Obelisco - Cultura Alternativa del Fútbol - Deportivo Cali

jueves, noviembre 23, 2006

LOS PÁJAROS TIRÁNDOLE A LAS ESCOPETAS

POR LA PUNTA IZQUIERDA.
Por Tigrebenitez.

En Colombia no hay penas perpetuas, razón por la cual, quien comete un delito y lo paga con cárcel, queda limpio de ahí en adelante, puede retomar su vida, sus negocios, su rutina, etc. Lo que no parece lógico es que por ejemplo un ex guerrillero en el Congreso critique a los que hoy son asesinos, cuando en su conciencia hay más de una víctima que por la noche le debe “jalar las patas” Es decir, no es él quien pueda criticar a un asesino.

Igual el señor J.J. Bellini pagó cárcel y debe estar limpio hoy en día, pero no es para que vuelva al fútbol a “limpiarlo” de todo lo que él mismo en su momento representó.

O como el Presidente Gaviria, quien llevó a Escobar a la Catedral, se escandalice hoy por lo de La Ceja en Antioquia. (Ojo no quiere decir que lo de la cárcel de La Ceja esté bien manejado, lo que pasa es que no es Gaviria quien pueda criticarlo. Rabo de paja le dicen a eso)

Y así hay muchos casos, en los que purgan su pena los delincuentes y vuelven COMO SI NADA a ejercer sus carreras. Si bien no hay penas perpetúas y se merecen una nueva oportunidad, su credibilidad si está mermada por haber faltado a las leyes y haber pasado por la universidad de la cárcel.

El caso del señor Esteban Jaramillo es uno de estos a los que me refiero. Pagó cárcel por delincuente, y purgó su condena y debió redimir sus penas, PERO NO ES PARA QUE VENGA A SER ADALID DE LA VERDAD Y LA HONESTIDAD, PRECISAMENTE, PORQUE EL NO FUE HONESTO. Hoy podrá ser honesto, pero ya pagó cárcel por no serlo.

Acaso, ¿Quién le cree a un condenado por violación, hablar de valores en la familia o educación sexual?

Pues bien, fue el señor Jaramillo, quien puso a circular “la versión periodística” de la “cometa” de Labruna con los 2 argentinos que trajo, que tanto daño le hizo y le sigue haciendo al Cali, sin ninguna prueba sobre el particular. Anoche, dijo por su emisora, que el Señor Roa, el socio del Cali que había viajado a Argentina a buscar pruebas de la supuesta “cometa” en contra de Labruna no había podido conseguir NINGUNA PRUEBA AL RESPECTO.

Sin embargo, al ver que por falta de pruebas se le cayó su “versión periodística”, respecto de la cual no rectificó nada, como es su deber, entonces el señor Jaramillo dijo que un empresario argentino lo llamó a él y le dijo lo siguiente:

Que Asencio se ganaba US$500 mensuales en Argentina y que acá venía a ganar US$10.000 y que Ferreira se ganaba US$2.000 mensuales y el contrato completo del gaucho con el Cali es cercano a US$270.000. (La misma plata que pide Villagra y por la cual no lo contratan.)

¿Se imaginan tamaño despropósito?.

No obstante su “caradura”, el señor Jaramillo dijo que: "esas son "las versiones de prensa" que crean malestar en la hinchada y que los dirigentes no salen a aclarar, como el caso del Sr. Otoya porque anda muy ocupado". Es decir, en su sentir el de la culpa es Otoya por no desmentirlo a él.

No jodás Estebán Jaramillo, un pájaro tirándole a las escopetas, dice mi mamá de gente como vos. Una persona que ya engaño a su audiencia en RCN, que pagó cárcel por atentar contra la Ley y la sociedad no puede venir a jugar con el prestigio de unas personas y de la más grande Institución del país escudándose en lo que banalmente llama “versiones de prensa”.

