Obelisco - Cultura Alternativa del Fútbol - Deportivo Cali

jueves, marzo 29, 2007

Sobradez vs. Seguridad (editorial)

Preguntan Iván Mejía y Carlos Antonio Vélez al profesor Ómar Labruna que piensa del América, dos días después del clásico, a lo que responde: “es un equipo que corre mucho y pone huevos, estilo Boca, pero sin táctica y técnica, el resultado del sábado el empate fue como un triunfo, para nosotros el empate simplemente fue eso, un empate”. Expresa el técnico que el Cali juega al fútbol, buscando el resultado, con técnica.

Riposta Iván Mejía diciendo que esa última frase le es conocida, se la oyó a Daniel Pasarella, técnico de River, al final del clásico de verano Boca-River, el cual empató 2-2 después de ir perdiendo 2-0, que para él no era un empate con sabor a triunfo, simplemente es un empate.

Seguido dicen los entrevistadores que ese tema no le gustará a los hinchas rojos y de acuerdo al compromiso y seriedad mostrados por Labruna en su trabajo, estamos ante una rivalidad tipo River-Boca.

A preguntas de los 2 periodistas, responde que su equipo DEBE ser campeón, si no viene el título es un fracaso, y que él fue quien escogió los jugadores, por lo cual se hace responsable.

Hice un comentario en la entrada “empatar o perder con la corporación es lo mismo” donde expresé la SEGURIDAD y calidad que demostró Labruna, donde nunca lo había visto en un medio periodístico pudiendo conocer sus conceptos me pudiera hacer una imagen real como profesional. Pero lo que más me llamó la atención fue su fortaleza mental, resalto de nuevo la SEGURIDAD que refleja, tanto así que hasta los 2 tenores, conocidos por prepotentes aunque con gran sapiencia, quedaron perplejos, considero que positivamente, opinando incluso que esa es la mentalidad del River, una filosofía de fútbol.

Allí escribí que interiormente entendí la diferencia entre SEGURIDAD y SOBRADEZ.

Todo este preámbulo viene a que después del clásico, que muchos tratamos de partido común por el supuesto estado moribundo del América, la mayoría de los comentarios de los bloggistas tuvieron contextos de que fuimos SOBRADORES, de que se necesita más HUMILDAD.

Anoche revisando el correo personal encontré un mail de Obelisco, donde me salió con esta perla: “Jota, te pido el favor que para la próxima semana publiqués una entrada sobre como se deben referir los hinchas del Cali a la Corporación y otros equipos. Me parece que es un tema muy importante, y veo que vos sos el que más encaminado está hacia eso por lo que pudiste absorber de la entrevista con Labruna. Sería una sana polémica en el blog”.

En una de esas despertadas nocturnas, para los que tenemos hijos pequeños, allí quedé enredado, tuve la mala fortuna de acordarme del encargo antes de volver a pestañear, y ahí sí engrampado, como diablos hago de un concepto personal una entrada para que cientos de bloggistas opinen y no quede uno empalado ni como apátrida.

Acá va el rollo:

Si tomamos al azar cualquier entrada, vamos a encontrar adjetivos escritos por nosotros los hinchas como: Corporación, Amierda, Amárica, Puerca Mecha y de ahí para debajo de cualquier calidad y color, pero igual con otros equipos como Nacional: Atlético Arbitral, Narcoanal, etc., igual pasa en menor cuantía con Millonarios y uno que otro. Igual pasa con jugadores caídos en desgracia, como la Mentira Continúa, Don Vendido, etc.

Tenemos un eslogan interesante para nuestro equipo como ser la Hinchada más Culta del País, pero criticamos el aberrante Rey de Copas de Nacional.

Enrostramos cada que podemos el pasado negro de América, Nacional y Millonarios, aunque hay muchos otros que no salen a la palestra y que hoy son investigados por la fiscalía, caso Medellín, Cortuluá, Pereira, entre otros.

A raíz del clásico, nos cobraron muchos esa prepotencia, esa SOBRADEZ, y de acuerdo a lo visto con Labruna en los Tenores, llegué a una conclusión, que no necesariamente puede ser compartida por muchos:

Debemos sentirnos SEGUROS de decir que a hoy somos el mejor equipo, porque esa es la realidad, razonablemente nadie podrá controvertir esto, decir que el Cali DEBE ser campeón es una realidad con lo invertido y con el juego mostrado. Allí NO hay SOBRADEZ.

Labruna, en palabras inteligentes, encendió el nuevo clásico, dijo que los rojos son todo corazón, corren, pero no juegan a nada, comparó el estilo de juego con Boca, y resaltó que el juego propuesto por el Cali es de espectáculo, escuela de River. Obviamente la gente del América se tiene que molestar, de allí las graciosas palabras de Cabañas. Pero en ningún momento Labruna dijo palabras ofensivas, haciendo relación a pasados oscuros, referencias extrafutbolísticas y otras cosas.

Pienso que allí es donde está la clave, cuando hablamos de que somos el mejor equipo, y lo justificamos humillando al rival utilizando términos despectivos e insultantes, para mí eso es SOBRADEZ.

Esa fue mi conclusión de Labruna, me gustó que alimentara la rivalidad con el equipo de patio, ya que eso hace interesante el nuevo enfrentamiento, y lo estamos esperando con ansias, cosa similar en Argentina, pero no tuvo que utilizar un insulto para provocar al rival.

Internet ha dado una herramienta poderosa a sus participantes al poder comentar en foros, noticias y sitios, ser anónimos escondidos en un pseudónimo, acá nadie sabe quién es el Tigre Benítez, Obelisco, incluso ni los recurrentes del diario de los Santos, luego es más fácil agredir, de hecho, ayer publicaron en el Tiempo.com que Daniel Samper deja de escribir en foros abiertos debido a la agresividad y grosería demostrada por los usuarios en estos casos.

Creo que a muchos de nosotros no nos gustan cuando nos enrostran supuestos dineros de lavadores, cuando se refieren a nuestro equipo como el Deportivo Casi, Culi, etc. Girando el mundo y colocándonos en el otro extremo, nosotros, sea por reacción o por ofensa, estamos rebajando nuestro nivel e igualándonos a otros. Allí está la SOBRADEZ.

Decir que se debe hacer o no en estos casos no es mi obligación ni ingerencia, solo puedo decir que me comprometo a llamar las cosas por su nombre, América, Nacional, Aristizábal, a utilizar apelativos reales como rojos, azules, azucareros, a mirar aspectos futbolísticos y no comentar los extrafutbolísticos, excepto cuando hayan pruebas fehacientes, a no menospreciar el rival sino a justificar con argumentos porqué DEBE ganar mi equipo, a alimentar la rivalidad en un marco sano y a decir con SEGURIDAD que el Cali a hoy es el mejor equipo del torneo, que el equipo DEBE ser campeón.

Jota.

Fuentes:

deportivo-cali.blogspot.com

Programa Los Tenores de FOX.

Etiquetas: , ,

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

vínculos...

Crear un vínculo

<< a Obelisco