Obelisco - Cultura Alternativa del Fútbol - Deportivo Cali

jueves, septiembre 04, 2008

Eliminación Copa Colombia - Que la suerte nos acompañe (doble entrada)

---
Eliminación Copa Colombia

El vergonzoso revés sufrido por el equipo la noche de ayer frente a Expreso Rojo tiene un solo culpable: Sergio Angulo. Aunque su aporte en el trabajo individual con los delanteros ha dado resultados tangibles, su rendimiento como entrenador/asistente es bastante dudoso. La paupérrima actuación del Superdépor en Fusa da cuenta de eso. Cuando se requirió la mano del técnico para el revulsivo, nunca se vió. Lo peor fue el contraste con el orden táctico y buenos cambios de Félix Valverde Quiñónez.

La esperanza estaba intacta y se presagiaba la clasificación del Cali a la tercera fase con contundencia cuando regresara a su casa en el Pascual. Era apenas lógico que el Expreso se refugiara esperando el contragolpe. Angulo, al mejor estilo de Labruna, pensó que lo mejor era atropellar y destruir con fuerza una defensa sólida. Y también como en la época del ex-asistente de Ramón, después de 15 minutos de no encontrar el gol, no supo qué hacer. Apeló entonces a la táctica de Carreño de desbaratar lo bueno que tenía y aumentarle las posibilidades en el contragolpe al Expreso con la habilidad de Jeisson Quiñónez. El resultado final es conocido y lamentado.

Habrá que seguir adelante, no sin antes aprender de lo vivido. Y pasa más por reconocer a un técnico preparado para dirigir a un equipo de fútbol profesional, que jactarse de un supuesto apoyo total que fácilmente se confunde con alcahuetería y mediocridad, y que no ayuda en lo absoluto para que la institución supere los obstáculos que se le presentan.

Las conclusiones de la derrota con Expreso Rojo:

1. Sergio Angulo no está preparado aún para dirigir a un equipo de fútbol profesional como el Deportivo Cali. Aunque entrena bien a los delanteros, la carencia de planificación ofensiva en los dos partidos de la serie producen cierta desconfianza en sus conocimientos tácticos. La Junta debe evaluar en conjunto con Ricardo Martínez si definitivamente es el asistente técnico que el equipo necesita. De todas formas es un técnico joven, con mucho que aprender y el Deportivo Cali está en la obligación de ayudarle a prepararse más para que algún día logre plantear un partido decentemente.

2. Existe un solo equipo titular y un buen grupo de suplentes. Dos o tres equipos no hay. La columna vertebral es una: Ramírez, Kennedy, Valdés, Batalla y Montero. Afortunadamente existe una competencia sana por los otros puestos que ha levantado el nivel de varios elementos. El día que se necesite jugar con una nómina alterna va a haber problemas. La nota positiva es que por lo menos el equipo ya está.

3. El Cali no está listo mentalmente para salir a atacar, a buscar un partido. El momento del Glorioso pasa más por una etapa de consolidación de sus jugadores, encontrando la confianza en el talento de cada uno. Martínez le imprimió paciencia y cabeza fría al equipo, atropellar no está en el libreto. Si en el partido de vuelta de la Copa Sudamericana el Cali sale a atacar a la Delincuencia y en 15 ó 20 minutos no se consigue el resultado, los jugadores van a caer en un profundo letargo del que no van a despertar. La clave está en entender el mensaje previo al partido, que cada uno sepa qué tiene que hacer en su posición y como eso se relaciona con el resto del equipo y el contrario, sin necesidad de gritos desesperados desde el banco cada 2 minutos. Tal como se hizo en el exclásico pasado.

La idea no es crucificar a Angulo. El experimento se hizo y falló. La revisión de cada uno de los pasos del ensayo de la Copa Colombia se tiene que dar y más conclusiones emergerán del Comité Directivo para que se corrija de forma temprana y se siga el camino hacia el objetivo que se haya trazado a principio de semestre.

---
Que la suerte nos acompañe

Colombia no se puede confiar del invicto mentiroso de la era Pinto en las eliminatorias. El fanático cafetero sabe que Colombia no juega a nada y aunque los resultados lo son "todo" para muchos, ver a un equipo que basa toda su estrategia en el tiro libre de Bustos no es algo que brinde satisfacción.

La meta es obtener la gran mayoría de puntos aprovechando la altura de Bogotá y, como sea, matricularse en la fiesta final en Sudáfrica. ¿Para qué? Mejorar en la tabla de selecciones nacionales de la FIFA, tomar experiencia, vender uno que otro jugador al exterior. Es posible. Porque con el fútbol aburrido y mezquino de Pinto no se pasa a una segunda ronda de un mundial de mayores.

