Obelisco - Cultura Alternativa del Fútbol - Deportivo Cali

viernes, noviembre 24, 2006

El fin del 10

---

Debió ser en el año 81. Las caras de Diego Armando Maradona y Artur Antunes Coimbra "Zico" aparecían en el rudimentario tablero electrónico del estadio. Tuvo que ser un partido amistoso porque el Clube de Regatas do Flamengo y el Club Atlético Boca Juniors nunca se encontraron en la Copa Libertadores en esa época. Mi favorito era Boca, por Maradona; pero mi madre que, como todas las de ese tiempo, era hincha brasilera (por aquello de que Colombia nunca clasificaba a los mundiales y los argentinos eran muy creídos), me dijo que Zico era más. Seguramente lo dijo con criterio porque vió como Zico y compañía nos destrozaron en la Copa. Yo no lo conocía, pero después vi ganar al "Fla" y reconocí su grandeza. Más tarde estos dos genios del balón se encontrarían en el mundial de España. Zico se encargaría de demostrar quién era mejor despachando a la deslucida campeona del mundo por la puerta de atrás.


MatthaeusVivimos buenos tiempos, con muchos jugadores de técnica. Platini, Zico, Maradona, Sócrates fueron buenos "10". Luego vienieron volantes mucho más modernos Vincenzo Sciffo, Ruud Gullit, Lothar Matthaeus. En el ocaso de Maradona la última luz que vimos fué "Zizou"; a quien se le perdonó todo por ser el último de una generación. Entre Maradó y Zidane hubo una transición. Gullit y Matthaeus fueron los jugadores clave porque pegaron la táctica de la escuela europea en el mundo; lo importante no era la técnica sino la simpleza de los movimientos en el campo de juego y la inteligencia en el trascurrir del partido. Matthaeus también hizo una movida brillante al cambiar su posición a líbero, sin espacios en el medio, su visión del campo y gran pase largo apachurraron al Man. United en la final de la Champions de 1999 en el Camp Nou, pero los de Ferguson terminaron ganando por esas cosas del fútbol.


Sudamérica sufrió una crisis de dieces, y fué tan grave que la 10 de Brasil la tuvo que portar el paquete de Raí, que sólo figuraba en los tiros libres. Hasta Neto fué el 10 del scratch en su momento.


StoitchkovOtro jugador importante fué Hristo Stoitchkov que le ponía dinámica, temperamento y gol al Barza de Cruyff; y que fué el artífice del cuarto puesto de Bulgaria en el mundial de EEUU. Los diferentes fueron Roberto Baggio, italiano de corte sudamericano, de buen manejo del balón y gran técnica en espacio reducido; y Michael Laudrup, recientemente elegido el mejor jugador danés de toda la historia. Rivaldo también tuvo su momento, pero no era un 10 clásico y Van Gaal siempre lo ponía donde no quería jugar.


Lo que queda en los grandes clubes...

FC Barcelona: en teoría es Ronaldinho, pero a mi me late que el 10 es Deco.
Real Madrid
: No tiene, Robinho es como un "7".
Milán: Kaká tiene pinta de "8"
Inter: Stankovic, muy táctico y juega con el 5.
Roma: Totti, pero es media punta.
Manchester United: Paul Scholes y es "8".
Liverpool: Gerrard juega con el 4 ó con el 8, y funciona como volante mixto.
Chelsea: Joe Cole juega con el 10, pero el 10 verdadero es Lampard que juega como Gerrard.
Arsenal: el equipo que mejor juega en el mundo, tiene dos brillantes jugadores en el medio: el bielorruso Hleb y Cesc Fábregas.
Lyon: Malouda, es media punta.
Bayern Munchen: Bastian Schweinsteiger juega de "7".
Boca Juniors
: no tiene, Gago juega de cabeza de área.
River Plate: Gallardo, el 20; la San Martín no permite otra cosa.


Vicente del BosqueNuestra mentalidad no conjuga con la táctica. Lo que aprendimos a ver fueron las florituras y gambetas de Zico y Maradona. El juego de la figura del equipo es lo que más importa. El juego de equipo no llena la retina, y eso que el fútbol es por definición un juego de conjunto. Las figuras del momento, y las caras que aparecerán en un futuro como promoción en las boletas de los partidos, van a ser la de los técnicos. La condición física sobrepasa la técnica, y los entrenadores pueden fundamentarlos y ponerlos a tono pero no le pueden enseñar a hacer magia a sus jugadores. Con sus conocimientos en táctica y estrategia son los llamados a buscar los resultados por encima de todo, y a darle alegría a las diferentes hinchadas. Toda regla tiene su excepción, claro está. Boca Juniors, por su sólida estructura puede jugar sin técnico y gana todo. Carlos Antonio Vélez lo dijo y un amigo argentino hincha de Boca me lo corroboró, Bianchi y Basile no pesaron en el equipo, es más, ni siquiera Lavolpe lo convence. El Real de Del Bosque jugó puras recochas y todas las ganó. La Corporación de Ochoa, para no irnos muy lejos, ganó muchos campeonatos locales, pero en palabras de Roberto Cabañas: "Con Ochoa sólo entrenábamos un poquito de pelota quieta y no más." El resto del entrenamiento lo ponía Miguel.


Carlos ValderramaEl Cali es de la escuela del buen fútbol, traducido en buena técnica. Sin embargo, el número 10, por lo menos para mí, no tiene tanto significado. El gran "Pibe" Valderrama, mejor jugador suramericano en 1987, portaba la 12; Arley la 8; Mafla la 22; Mayer la 17. Me tendrán que acordar de Aravena y Nadal porque no tengo presente el número de su casaca. Nuestro actual 10 juega con la 23 y no tiene perfil de volante de creación.


La misión del hincha del verdiblanco es aprender a ver un poco más al equipo y menos al jugador, sin dejar de exigir a figuras de gran técnica.

Temas:

1. ¿Existen los 10 clásicos? ¿Quiénes son?
2. ¿Los necesitamos?
3. Dieces clásicos en el Cali (con o sin el número 10 en la camiseta).


PS:

1. Me escribió Julián Pegnotti, el nieto de 12 años de Ricardo Pegnotti, solicitando una entrada dedicada a su abuelito. Haremos todo el esfuerzo para publicarla pero nos vamos a demorar un poco Julián.

2. Las entradas de Caleño Verde y Supremacía van lunes y martes respectivamente.

3. En el sidebar del blog hay un servicio de alertas al correo electrónico de cada entrada nueva. Llegan al correo entre 9 y 11pm. Lo encuentran en la sección "Feeds y +".

Saludos.

Obelisco.


Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

vínculos...

Crear un vínculo

<< a Obelisco