Obelisco - Cultura Alternativa del Fútbol - Deportivo Cali

miércoles, octubre 25, 2006

Desinformación

---
El precio que paga el equipo por la pobre comunicación entre hinchada y directivas.
---
La verdad, este blog tiene la fortuna de gozar de la colaboración de personas como Julio Gómez, que están dentro de la Institución y nos comunican las cosas como son. Para el resto de la hinchada azucarera, sólo están los MAO's, Renterías, etc.

La página web del Cali, cumple una función amable y mantiene a la hinchada informada, pero no todas las veces de lo que de verdad quisiéramos saber.

Una de las causas de la división empieza por los imaginarios que surgen a raíz de la escasa información que se tiene sobre la institución. Cuando uno no tiene todas las piezas del rompecabezas, se las empieza a imaginar y hace suposiones con o sin fundamento. Eso es lo que ha venido pasando en el Cali y cada día nos hace más daño.

Analicemos entonces algunas de las frases que se dicen en la calle...

Directivos

1. Los directivos no tienen tiempo para el Cali (específicamente el Presidente Otoya).

Grave. Muchos de los hinchas piensan eso. Es conocido que las actividades laborales del Sr. Otoya le exigen gran cantidad de tiempo. He visto que en algunas oportunidades es un presidente encargado el que hace los comunicados. Esto sucedió recientemente, después de la derrota ante el Real Cartagena.

2. Los directivos no piensan en el equipo sino en una ganancia personal.

La buena voluntad y la honestidad de las personas no se pueden poner en tela de juicio de una manera tan fácil. Considero que todos los miembros de la Junta Directiva tienen las mejores intenciones y de verdad quieren sacar el equipo adelante. Además el Cali, siendo una entidad democrática, tiene una veeduría. Sería casi imposible que utilizaran al Cali para beneficio personal. Su principal activo son los socios, que constantemente preguntan y revisan la actualidad del equipo para que no haya infiltrados. A los hinchas comunes y corrientes todavía nos falta volvernos más proactivos.

3. Los directivos son unos infiltrados Corporativos.

Argumento que se pasa. Son palabras de calentura, sin ningún asidero.

4. Los directivos podrán ser muy exitosos en sus empresas, pero de fútbol no saben nada.

Por aquí debí empezar. Las salidas en falso son muchas. Pongámoslas a consideración:

a. Tenemos un equipo con setenta y pico de jugadores. Con eso es suficiente para afrontar los dos campeonatos (Copa y Mustang I 2006).

Error grave, puede tener uno 55,000 jugadores en la plantilla pero eso no quiere decir que tenga 11 de calidad. Mayores probabilidades hay, pero esto no es un juego de probabilidades. Las consecuencias están a la vista: en Copa eliminados con 1 punto y casi eliminados de los cuadrangulares finales. Pedro Sarmiento dijo que no pudo rendir en la Mustang I al principio porque no tenía más nómina.

b. Vamos a conseguir refuerzos de peso para el segundo semestre (Mustang II).

No se consiguieron. Inicialmente iban a traer a Silva, que se fúe para Gimnasia y al parecer no vino por la inseguridad del país. Después a Bevaqcua, otro desconocido pero que por lo menos pintaba mejor que lo actual. Ferreyra y Asencio, no dieron resultados. Jámerson Rentería ha marcado goles, pero le falta. Viveros era una contratación casi que obligada. El técnico Labruna fué un riesgo controlado, y arrancó bien, pero su campaña en general no ha sido buena.

c. El equipo está bien (palabras del Presidente Otoya después del partido contra Millonarios).

El equipo no está bien, está jugando terriblemente mal. No nos pueden meter los dedos a la boca con esto.

d. La base del equipo tiene que ser la cantera. No vamos a contratar al Viejo Patiño y a Viveros porque opacan a las nuevas figuras.

"Díganle que no a esa pelota." Ahora que están plena Serie Mundial, esta es una sacada del estadio fantástica. Traen a Ferreyra y Asencio, jugadores sin mucha experiencia, a opacar a los juveniles, pero a Patiño y Viveros que sí pueden aportar conocimientos y actitud no los pueden contratar. Un sinsentido de talla mayor.

5. No hay una planeación.

Planeación debe haber. El proyecto debe existir. ¿Cuál es? No tengo ni idea. ¿Cuáles son los objetivos a corto, mediano y largo plazo? Menos.

Además la incapacidad para detectar los problemas en el Cali hacen parte de la planeación. Una retroalimentación efectiva en ciertos puntos del proyecto evitan que haya debacles como la que está sucediendo. El cuento de "no sabemos qué es lo que está pasando" significaría la salida de ese trabajador en cualquier empresa seria.

Fuera de eso está lo que se filtra, lo de Asencio, lo de Sarmiento (en plena final ¡por favor!), que la junta está dividida. Mejor dicho....

Técnico

1. Omar Labruna es un técnico de la B y descendió al Olimpo.

Labruna era el técnico del Olimpo cuando descendió pero parece que tuvo una buena campaña y casi lo salva. Recuerden que en Argentina también es por promedio. Si hubera sido malo no lo habrían querido dejar.

