Obelisco - Cultura Alternativa del Fútbol - Deportivo Cali

jueves, agosto 28, 2008

Todos al Estadio (previa)

---
Alguien decía hace un tiempo en el blog que en el Cali ya no existe un Carlos Amaro Nadal que haga orinarse de miedo a los hinchas limosneros. El Superdépor es un equipo sin jerarquía y espíritu ganador. Los perdió hace tiempo y no los ha podido recuperar a pesar de los esfuerzos de Junta Directiva y varios técnicos. La nómina no es mala, de hecho es bastante buena, pero carecen de una mentalidad fuerte y vencedora. Por eso, el hincha no ha visto una escuadra verdiblanca que llene la retina desde 1999.

A pesar de todo, hay que llenar el Pascual el sábado. La mala administración del Cali en los últimos años produjo una crisis económica compleja que los hinchas del más grande deben ayudar a solventar por sí mismos. Aquí no caben las reservas o disgustos con la Junta o el técnico, el apoyo debe ser completo porque es el Club el que está en problemas. Los propios hinchas y socios son los que tienen que solucionar el inconveniente porque no es de gente con clase y cultura tener que ir después llorando a pedirle limosna al alcalde de la ciudad.

No se sabe qué tan bueno es que la parcial más exigente del FPC asista masivamente cuando el equipo todavía no está engranado. La posibilidad de rechiflas e insultos es altísima en caso de un resultado adverso. A esto ha llegado el Cali y Martínez debe ser conciente que no tendrá el apoyo esperado. La personalidad y concentración serán sus aliados, cuando inclusive muchos hinchas y socios están esperando la derrota para ir con todo en contra suya y de la Junta.

La urgencia también es deportiva. Los Azucareros se encuentran por fuera de los ocho semifinalistas, no tiene buenas presentaciones de local y debe mejorar su funcionamiento táctico. En Medellín se observó algo de lo bueno de los partidos contra Pereira y Millonarios, la disciplina defensiva, momentos de toque a ras de piso y mucha más dinámica en la media cancha. Habrá que seguir corrigiendo porque la victoria es necesaria.

El gran problema del Cali es de actitud. Cuando el contrario se lanza con todo al ataque, no hay como contrarrestarlo. Espera muy atrás, no toca, no contragolpea con efectividad. Permite que el rival tenga demasiadas opciones y esté muy cerca de las 16.50. Y en esta época donde los árbitros son protagonistas y más a favor de equipos como Nacional y la Delincuencia, es mejor jugar lejos de área propia para que los centrales no cometan sus consabidos "errores humanos".

El entrenador verdiblanco generalmente planifica bien sus partidos. Sufre cuando tiene que hacer alguna variante. Definitivamente no supo escoger su asistente técnico: al "Checho" le falta mucho para aconsejar con fortuna en la lectura de un partido intrincado. Afortunadamente el reto contra la Delincuencia no es tan complicado y, si los jugadores cumplen con lo ordenado y no cometen errores infantiles, se puede conseguir la victoria con tranquilidad.

Al corre-corre de Umaña hay que jugarle con calma e inteligencia como siempre se ha dicho. Tener el balón, exasperarlos y ablandar a Otálvaro en el primer minuto. Cuidarse de la llegada de Ramos libre al segundo palo en tiros cruzados. Desesperarlos hasta que dejen los espacios necesarios para que Córdoba y Montero anoten. Si el equipo, por esas cosas de la vida o un "error humano" arbitral, se encuentra en desventaja debe concentrarse y pensar con cabeza fría qué será lo mejor para dar vuelta al resultado. Alguno de los jugadores debe tener el suficiente liderazgo para absorber toda la ansiedad del grupo y echarlo para adelante.

Un encuentro definitivo para el Deportivo Cali, más por su situación actual, deportiva y económica, que por el rival de turno. Aunque el hincha del Cali considera que ganarle a Delincuencia es una tarea de simple decencia y ética deportiva que hay que cumplir cada vez que los limosneros se aparecen por el camino, el temple y sosiego pensando en el bien del equipo deben ser los derroteros antes, durante y después del partido. ¿Será que si la Junta propone una campaña de apoyo los noventa minutos donde exista un compromiso de los asistentes a alentar irrestrictamente, así se presente un marcador adverso, los hinchas la seguirán y los jugadores cambiarán de mentalidad?

Probables formaciones:

Deportivo Cali: Ramírez; Calle, Kennedy, Briceño y Aguilar; Ayala, Valdés y Belalcázar; "Diego Luna" Batalla; Montero y Córdoba (sub-20).

Hijo bobo: Berbia; Vélez, Valdés, Viáfara y Armero; Arango, Valencia, Córdoba y Ramos; Otálvaro; Moreno.

Temas propuestos:

1. La situación económica es complicada, ¿mejor que se llene el estadio así se vaya a criticar?
2. ¿Quién tiene la personalidad para echarse el equipo al hombro en una situación adversa?
3. ¿Quiénes son los responsables de implantarle una mentalidad ganadora al equipo?

4. Previa, nómina, claves para la victoria, etc.


Obelisco

PS: Recuerden diligenciar su formulario del CALIGOL.

Imágenes cortesía de tenfieldigital.com.uy.

Etiquetas: , , ,

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

vínculos...

Crear un vínculo

<< a Obelisco