Obelisco - Cultura Alternativa del Fútbol - Deportivo Cali

domingo, octubre 22, 2006

Estábamos muertos desde antes

---
El Millonarios sólo ratificó lo que todos sabíamos pero no estábamos dispuestos a aceptar: el Cali está muerto.
---
Que no vengan a decir los hinchas del Millonarios que fueron ellos los que practicamente nos eliminaron de los cuadrangulares. Antes que ellos están el Chicó, el Real Cartagena y el Huila. Por supuesto, el Deportivo Cali. Nosotros mismos nos encargamos de hacer la vuelta de la eliminación.

Revisemos el partido. Un primer tiempo parejo, el Cali pareció correr un poco la cancha en los primeros minutos, pero sin ser arrollador. El Millonarios por su parte, siguió con su figura del 4-3-2-1, muy clarita y aguantó bien. Cada vez que atacaba Millonarios generaba peligro; tuvo dos jugadas de gol, una con Quintero de medio distancia y otra del opaco Hernández que, cada vez que la veo, la veo entrar. El Cali inquietó también la valla de Henao, pero el guardameta supo resolver bien los tiros de Herrera y Carrillo. Evidentemente, no se planteó bien el partido, y eso que los Embajadores no jugaron ni al 30% de lo que se les vió el sábado pasado. Casi no corrieron y ni siquiera presionaron en zona 2 como suelen hacerlo. El Cali tuvo el dominio del balón pero no tuvo claridad para anotar. Al principio equivocó completamente su ataque inclinándolo por derecha, zona donde Rodríguez resolvió bien la mayoría de las veces. Como lo había dicho en la previa, cuando el Cali atacó por el lado de Bedoya generó mucho más peligro, con la salvedad que Conde cerró bastante bien los espacios que por lentitud dejaba Bedoya. Ferreyra colaboró en la presión y los que más se movieron fueron Carrillo y Herrera. Al vallenato inclusive le cometen un penalti claro, pero el árbitro no lo sanciona seguramente para que Carrillo comprenda el precio de ser simulador. Posteriormente, el Cali baja los brazos y no se mueve. Domínguez y Herrera no asisten en la presión en el medio y en una jugada por izquierda, Bedoya aprovecha un error de Hurtado, mete un centro a la olla que es desviado involuntariamente por Ballesteros y llega Castillo para anotar ante la pobre marcación de Benítez.

Antes de salir por el túnel, se veía que los jugadores ya estaban vencidos. Todos tenían la cabeza baja y la cara larga. El espíritu se perdió completamente. El Cali no tiene alma.

En el segundo tiempo Osorio cambia su apellido por Sarmiento, y cuelga a todo su equipo del horizontal, así al comentarista azul del FPC le parezca que esto es estético. El Millonarios le regala el balón al Cali, pero el Azucarero no tiene variantes en ataque y las pocas pelotas que llegan al área se pierden por la poca técnica de Ferreyra. El campo era todo para el verdiblanco. Millonarios le apostaba al contragolpe con un Fantasma y un Pechofrío. Ninguno de los dos generó jugadas en el arco de González, quien se limitó a pagar boleta de gramilla en esta segunda parte. En una jugada en ataque, un Álvaro Domínguez sin distancia, sufre una aparatosa caída con dos defensas embajadores y sale en el carrito-camilla con señas de dolor. Ahí se le acabó el partido. Los cambios de Labruna fueron bastante lentos. A Patiño, sea o no el capitán del Cali hay que sentarlo, no corre absolutamente nada. Entra Viveros enchufado y con ganas. Debió ser inicialista. Después Ferreyra sale abucheado, y entra Rentería, que se le ve más. El último cambio fué el de Hurtado por Hinestroza, todavía no sé para qué. Los que metieron más fueron Belalcázar y Viveros. (A esos no los pueden sacar del Cali porque son líderes dentro del terreno de juego y tienen amor propio.) Henao regaló dos o tres goles en unas salidas tipo Sport Goofy en unos tiros de costado, pero ni así el Cali pudo facturar. El Millonarios estuvo bien planteado con un 5-4-1 al final del partido. Gana un encuentro que se destacó por la abulia de los jugadores del Cali.

Felicitaciones para el Millonarios, la victoria es clara y van como favoritos al título.

Por los lados del Cali, y me pueden dar palo si quieren, estamos muertos y eliminados de los cuadrangulares. Voy a apoyar al Cali, pero ya no me puedo seguir metiendo mentiras. Desde hace rato este equipo no juega bien. Los directivos no tienen un diagnóstico, Labruna tiene cara de desesperación (¿remember Bambino Veira y el cuento de la cara de la azafata?) y los jugadores no tienen ni cinco de ganas de consignar los premios de fin de año. Por donde se le mire el proceso fracasó. Un proceso que fracasa de manera tan rotunda no puede continuar. La gran mayoría de la hinchada no está convencida de lo que pasa al interior del Cali. Todavía rezo para el milagro, pero como he dicho en otras oportunidades, el Cali no es un equipo de suerte.

En estos momentos el Cali se encuentra por fuera de los ocho primeros a un punto del octavo pero a un millón de años luz en volumen de juego. Los hinchas que no fueron al estadio sabían de antemano lo que iba a pasar. A nadie le gusta perder y menos cuando ya se sabe.

En este blog tratamos de alentar hasta donde más pudimos, pero si el Cali no encuentra el origen del problema, esto tiene que cambiar de pies a cabeza. Esta ha sido la temporada de los anti-records, perdiendo con equipos a los cuales estábamos acostumbrados a derrotar aún jugando mal (léase Millonarios).

Ratifico a Millonarios como favorito al título. Es lamentable que con tan poco se pueda llegar a la estrella, y que ni directivos o cuerpo técnico sean capaces de entenderlo.

La ficha:

Domingo 22 de octubre de 2006, 3:30pm.
Estadio Olímpico Pascual Guerrero
Santiago de Cali

Deportivo Cali 0
Millonarios 1 (Castillo 45'PT)

González (3)
Hurtado (2) Caballero (4) Olave (2) Benítez (2)
Belalcázar (4) Patiño (2)
Herrera (3) Domínguez (2)
Ferreyra (2) Carrillo (2)
DT: Omar Labruna

Cambios: Viveros (4) por Patiño, Rentería (SC) por Ferreyra e Hinestroza (SC) por Hurtado.


Henao (3)
Rodríguez (4) Bonilla (3) Conde (5) Bedoya (3)
Quintero (4) Mosquera (3) Leal (3)
Hernández (2) Castillo (3)
Ballesteros (2)
DT: Juan Carlos Osorio

Cambios: Rafael Castillo por Jairo Castillo, Banguero por Conde y Sangoy por Ballesteros.

Figura: Wilman Conde.

Central: Éder Vergara (2).

*** (1) Pésimo (2) Malo (3) Aceptable (4) Bueno (5) Excelente (SC) Sin calificación.


Temas:

1. ¿Podemos asumir el riesgo de un nuevo proceso?
2. ¿Estamos eliminados?

PS: el blog está restringido por motivos ya conocidos, en este momento de análisis no es bueno tener a oportunistas de otros equipos rondando por ahí. Los hinchas frecuentes que todavía no son socios, ya tienen invitación en su correo para que puedan aportar ideas y comentarios. Si no, me avisan a obeliscus@gmail.com para enviárselas.

Obelisco

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

vínculos...

Crear un vínculo

<< a Obelisco