2. Omar Labruna es un técnico cometero.

Las habladurías son muchas, porque los extranjeros fueron recomendados por él, y con ellos (sobre todo con Ferreyra) insistió bastante. Sin embargo, este es un argumento muy fuerte y no he visto una sola prueba que lo verifique. No sé si de pié para una demanda por calumnia.

Hay que recordar también que Sarmiento trajo a Benítez y González y nadie dijo cometa. Esto es porque el paisa sí tiene quien lo defienda en los medios.

3. Omar Labruna no hace táctica en el Cali y vive de lo que le dejó Sarmiento (en palabras de Iván Mejía: "Es un charlatán").

Diría que sí hace trabajo táctico: al principio se vieron unas variantes ofensivas bastante interesantes. En los últimos partidos el Cali estuvo muy desordenado y eso le daría la razón a sus detractores.

Los entrenamientos a puerta cerrada son buenos para cualquier equipo. Ese ha sido un factor que me ha parecido interesante en el técnico. El Pelao Díaz también le dá crédito en los triunfos de River Plate en la década del 90. Queda una declaración de David González de Enlajugada.com en la que entre dientes dice que hay algunas tareas que ya no se están practicando con el nuevo técnico. Hay un manto de duda.

Jugadores

1. Son unos zánganos que no quieren jugar a menos que les den premios.

Historia de nunca acabar en el Cali. El recuerdo de la goleada con el Magdalena en plena semifinal todavía nos ronda. Por las últimas declaraciones del Sr. Grimberg, parece que los jugadores están pidiendo premios. En esto, las directivas tendrían que poner a trabajar fuertemente al departamento legal para que los códigos de ética y trabajo internos funcionen sin que el sindicato de jugadores (Asocolfutpro) les caigan encima. Duda grande que se tiene que aclarar porque el malestar que genera en la hinchada es inmenso, tal vez es lo más importante y en lo que más tiene que meter la mano la junta.

2. Los jugadores están reventados.

No conocemos el plan de entrenamiento del Cali. No sabemos como es su jornada de la semana, cuantas horas trabajan, etc. DJ, persona calificada para hablar de esto, vió algunas inconsistencias en los entrenamientos. Se dice también que la junta pidió que se disminuyera el trabajo físico del equipo. No sabemos qué tan cierto sea esto.

3. Los jugadores juegan lesionados.

Está bien que jugadores jóvenes y de élite se recuperen más rápido que la población general, pero creo que en el Cali estamos viendo milagros. Además el rendimiento de jugadores que pasan por el departamento médico es bastante malo. Casos Domínguez, Patiño y Loboa. Otra duda que es bueno aclarar.


Lo cierto de todo es que hay un gran malestar en la plantilla de jugadores pero no se sabe por qué.

Institución

1. El Cali es un equipo poderoso y debe traer refuerzos de nivel.

Parece que no tanto: un reporte reciente exponía que el Cali producía pérdidas. Además las asistencias no han sido buenas, y no he visto que se haya vendido a un jugador recientemente.

Según esto, nos tendremos que conformar con poco. Valdría la pena saber a qué nos podemos atener según el estado financiero, para que no nos vayamos haciendo ilusiones.

Además al Cali le hace falta fogueo internacional, característica sine qua non de un equipo poderoso.

2. El estadio nunca lo vamos a inaugurar.

Sabemos que el estadio ya va a estar para el 2007, posiblemente en marzo. No hay más retrasos.


Mención aparte, no sigamos insistiendo con Gabriel Fernández, que le incumplió a la junta en enero y no será tenido en cuenta como posible contratación. Estoy de acuerdo con ellos, no contratemos gente poco seria que nos arme sindicato o que nos deje botados a mitad de temporada (caso Hugo Morales).

---

Como pueden ver el Cali es un solo interrogante para nosotros. Lamentablemente sólo nos podemos hacer a una idea con lo que le vemos en el terreno de juego, la página web y uno que otro reportaje en radio y TV. Si la junta decidiera contarnos un poco más sobre nuestro equipo y hacernos partícipe de él, habría un mejor ambiente. Los directivos tienen que convocar a la hinchada para que se involucre en los proyectos del equipo. Estoy seguro que para sacar el equipo adelante hay más de un voluntario que les ayude. Lo que les toca hacer es comunicar el proyecto con los puntos en los cuales puede participar la hinchada activamente. Que la gente asista a los partidos no puede ser la única forma de integrar la hinchada al equipo.

Es una lástima que no haya una prensa investigativa en Cali. Generalmente, unos medios imparciales y serios deberían ser suficientes para informar sobre el equipo. En Cali esto es imposible. En nuestra institución ha estado pasando algo desde hace tiempo, pero los periodistas ignoran esto y lo que hacen es chismosear. No hay un solo informe periodístico serio sobre la problemática del único club. Es increíble la superficialidad que manejan.

Temas:

1. ¿Qué tanto saben Uds. de la situación del Cali?
2. ¿Tenemos argumentos de peso para hablar mal del equipo?

Obelisco

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

vínculos...

Crear un vínculo

<< a Obelisco