efectivamente a los delanteros o a los carrileros. Sin embargo, su aporte más importante es el gol, en donde ha demostrado ser efectivo en los tiros de pelota quieta, en tiros con pelota en movimiento, apareciendo fugazmente dentro del área para definir y sorprendentemente en el último juego rematando de cabeza a tiro de esquina. Con Paolo sabemos a qué atenernos, jugador técnicamente muy rico, con una gran visión del frente de ataque, buen toque de primera intención, pegada fulminante pero al mismo tiempo no es un guerrero de 90 minutos en la cancha, puede llegar a perderse del partido sobre todo en los segundos tiempos y le cuesta trabajo echarse el equipo al hombro, función para la cual inicialmente se contrató. La opinión de la hinchada está claramente dividida entre quienes reconocen su función de acompañamiento y complemento, y entre aquellos que no lo consideran fundamental por no ser claro protagonista en los encuentros. No hay otro jugador en la institución con características similares. Evaluación: Buena contratación, aunque no con el objetivo inicialmente previsto, sí cumple una labor importante en la media cancha y aporta en la definición. Nada indica que no pueda mantener su nivel durante el resto del campeonato, por el contrario en los últimos dos juegos se le ha visto mayor compromiso.

Martín Cardetti: El “Chapulín” sigue aún sin demostrar tangiblemente el porqué de su contratación, la lesión del primer tercio quedó atrás pero aún no ha podido ganarse el protagonismo que el par de delanteros titulares han obtenido con base en goles y sacrificio. Aunque hay opiniones encontradas entre la hinchada, un grueso número espera que finalmente saque a relucir su trayectoria internacional comandando el ataque del Deportivo Cali y sigue dándole espera. A diferencia de jugadores que se desempeñan en defensa como Velásquez y Lucas, a un delantero como Cardetti le basta con un solo juego brillante para meterse a la hinchada y a la prensa en el bolsillo y generar terror en las defensas rivales. La actitud de ganador la tiene intacta y la irradia claramente desde el banco, se le ha visto continuamente avivando a sus compañeros sin demostrar señas de resentimiento por no ser parte del plantel titular. En el último juego pudo actuar durante 35 minutos en los que demostró algunos chispazos de su potencial. En todo caso sobra decir que Cardetti vino al Cali a ser figura, a hacer goles, y a contribuir con su talento a que el equipo salga campeón, todo lo demás que haga, por buen ambiente que genere, pasa a un segundo plano hasta que no cumpla con las expectativas. Evaluación: el “Chapulín” sigue en deuda con el equipo. Vale la pena que Labruna le de la titularidad en vista del leve bajón de Carrillo, su potencial es grandísimo y hay que darle la oportunidad no solo a él, sino a la hinchada y a el público seguidor del FPC de despejar las dudas que ha generado por su poca aparición.

Sergio Herrera: Sigue siendo el mejor. Como se dijo en el tercio anterior, aporta talento y sacrificio, colabora en marca, en creación y en definición. Es interesante ver la función que le ha encomendado Labruna jugando por las puntas para ganar la línea final o para hacer la diagonal hacia el centro de área. En esa función ha perdido un poco de protagonismo como goleador pero por otro lado ha ganado bastante técnica y visión del frente de ataque, con lo que se ha convertido en un jugador versátil para dejar de ser el típico centrodelantero cazador de oportunidades estilo Galván Rey o Leider Preciado. De todos modos conserva intactas sus dotes de goleador y es común verlo respirándole en la nuca a los porteros a la espera de un pestañeo o acompañando jugadas en el área chica para dar la puntada final. Evaluación: Excelente contratación, todo el campeonato ha tenido un nivel altísimo. Jugador indispensable, el de más regularidad y mejor desempeño en la campaña del 2007.

Como conclusión, los cuatro refuerzos destacados en el primer tercio mantuvieron o subieron su nivel; de los tres que generaron duda en el anterior análisis, dos han decepcionado y uno sigue siendo duda. El análisis final vendrá dentro de seis partidos, al terminar la fase de todos contra todos y una vez más esperemos que los destacados mantengan el nivel y los que no han tenido fortuna empiecen a aportarle al equipo, aún no es tarde, el objetivo son las finales.

-Aredes

Etiquetas: , , , ,

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

vínculos...

Crear un vínculo

<< a Obelisco