Sin conocer cifras y sueldos, estoy seguro que esto no es más que una de las innumerables porquerías que hacen los periodistas desprestigiados por ganar nuevamente adeptos y sintonía. Sino fuera así, hace rato el señor Jaramillo hubiera vuelto a RCN de la que salió directo para la cárcel y no obstante haber pagado su pena, por allá no lo volvimos a oir.

No existen penas perpetuas, pero creo que en RCN piensan que una persona que fue condenada por faltarle a la Ley y a la sociedad no genera ni confianza ni credibilidad y además desprestigia la empresa.

En este blog varios miembros han llamado “judios” a los directivos del Cali por "amarrados", "tacaños" y negociantes a los que solo les importa el vil $$$$$$$$. Quien puede creer que se gastarían semejante cantidad de dinero en los dos jugadores desconocidos. Entonces cuando la “versión periodística” de la “cometa” se cae por falta de pruebas, aparece de la nada una nueva “versión periodística” sin pruebas en la que es culpa del Sr. Otoya no pasarle de inmediato al teléfono para desmentirla. Es decir, el señor Jaramillo condena primero y después pregunta. La culpa, según el señor Jaramillo, es de Otoya por ocupado. ¿Ah?

Un principio básico del periodismo, que se aplica en el Derecho, es confrontar las fuentes y permitir el derecho de contradicción para esclarecer la verdad, principio que el señor Jaramillo no aplica.


Para fortuna de todos, Labruna habló esta mañana por Antena 2 y aclaró el tema así:

1. En Argentina, cuando un técnico promueve un jugador de inferiores y posteriormente ese jugador es vendido, el técnico que lo promovió tiene derecho a una comisión. Es lo mismo que los derechos de formación. (Es como si acá Sarmiento tuviera comisión por la plata que ganará el Cali por el préstamo de Rolan al Tolima)
2. Cuando Asencio vino a Colombia, Labruna ganó una comisión por parte de Olimpo, por la promoción en su momento.
3. La diferencia entre una “cometa” y una comisión, es que la primera es ilegal y viene del empresario para que el técnico acceda a permitir la contratación del jugador, y la segunda es LEGAL, porque proviene del club de origen del jugador.
4.
Reconoció que se equivocó con los jugadores que trajo, como bien ha podido triunfar.
5. Banfield le ofreció el doble de lo que gana en el Cali y prefirió jugársela por este proyecto.

Todos los anteriores puntos fueron ratificados y confirmados por CAV, quien conocía hasta lo de Banfield y el sueldo que le ofrecieron y por eso le preguntó a Labruna por qué se quedó, a lo que respondió que cree en el proyecto, que cree en sus jugadores, que cree en lo que él es como tecnico y lo que puede hacer por él Cali, que lo ha tratado bien en la ciudad y que es agradecido con la Directiva. Mejor dicho, se la jugó totalmente por la verde.

Las respuestas de Labruna me dejan absolutamente tranquilo, me dejan un gran sabor de boca, me despiertan una esperanza por el 2007, porque este técnico se la jugó por nuestro Cali del alma.

El loco renunció al doble de su sueldo por quedarse con nosotros, y eso que le dicen mercenario.

No soy su defensor de oficio y ni él lo necesita, solo quiero hacer honor a la verdad y quiero expresar mi profunda repugnancia por el periodismo que ejerce el ex-encarcelado ESTEBAN JARAMILLO.

Finalmente, con todo respeto, hago un cordial llamado a todos los hinchas que a veces se refieren a los jugadores del Cali como "sindicalistas", "cometeros", "sacatécnicos", "holgazanes", "mercenarios" , etc a que cuando hagan este tipo de imputaciones, lo hagan con sustento, es decir, con razónes fundadas, ciertas y probadas de tales hechos. Los invito, respetuosamente, que no la hagamos el juego al periodismo que tanto criticamos y tanto daño le hacen a nuestro Superdepor.

Tigrebenitez.

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

vínculos...

Crear un vínculo

<< a Obelisco