Obelisco - Cultura Alternativa del Fútbol - Deportivo Cali

domingo, octubre 07, 2007

Encontrando al equipo o ¿más de lo mismo?

---
El periodista del Diario Deportivo encargado del resumen del partido no sabía si eran 1500 ó 2000 los asistentes a El Campín. La poca asistencia hizo que el espectáculo fuera cómodo para el espectador, no hubo filas, desorden y la ubicación en Occidental Preferencial fue la mejor. No faltó sin embargo el hincha de Santa Fe pidiendo afuera del estadio para la boleta de Sur. Al final todos consiguen lo suficiente y la tribuna se va llenando progresivamente. Por los lados del FRV, el acompañamiento fue pobre, aunque su aliento fue constante y claro. Por los lados de la GARS sólo se entendía cuando decían groserías, además se cansaban rápido. La verdadera barra del Santa Fe fue la de las bastoneras de Occidental, aunque la embarraban cuando con un inglés de primer nivel alentaban algo como "we are the white and reds...".

El nuevo tablero electrónico ayudó mucho, lo mismo que tener al periodista de Diario Deportivo con su libreta de apuntes. El Cali esta vez salió a tiempo para los himnos, como siempre el de Bogotá no lo cantó nadie. Jugó con camiseta verde, pantaloneta y medias blancas; el Santa Fe jugó con su uniforme tradicional. El Glorioso inició atacando de Sur a Norte con un esquema conocido para la parcial azucarera: 3-4-1-2. Santa Fe cambió su módulo y empleó un 4-3-1-2, con Marrugo como enganche. Los problemas fueron los mismos de la era Labruna: por el lado de Benítez, Santa Fe hizo la fiesta del fin del mundo. En los primeros 10 minutos del encuentro el albirrojo había llegado 5 veces con peligro por ahí. La primera fue a los 3 minutos, un tiro que dió en el horizontal por lanzamiento de Villarreal. Olave no daba abasto, además está muy lento, pasado de peso, parece. Briceño tiende a irse mucho al centro y a abandonar la marca por su banda. Por la derecha el Cali estaba más sólido: Vásquez cumplía con su labor y Palacio estuvo más atento que Benítez. Virvieskas no pudo hacer absolutamente nada en todo el primer tiempo.

El Santa Fe atacó bien los primeros minutos pero poco a poco se fue diluyendo. Marrugo aparecía por chispazos. Luego vino la arremetida del Cali. Frangipane fue el líder del equipo, corrió todas las bolas, recuperó, se tiró al piso, estuvo activo todo el tiempo. El línea sancionó varios offsides equivocadamente, varios que dejaban a los delanteros mano a mano con Castro. El árbitro central fue localista y por protestar el gaucho se llevó la amonestación porque el juez no quiso que la barrera respetara la distancia en un tiro libre. Montero estuvo tímido, se le ve la clase, pero está descontento y no mete como debiera. Milton, el capitán, mejoró bastante con respecto a partidos pasados y se mostró mucho más. Además cumplió con su función táctica presionando arriba.

Como en la era Labruna, el equipo es largo, lento y poco solidario. El cambio de ritmo en el Glorioso es inexistente. Benítez, por ejemplo, iba bien al ataque pero no regresaba a acompañar en la marca. En la ofensiva, hay como tres equipos diferentes, o mejor, tres tertulias. Cuando se forma un contragolpe, el Cali se queda haciendo línea de 8 en el fondo y solo suben 2 para buscar espacios. El concepto de bloque es una utopía en el Superdepor.
Briceño y Vásquez juegan frenados, no acompañan a los delanteros y a Frangipane, dejando mucho espacio entre las dos líneas. Además, en general, las casacas verdiblancas están por lo menos a 30 ó 40 metros de donde se encuentra el balón. El equipo está muy lejos de las jugadas y deja demasiados espacios, especialmente por la banda de Benítez (que lo reconoció públicamente después, en una declaración en radio). El primer tiempo termina con dominio del Cali.

Show de bastoneras.

Para el segundo tiempo, Otero se da cuenta que puede ganar el partido y hace cambios tácticos importantes. Sustituye a Montero por Córdoba, que se ubica por el sector izquierdo (a contrapierna, aunque lo hizo muy bien). Luego ingresa Sebastián Hernández por Olave. El módulo se convierte en un 4-4-2, variante 2-2-2. El Cali mejora sustancialmente y los ataques son claros. Con Benítez quieto en primera y sin mayor salida, y con Córdoba tapando la salida de Suárez (otro que asistió a la fiesta del milenio), el Santa Fe perdió muchísima salida. Palacio fue el encargado de darle oxígeno al equipo, pero sus mismos compañeros no querían recibirlo. El costeño debe ser muy mala gente porque salió con propiedad, buscó los espacios, hizo las diagonales, pidió el balón, pero nadie se la pasó. Se cansó de insistir y terminó manoteando (uno de tantos que lo hicieron). El Santa Fe también llegó con peligrosidad con jugadas de Marrugo. Benítez tuvo menos trabajo cuando Leyva se equivoca y saca a Villarreal de esa banda y pone a Solís que no hizo nada, igual que Abreu (otro paquete).

