Obelisco - Cultura Alternativa del Fútbol - Deportivo Cali

lunes, noviembre 19, 2007

Desequilibran las individualidades

---
Argentina no viene jugando bien. En el último partido demostró que desequilibra por habilidades específicas de sus jugadores. A pesar del resumen del partido que publicó El Tiempo, la selección gaucha no se ve sólida.

El equipo es ofensivo por vocación, tiene la responsabilidad de ganar dentro y fuera de casa. Mentalidad diferente a la de sus eternos rivales brasileros. En el partido contra Bolivia, Argentina intentó arrasar en los primeros minutos pero se encontró con un equipo bien plantado. Progresivamente, y ante la desesperación y la impotencia, se fueron adelantando líneas. Cabrera y Moreno tuvieron todo el espacio del mundo una vez se fracturó la estructura gaucha, pero todavía les falta técnica y calma para poder definir en una plaza tan difícil.

La cuestión era complicada. Bolivia controló a Riquelme, que trotaba la cancha y no aparecía. Tévez estaba mal posiciónado como centro delantero pívot, siendo muy bajo. Agüero cambiaba de lateral para despistar a los defensas pero no encontraba apoyo en Cambiasso y Mascherano que en la selección son demasiado cuadriculados y no se salen de su zona. Todo esto obligó a Messi a ir por el balón casi hasta zona defensiva, haciendo un tránsito muy largo en la cancha. Los goles vienen en una desconcentración de la defensa boliviana, en un tiro libre y en otro recorrido largo de Messi que la sirve a Román. Desafortunadamente Caracol pensó que era más interesante ver a la selección Colombia jugando el bobito que los 30 minutos finales de Argentina - Bolivia.

Pinto puede hacer dos cosas diametralmente distintas mañana: esperar o presionar en campo contrario. Puede esperar un poco, dejando la responsabilidad en los argentinos y buscando un punto para sumar. Si la lógica se da, Argentina va a ir por el marcador porque no sabe hacer otra cosa. Ahí, es cuando el contragolpe con Tressor o Wason será letal. Un pasador como Macnelly puede ser la solución, repartiendo balones a los espacios libres entre la primera y segunda línea. Igual, en términos de cuentas el empate no es malo y lo que interesa no es ganar todos sino los que son y clasificar.

Para presionar se necesita condición física y Colombia no la tiene. Bustos parecía morir de un infarto en el partido pasado después de un recorrido corto justo antes de terminar los 90 minutos. La tricolor alcanzará a presionar 15 ó 20 minutos a lo más. Pinto seguramente se irá con la primera opción, esperar con dominio del balón, lejos del arco de Julio, desgastar a quienes sí le temen a la altura y aprovechar después los espacios para rematar.

El circuito de juego de Argentina podría ser bárbaro. Individualmente tienen jugadores con muy buena técnica, pero sólo se encuentran por pasajes. Los volantes de primera línea tendrán un papel muy importante en este 4to. encuentro eliminatorio: Amaya puede ser el gran problema. Los volantes de recuperación tipo González Aquino, "Chicho" Pérez o Pimentel ya pasaron al olvido. Esos que pateaban sin cesar, que salían expulsados cada 5ta fecha, que sólo estorbaban o contrariaban al rival ya no sirven en el fútbol moderno. Hoy por hoy el volante de marca tiene que ser ordenado, quitar sin falta, pasar bien, acompañar la jugada y hacer los relevos que le correspondan. Amaya no hace ni la mitad. Frente a figuras mundiales, que tienen mucho peso cuando se caen delante de un árbitro, no se pueden cometer tantas faltas, porque seguro las cobran, hay amonestados o expulsados y después tremendos goles que le dan la vuelta al mundo. Messi genera muchas faltas porque es difícil de marcar. Riquelme también las busca para tener la oportunidad en el tiro libre. Amaya no puede ir a rasparlos como lo ha hecho normalmente porque no dura ni 10 minutos en el campo. Se necesita otro tipo de jugador en esa posición. Y eso que el árbitro uruguayo ni siquiera está en la ecuación.

El "Coco" debe ser inteligente y jugar con Crespo. Tévez no tiene ni la vocación ni la talla para ser centro pívot. Además, Crespo siempre le marca a Colombia cuando está presente. La responsabilidad en el cabezazo y la marca atenta debe recaer sobre Mosquera. Ojo que Crespo, no solo sirve para bajar balones, hace diagonales internas, externas, marca los pases, gana la espalda de los laterales y es más jugador de equipo que Tévez. Además de su gran capacidad goleadora.

Como equipos, los dos están muy parejos. Ninguno ha tenido tiempo de trabajar. Si el partido depende de la técnica individual y el balón parado, los puntos se los llevan para el Río de la Plata. El partido es ganable si los jugadores tienen la paciencia para esperar a que Argentina dé los espacios, porque los va a dar.

Probables formaciones:

Colombia: Julio; Bustos, Moreno, Mosquera y Arizala; Castrillón, Amaya y Sánchez; Torres; Moreno y Rentería.

Argentina: Abbondanzieri; Ibarra, De Michelis, Milito y Zanetti; Cambiasso y Mascherano; Riquelme; Messi, Crespo y Agüero.

Temas

1. ¿Las cuentas permiten perder contra Argentina?
2. ¿Cuál es la mejor táctica para ganarle a los gauchos?
3. ¿Cómo evitar el tiros libres cerca del área marcando a jugadores como Messi y Agüero?

Obelisco

Etiquetas: , ,

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

vínculos...

Crear un vínculo

<< a Obelisco