En un mundo globalizado como el actual, donde la televisión permite ver todo tipo de fútbol las 24 horas del día, no es muy difícil darse cuenta que la selección Colombia necesita un cambio total para consolidar un estilo. Obviamente esto no depende solamente de Pinto y sus convocados; detrás está la DIMAYOR y lo que haga con la Mustang, la gestión de la Federación, las selecciones juveniles, etc.

Precisamente fue el proceso juvenil Lara-Rueda en el que Pinto basó su estrategia después del estruendoso fracaso en la pasada Copa América. Sin entrar a analizar que algunos de los jugadores de aquella época no alcanzaron el nivel esperado de maduración. Las convocatorias, como decía Meluk en alguno de sus editoriales, siempre serán controversiales, pero es que llamar a petardos de la talla de Ramos y Armero no tiene perdón de Dios. Sólo le faltó llamar al "Pambimbo" Otálvaro para completar la trilogía perdedora. Entonces, a los colombianos les queda rezar por los más de 2600 metros capitalinos y un gol de tiro libre de Milton Rodríguez (Bustos no está) porque en el lado celeste está el ex-técnico azucarero Óscar Washington Tabárez listo a hacer mucho daño con su combo de jugadores de talla internacional.

Uruguay es un equipo de cuidado, con un técnico capaz y curtido en las escuadras más importantes del mundo. Los futbolistas que tiene a su mando militan en la élite del fútbol europeo y sudamericano. En el arco decidió dejar en el banco a Carini; el guardameta del Botafogo, Juan Guillermo Castillo, será el titular. En la zaga posterior, defensas experimentados y mañosos como Fucile, Godín y Lugano prestos a raspar lo que pase por su zona. En el medio campo una línea de contención muy fuerte, Eguren, Gargano y Pereyra. El jugador más importante en el enganche: Cristian "Cebolla" Rodríguez. El jugador del Porto tiene gambeta en velocidad abriendo la cancha por la izquierda, asociándose a la perfección con sus compañeros, llegando a gol con frecuencia. Es la referencia para los volantes de primera línea de la tricolor. Adelante potencia y velocidad con Diego Forlán (derechito con el "Aleti") y el jugador del Ajax, Luis Suárez.

Mientras que Tabárez muestra tranquilidad con su formación, Pinto se preocupa por lo que piensa el "Maestro". Un sinsentido porque el santandereano no presentará nada diferente al fútbol de bostezo de las primeras 6 fechas. Julio en el arco como es costumbre; Rivas verá el partido por televisión junto a José Mourinho, mientras Pinto alinea a sus jugadores de "confianza" Amaranto Perea y Aquivaldo Mosquera. En los laterales Zúñiga y Vélez, ahí no hay más. En la primera línea dos buenos y uno malísimo. Carlos Sánchez y Freddy Guarín duplicarán esfuerzos por lo que deje de hacer Fabián Vargas. En la creación da lo mismo tener a Giovanni Hernández o a Macnely Torres, ninguno marca diferencia, ninguno tiene sangre. Arriba, Rodallega y Falcao, dos excelentes jugadores que se las tendrán que arreglar como puedan. Desafortudamente Pinto despojó a los colombianos de una muy buena opción en la delantera con la presencia de Fredy Montero. Prefirió asegurar en el tiro libre/penalti con Milton Rodríguez.

El sábado se sabrá si Colombia podrá continuar en carrera con el estilo Pinto. Una derrota en Bogotá frente a Uruguay lo dejaría muy mal, perdiendo frente a un rival directo que no tiene problemas para definirlo todo en la última fecha. Chile, también muy cerca, no desaprovechará la oportunidad de consolidarse entre los clasificados. Fecha complicada.

Y todos a encomendarse al Milagroso de Buga el sábado porque no es lo mismo llenar el Panini sin las figuritas de Colombia.

Probables formaciones:

Colombia: Julio; Zúñiga, Mosquera, Perea y Vélez; Guarín, Vargas y Sánchez; Hernández; Falcao y Rodallega.

Uruguay: Castillo; Silva, Lugano, Godín y Fucile; Pereyra, Gargano y Eguren; 'Cebolla' Rodríguez; Suárez y Forlán.

Temas propuestos

1. ¿Qué se aprendió después del fracaso en la Copa Colombia?
2. Tema libre sobre el partido Colombia vs. Uruguay.

Obelisco

Etiquetas: , , , , ,

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

vínculos...

Crear un vínculo

<< a Obelisco