Obelisco - Cultura Alternativa del Fútbol - Deportivo Cali

domingo, noviembre 18, 2007

Buen rendimiento, pobre funcionamiento

---
Pinto tiene los números. No le han marcado gol, tiene 5 puntos a su favor, sacó un resultado en una plaza difícil (La Paz) y otro contra uno de los mejores del mundo (Brasil). Ayer obtuvo una victoria obligada de local contra el equipo venezolano, que deja tranquilos a la gran mayoría de colombianos.

Las eliminatorias y el mundial son parecidas a la Mustang, hay una fase de todos contra todos, donde el funcionamiento se va cuadrando partido a partido, siendo lo más importante conseguir los resultados, para posteriormente desplegar toda la capacidad en las semfinales y finales. Lo mismo sucede para ir al mundial: se juega una larga serie, para definirlo todo en 7 partidos y gana el que mejor llegue para ése preciso momento.

Pinto no tiene que alcanzar un funcionamiento perfecto ya, tiene que simplemente sumar los puntos necesarios. Las cuentas son fáciles porque el esquema del torneo es viejo. Ahora, ni siquiera es tan importante conseguir los puntos contra Argentina, porque la real definición se dará en los enfrentamientos con Uruguay, Chile y Paraguay, eso, si se aseguran los 6 puntos que Maturana regaló cuando perdió contra Ecuador y Perú de local para Corea y Japón 2002 (cosa que Carlos Antonio Vélez tiende al olvidar en sus monólogos).

Al haber obtenido los resultados, Pinto puede aumentar su nivel de terquedad y seguir con sus seleccionados para los próximos partidos, pero tiene que corregir. La Juventus sabe más; mucho más que Pinto. No es coherente que el técnico santandereano esté alineando jugadores porque son amigos de él, o porque los "conoce" más, cuando tiene una futura estrella del fútbol mundial en sus manos. Por lo menos que lo convoque para "conocerlo", porque ni Walter Moreno ni mucho menos el patabrava de Mendoza tienen algo que hacer al frente del "Mago" Zapata. Una total injusticia con el canterano verdiblanco. ¿O es que la Juventus es reconocida mundialmente por el fracaso en sus contrataciones? Esa gente tiene ojo clínico. Esto no es como el Real Madrid firmando con Congo.

Ramírez y Amaya, se pueden quedar quieticos en el Nacional, junto con la "leyenda sin balón", los árbitros y las gaseosas. Ninguno de los dos tiene lugar en la tricolor. El primero porque juega 20 partidos mal, 2 regulares y uno bueno. No aguanta la responsabilidad de ser el único creador. El segundo porque carece de talento, no sabe marcar, no se mueve bien, lo que hace bien es dar leña con el perdón de los árbitros. El técnico Páez se quejaba ayer de que Selman no le dió los tiros libres que Venezuela merecía. Tenía razón, Amaya cometió demasiadas faltas peligrosas cerca del área que pudieron costar caro si al mal árbitro del partido se le hubiera ocurrido cobrarlas. Mejores que Amaya hay muchos (y no, Banguero, no).

No es mera coincidencia que el primer tiempo de ayer se pareciera a cualquier partido de la Copa América 2007. El funcionamiento fue fatal. Amaya no quitaba un balón, no acompañaba; Ramírez pasaba mal, perdía balones facilmente y se escondía; los laterales no aparecían. Arriba, Falcao - que no está en su mejor momento - y Rentería hacían lo que podían ante la soledad en la que los dejaban sus compañeros. Ocasionalmente Castrillón hacía presencia, pero no alcanzó a tener peso suficiente. Afortundamente para Pinto existe Carlos Sánchez, que le manejó el partido a Venezuela él solito, quitando balones, pasando en profundidad, acomodando al equipo.

Venezuela fue por el empate, montó sus dos líneas y empezó a trabar en media cancha y a aguantar ordenadamente en su propio campo. Al final de la primera etapa, ya se había tomado confianza y con Arango, Páez y Fedor estaban complicando a una zaga que resolvía por individualidad y no por movimientos tácticos.

Pinto reconoce que se equivoca con Ramírez, sumado a la lesión de Falcao, hace los cambios necesarios. Ingresan Tressor y Torres y el partido se pone a favor de los cafeteros. Hernández Bonnet y Alfaro reconocían la labor de Grisales y Torres respectivamente, pero el cambio que realmente tuvo efecto fue el de Mahler Tressor Moreno. ¿Por qué? Jugó retrasado, dándole volumen al equipo y dejó más espacio para que Rentería se moviera. Torres no estuvo mal, alquiló una parcela y se dedicó a pasar en profundidad, y tuvo bastante precisión. Grisales hizo la de Forrest Gump, salió a correr por su banda como carroloco, pero si se encontraba con Tressor en una pared, le devolvía ladrillos. No es un jugador de pases o juego de conjunto, es un caballo de carreras que solo puede ir para el frente sin mirar a los demás.

