Obelisco - Cultura Alternativa del Fútbol - Deportivo Cali

martes, mayo 08, 2007

¿ES EL CHIGÜIRO JUGADOR PARA EL CALI? (Parte 2)

Por: Jornando

---

Hace algunos días prometí una entrada dedicada a Jair Benítez, carrilero izquierdo de nuestro amado Deportivo Cali y quizás, el jugador que más polémica y división ha causado en la exigente hinchada del único grande del Valle del Cauca.

No pretendo convertir este escrito en adalid de la lucha pro-Chigüiro Benítez, ni mucho menos desconocer las debilidades que tanto se han comentado y debatido en nuestro blog, algunas de las cuales, en mi concepto, magnificadas. Lo que pretendo es mostrar un panorama diferente que nos lleve a una reflexión objetiva y que nos permita ver si vale la pena valorar lo que tenemos. Al final ustedes serán los que definan la valía de este jugador y si es o no jugador para el Deportivo Cali.

Una de las razones por las que se empezó a formar polémica en torno al jugador ya mencionado, fué porque el profesor Omar Labruna, implantó un estilo de juego al que no estamos acostumbrados los seguidores del FPC, con tres centrales y dos carrileros con proyección de ataque bien definidos, cuando estábamos habituados al trillado cuatro en el fondo con bien definidas funciones de defensa. Al cambiarse el planteamiento, se empezó a dar más protagonismo a los laterales, a los que se les impuso un estilo de juego polifuncional y de los que, en teoría, se esperaba cumplieran tanto en ataque como en defensa. Y digo en teoría porque desconozco las exigencias del profesor Labruna al respecto. Por los lados del carrilero derecho no se empezaron a visualizar problemas, puesto que habíamos traído a las toldas azucareras a un jugador con los pergaminos necesarios para llenarnos de confianza y en general, el mercado de futbolistas presenta una oferta aceptable para esta posición. Sin embargo, empezamos a sentir preocupación por el desempeño del equipo por la banda izquierda, con un jugador que generaba algunos interrogantes en una posición para la que este mismo mercado de jugadores ofrece pocas posibilidades.

Y es que la falta de laterales zurdos es una realidad no solo en nuestro país, sino en el mundo entero. Poco menos de 10% de la población mundial es zurda, si aplicamos esta misma ecuación al fútbol, tendríamos que poco menos de 10% de los futbolistas serían zurdos. ¿Elemental no? Ahora, de esta población zurda que se dedica al fútbol, ¿cuántos tenemos que jueguen en la difícil posición de Benítez? No es una excusa, es una realidad. Esta es una posición privilegiada para unos pocos jugadores que tiene en su pierna izquierda una fortaleza de la que carece, generalmente, su pierna derecha y un exigente desempeño físico para hacerse presente a lo largo de la cancha durante 90 minutos de juego.

En la liga española han sido frecuentes las buenas pujas por jugadores de estas características. En una ocasión el Betis y el Osasuna se sacaron chispas para quedarse con el saliente Mario Regueiro del Valencia. Finalmente el Valencia no lo dejó ir. Recuerdo a finales de los 80's al jugador Pepe Lemos del Real Valladolid, carrilero derecho que terminó oficiando por la banda izquierda ante la escasez de jugadores para esta posición.

Aparte de la evidente escasez de este tipo de jugadores, hay para mi algo que debe ser valorado con mucho criterio. Se trata de la actitud y entrega que ofrezca el jugador al equipo que representa, valor agregado de no muchos jugadores que ven en el fútbol poco menos que la posibilidad de llenar sus arcas ejerciendo un oficio como cualquier otro, incluso con displicencia y desgano. Y en este aspecto Chigüiro me deja dormir tranquilo. El trabajo honesto tiene sus recompensas y muchos de nosotros estamos de acuerdo en que Jair lo deja todo y no le faltan ganas, incluso, aporta algo que poco abunda en los partidos de fútbol: Alegría.

Muchos de nosotros sabemos de “glorias del fútbol” que han pasado por nuestros campos y se han lucrado sin aportarle una gota de sacrificio al mejor club del país. Pongo en mi balanza los pro y los contra y encuentro que el Chigüiro es nuestro, que aporta, que ha sido vital a la hora de desenredar algunos partidos y/o a la hora de ganarlos, que ha mejorado, que hay que brindarle tanto apoyo a él como al resto del equipo y que con su aporte y el de los demás jugadores celebraremos en Junio la novena sobre el escudo amado.

Pregunto:

  1. ¿A qué se debe el cambio drástico en el juego de Jair Benítez durante esta temporada?
  2. ¿Cuáles son los valores agregados que se deben tener en cuenta a la hora de calificar a un jugador?
  3. ¿Cuáles "glorias" han pasado por el Cali y se han ido en blanco?

Pdta.

1. Saludos y agradecimiento especial a Viviana de la Asociación Deportivo Cali por la colaboración y apoyo brindada.

2. De parte del blog, pronta recuperación al Profesor Verdemar.

Jornando

Etiquetas: ,

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

vínculos...

Crear un vínculo

<< a Obelisco