Con Córdoba por la banda y Frangipane y Hernández en la creación y sin mucha marca en el medio, el Cali empieza a hilvanar fútbol por primera vez en muchos meses. Briceño se sentía más cómodo y empezó a ser el jugador que se necesita. Hubo toque en la media cancha, con búsqueda al espacio vacío, pero faltó vértigo en el último cuarto de cancha. Milton está lento para pensar, Hernández no está del todo preciso y a Córdoba le hacen falta partidos. Además, a todos les falta fuerza para pegarle al arco. La oportunidad más peligrosa la tuvo Córdoba. Centro al área que baja de pecho Palacio en el punto penalti para Milton que remata fuerte abajo, Castró ataja y deja un rebote corto, Córdoba pica y llega primero que Castro pero la tira por encima. En los últimos minutos hubo opciones de lado y lado. Cali aflojó en la marca principalmente por cansancio de Johny Vásquez (tema para revisar) y Santa Fé aprovechó para ingresar por su banda. Palacio tuvo que regresar y se perdió salida. Otero lo entendió muy tarde y faltando tres minutos, sacó al juvenil para que Domínguez tomara su lugar. Al principio el canterano estuvo perdido pero después mejoró, e inclusive, tuvo un tiro de larga distancia que casi se mete.

El partido termina empatado sin goles. Los hinchas de Santa Fe no celebraron el empate con carro de bomberos como en el último encuentro. Los pocos hinchas del Cali salieron tranquilos del estadio, con la resignación como marca personal. Algunos de los hinchas veteranos fueron los que gritaron en insultaron a los jugadores, pero afortunadamente sus pulmones ya no dan para gritar tanto.

A la salida, esos mismos hinchas santafereños que pedían dinero para la boleta al ingreso, insultaban sin cesar a todo fanático con camiseta verde. Uno de ellos, un niño de 5 ó 6 años que caminaba con su padre, terminó pasmado ante la cantidad de amenazas de la GARS. No hay derecho a tanta gaminería.

El milagro cada vez es más complicado. El Cali está al borde del abismo, y no hay nadie quien lo ayude.

Funcionamiento

Habría que hablar de dos tiempos. En el primer tiempo la línea de tres fue fatal. Olave y Benítez no vieron ni media. Hay que resaltar el comportamiento de Arrechea. Zapata tuvo un mal inicio pero pronto se adaptó y fue importante. Palacio cumplió y metió, pero no lo acompañaron. Peligroso que Benítez y Palacio salen al tiempo en cantidad y no regresan rápido, especialmente el primero.

En el segundo tiempo, la defensa mejoró bastante con la salida de Olave. La línea de 4 fue segura y sin Benítez haciendo locuras todo estuvo más tranquilo. Falta sin duda alguna, un líder que ordene y diga quien va y quien se queda. Unas veces era Arrechea, otras Palacio, Zapata no habla (se chocó con Olave 2 veces en el primer tiempo). El origen de la pasividad puede estar ahí.

La primera línea estuvo bien en marca pero muy pobre en ofensiva. No acompañan la jugada por nada del mundo, parece que la línea del medio campo quemara porque de ahí no pasan y dejan solos a Frangipane y los delanteros.

En la delantera falta todavía. Frangipane estuvo atento y cumplió. Milton metió pero no le alcanzó. Montero pide banca, tiene que timbrarse el canterano.

Uno a uno

Breiner: Es lamentable tener que escribir esto sobre un hincha a muerte del Cali, pero "Brecas" es demasiado inseguro, da cualquier cantidad de rebotes, no coge un solo balón de primera y no saca bien. Tuvo sin embargo un par de jugadas que colorearon el partido: una salida en palomita en un contraataque albirrojo y unas salidas en tiros de esquina. (2)

Arrechea: Excelente. Algunos no lo consideraban jugador para el Cali, pero se está consolidando y es una opción válida para el 2008. Ha mejorado cantidades porque anticipa sin falta, es seguro en el juego aéreo y es serio con el balón. Al final del partido tuvo una incursión interesante por su banda. (5)

Zapata: Al principio mal, luego cambió la cara completamente. Fue rápido, oportuno y seguro. En línea de 4 le quita la titular a Olave. Tuvo una opción de cabeza que se fue desviada por poco. (4)