La clave del partido estuvo en el casting de un jugador. Pinto cambió a Zúñiga que iba bien al frente pero que se devolvía mal, dejando su espalda libre; por Bustos, que no va tan bien al ataque, que se devuelve mal, deja su espalda libre, pero que tiene un pie privilegiado a la hora de cobrar en balón parado. A partir de ayer, Zúñiga sólo puede soñar con el mundial si el motilón se lesiona.

Los partidos se definen así. Argentina también jugó con una pobreza tremenda, un Riquelme parado, pero que hizo los goles que le tocaban. Ahora siguen ellos mismos, y aunque las cuentas dan hasta para perder con los gauchos, a ese equipo de Basile se le puede ganar con un poco de voluntad y uno que otro cambio en los protagonistas de la película.

Uno a uno

Julio: Muy sobrio y seguro en el arco. Salvó cuando tocó. (4)

Bustos: El gol y nada más. Un golazo eso sí. En defensa fue un hueco, las ocasiones más peligrosas de Venezuela llegaron por su costado. En ataque no fue claro. (3)

Walter Moreno: Dormido, no estuvo atento a los movimientos de Bustos, también, muy lento cuando los venezolanos dominaron al final del primer tiempo. (2)

Aquivaldo: Rápido, se desplegó al ataque en el segundo tiempo. En defensa salvó a Moreno de muchos errores. Se quedó con la titular. (4)

Vélez: Mal partido. En el primer tiempo estuvo enredado, perdió muchos balones, se dejó atacar la espalda y no tuvo salida. En el segundo mejoró, pero no tuvo el despliegue de otras ocasiones. (3)

Amaya: Comete mucha falta, es tosco, no acompaña la jugada, se distrae, pasa mal. No es jugador de selección. (2)

Sánchez: Hace por él y por Amaya. Quita, ordena, pasa al frente, retrocede con precisión, poco se equivoca. Mantuvo vivo al equipo en el primer tiempo. En el segundo tiempo sale para darle minutos a Grisales. (5)

Castrillón: Está bajo de nivel, pero aun así, mantuvo un aceptable comportamiento. Acompañó cuando pudo, ganó casi todos los balones aéreos. De los pocos que oxigenaban cuando Ramírez se asfixiaba. (3)

Ramírez: Algún día tendrá un partido bueno con la selección que seguramente darán por FOX y volverá a ser otra vez el "Riquelme" colombiano, pero sin presencia, tiro libre y pase preciso. Con su cobardía ahogó a la selección hasta que salió. (1)

Falcao: No viene bien, está falto de distancia, no traslada bien. Tuvo que definir casi todas solo por la poca solidaridad del equipo. Se quita muchos espacios con Rentería. Debe jugar más retrasado. (3)

Rentería: Batallador, delantero desequilibrante. Marca los pases y hace diagonales muy interesantes. Le falta marcar su gol. (4)

... los cambios ...

Tressor: La figura del partido, le dió aire al equipo. Tuvo movilidad, profundidad, dejó que los demás jugaran. Participó de las jugadas peligrosas y pasó a un toque. Tuvo buenas combinaciones con Torres. (5)

Torres: Le faltó movilidad, pero sus pases mejoraron el funcionamiento ofensivo del equipo. Lástima que sea tan irregular y que sirva sólo para segundos tiempos. (4)

Grisales: Un carroloco. Sí, es muy vistoso verlo correr, pero no es efectivo porque pasa mal y no se sabe asociar. (2)

... el dt ...

Pinto alineó mal en el primer tiempo, pero corrigió en el momento exacto. Debe ser menos terco y aceptar que hay jugadores que sobran en la selección: Banguero, Ramírez, Mendoza y Amaya. Pero con el rendimiento actual, dificilmente cambiará su convocatoria. Se equivocó al salir de Sánchez. Hay que abonarle que no se hizo echar a pesar del error grosero del árbitro que dejó de sancionar un penalti claro en los primeros minutos.

... el juez ...

Terrible. Con los Comandos Azules y Blue Rain merodeando era más seguro para él, pitar con ecuanimidad. Se comió un penalti clarísimo sobre Castrillón. A favor de Colombia, dejó que Amaya pegara sin misericordia y no lo expulsó. (2)

------

Pinto tiene tiempo para acomodar el equipo. Está haciendo un trabajo efectivo, y la afición, después de despedirse de dos mundiales, lo prefiere así. El martes contra Argentina será un partido muy parejo por el nivel de los dos seleccionados como equipo, aunque ellos pueden desequilibrar a nivel individual.

Temas

1. ¿Les gustó el funcionamiento de la selección? ¿Por qué?
2. Como van las cosas, ¿dónde está la clave de la clasificación?
3. Figura del partido e impresiones generales.

Obelisco

Etiquetas: , ,

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

vínculos...

Crear un vínculo

<< a Obelisco