Obelisco - Cultura Alternativa del Fútbol - Deportivo Cali

lunes, noviembre 26, 2007

La disciplina en el Cali

---
Desde la época de Don Humberto Arias, el tema disciplinario en el Cali ha ocupado primera plana. Con personajes de inmenso talento, pero de pobres costumbres como Mayer Candelo, Arley Betancourt, Edison Mafla y Hamilton Ricard, el Cali presentó brotes de indisciplina marcada que fueron perdonados por Don Humberto. Igual, rendían muchísimo y eran ídolos de la hinchada. El patrón continuó siendo el mismo cada vez que pasaba el semestre y los protagonistas eran otros, pero ya no con el mismo talento.

Con la nueva Junta se esperaba que el paternalismo excesivo se acabara pero no fue así y pronto se aclaró que las políticas disciplinarias en el equipo pasaban por las manos del técnico y no de la institución. Pedro Sarmiento triunfó por eso. Además de tener buenos jugadores para el nivel del FPC, cumplió funciones de policía y de técnico a la vez. Cuando partió, los jugadores volvieron a armar la fiesta con las consecuencias conocidas por todos.

En la coyuntura actual, la Junta debería tener como prioridad extirpar este cáncer con medidas drásticas a aquellos que no se tomen en serio su trabajo como futbolistas profesionales. Hay algunas medidas que se están implementando, como los salarios por metas cumplidas o la de tener 80% canteranos en el equipo profesional. Ésta última medida evita la llegada masiva de los mercenarios del fútbol colombiano, y asegura en gran parte que se está jugando no sólo por el dinero sino también por el honor del equipo.

Ahora, si el plantel va a estar conformado en su mayoría por los juveniles, ¿qué hacen Benítez, Olave, Caicedo, etc. todavía esperando la pretemporada, cuando deberían estar buscando equipo? No se entiende. Los primeros dos mencionados mancillaron el honor del verdiblanco con su irresponsabilidad fuera de la cancha. Caicedo, por su parte, no corrió durante todo el torneo y ha sido uno de los peores refuerzos del Cali en la última década. Hay otros que también tienen que salir a buscar equipo porque hay quienes sí están dispuestos a brillar con el Glorioso. La Junta no puede esperar más, no puede esperar a que sea el técnico el que a la vuelta del otro campeonato sea el que tome las medidas respectivas cuando haya una nueva crisis. La gran oportunidad de curar el cáncer se está desperdiciando.

Gran ejemplo lo que pasó con Santiago Escobar y Dayro Moreno. Los directivos del Once Caldas piensan que con Dayro en la cancha ganarán más que con Escobar dirigiendo desde el banco. Se equivocaron y ahora pagarán cara su eliminación.

Escobar ya está sonando para el Superdépor. Sería una opción interesante porque es ofensivo, le gusta el buen juego, ya ha ganado acá en Colombia, sabe parar a un equipo tácticamente. Su único problema: es paisa. Definitivamente el hincha azucarero los resiste bastante (remember "Paisa=Miseria"). Sería interesante que la Junta lo considerara seriamente, y que si se da su llegada que respalden todas sus decisiones en materia disciplinaria.

La fanaticada, de todas formas espera que, de aquí a allá, el Comité Ejecutivo haya trazado los lineamientos sobre los cuales los jugadores profesionales se tienen que comportar dentro y fuera de la cancha. Pero se están demorando mucho.

Temas

1. ¿Cuál es el origen del problema disciplinario en el Cali?
2. ¿La Junta ha actuado oportunamente para manejar este tema?
3. ¿Santiago Escobar es una opción válida para el Glorioso?

Obelisco

Etiquetas: , , ,

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

vínculos...

Crear un vínculo

<< a Obelisco