Olave: Pesado, lento, tosco. Es su peor momento en el Cali. Esta vez no le alcanzó para cubrirle la espalda a Benítez. Salió en el segundo tiempo. (2)

Palacio: Bien. No se entiende por qué nadie quiere jugar con él. Hizo todo bien pero no existe para sus compañeros. (3)

Vásquez: Tuvo un partido interesante en marca pero flojo en ataque. Muy quedado, le toca trabajar en manejo del balón y en acompañamiento de las jugadas ofensivas. Salió por cansancio. (3)

Briceño: Todavía no se adapta del todo a esta nueva posición. En el primer tiempo no apoyó la banda de Benítez. Después subió su nivel y fue clave para el circuito de fútbol del Cali. Debe tener más partidos como volante de primera línea. (3)

Benítez: Si el Implacable de la Florida lo viera en vivo y en directo le daría un infarto fulminante. Es un jugador raro porque tiene buen manejo del balón, llega al área con facilidad y se muestra, pero no centra con precisión y no cumple con absolutamente nada en táctica. Era increible ver como Villarreal estaba a su espalda y Benítez ni siquiera lo miraba de reojo para ver dónde estaba. Si mañana en el resumen de alguna de las páginas web sale que Santa Fe llegó un millón de veces con peligro por la banda izquierda del Cali, creanles. En ataque bien en el primer tiempo, fatal en la defensa en ambos periodos. Es un hueco absoluto para el Cali y medio mundo lo sabe. (2)

Frangipane: Se jugó el partido de su vida. Pidió el balón, recuperó, lideró al equipo, hizo cambios de frente, estuvo en los contraataques y corrió todo el partido. Fue el que más metió, pero no le alcanzó. (4)

Milton: Ha mostrado progreso, aunque está falto rapidez mental para resolver jugadas en ataque. Tuvo una de tiro libre que estuvo por meterse. (3)

Montero: La calidad nadie se la discute, pero está incómodo y lento. (2)

... los cambios ...

Córdoba: el más importante en el ataque. Excelente delantero, con desborde y que encara sin problema. Le falta experiencia y confianza. Hoy por hoy le quita la titular a Montero. Tuvo el gol pero no llegó cómodo al remate. (4)

Hernández: estuvo a la altura de las circunstancias. Corrió, la pidió, se desmarcó y trató de hacer un fútbol simple. Ojalá jugara así todos los partidos. Esta vez tuvo sangre. Habrá que darle otro partido para ver si se consolida. (3)

Domínguez: entró desconcentrado a una posición que no conoce. En dos minutos se adaptó y tuvo un disparo de media distancia capturando un rebote ofensivo. (SC)

... el árbitro ...

William Blanco, debió haber expulsado a Juan Carlos Ramírez por una mano como último recurso. Sancionó mal por lo menos 4 fueras del lugar para el Cali. No hizo respetar la distancia de las barreras. Muy localista y sus líneas no le ayudaron para nada. (1)

... el dt ...

Otero salió con la de Labruna y le pasó lo mismo que al gaucho. Fue como ver al Cali del semestre pasado pero con menos recursos. Afortunadamente no metió a Caicedo. Estuvo bien en los cambios pero se demoró en sacar a Vásquez, uno de esos ataques santafereños pudo haber terminado en gol. (3)

---

Otero puede decir que encontró el equipo. El del segundo tiempo es lo más parecido a un Cali competitivo. Hay que darle la oportunidad a los que quieren jugar. Benítez sí debe salir o ubicarse en el medio campo. Si los socios de este blog no quieren a Domínguez, entonces que pongan al que sea pero, como dirían los estadounidenses, el "Chiguiro" es una liability. Varcán debe tener una oportunidad en el próximo partido porque Breiner no aguanta. De resto, el que terminó en El Campín, debe salir el próximo domingo en el Pascual.

Se sabe por la página web que el equipo trabaja la defensa y el ataque por separado. Es hora de darles más fútbol de conjunto y asociación. Cada uno tiene mejoras pero el equipo está partido. Hay que pegar las líneas y mejorar el fondo físico de algunos jugadores.

Obviamente el empate deja al Glorioso listo para el 2008. La oportunidad de ver al Cali en el estadio es gratificante de todas maneras y se disfrutó de un encuentro abierto. En circunstancias normales el manejo de este partido sería satisfactorio, pero se necesitaba ganar y no se logró.

Temas

1. ¿La línea de 3 de Otero es la misma cosa que la de Labruna?
2. ¿Se encontró el equipo?
3. Impresiones y figura del partido.

Obelisco

Etiquetas: , , , ,

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

vínculos...

Crear un vínculo

<< a Obelisco