Obelisco - Cultura Alternativa del Fútbol - Deportivo Cali

miércoles, septiembre 06, 2006

¿CUÁNDO DEJAMOS DE SER EL SUPERDEPOR?


POR LA PUNTA IZQUIERDA.
Por: Tigrebenitez.

No comparto y así lo he manifestado, la idea de muchos hinchas que exponen su indiferencia ante la posición del Cali en la tabla, es decir, les dá lo mismo que el Cali en esta etapa del torneo sea primero o último y que lo realmente importante es entrar a como dé lugar a los cuadrangulares para, ahí sí, “meterla toda” y salir campeón. Es decir, no comparto la fórmula de Maquiavelo aplicada a la 9a estrella verde. El fin no justifica los medios, creo yo. Lo uno no excluye lo otro, podemos ir de líderes o en los primeros lugares de la tabla y entrar cabalgando a los cuadrangulares y salir campeones.

Por esa fórmula maquiavélica, estamos de ejemplo, en boca de todos los que opinan que Sarmiento, al llegar a Santa Fe, lo sacará campeón como al Cali en solo dos (2) meses.

Nuestra octava estrella parece de mentiras, de “chepa” y no es el resultado de haber sido el mejor equipo, el que convenció y ganó a todos, sino del que tuvo mas aire y mejor tanque al final, agregándole mucho del fútbol resultadista del técnico Sarmiento. Lo anterior, sumado a un hecho del cual el Cali no tiene la culpa y es que se encontró con un equipo de mentiritas, con todo respeto, como el Real Cartagena.

Todos hoy se refieren así a nuestra 8ª estrella, la menosprecian, no le dan el valor que realmente tiene ser campeón de Colombia y creen que hoy ganar una estrella es fácil. Sino miren a ver quien respeta hoy al Pasto como campeón vigente del torneo colombiano. Mi idea de la estrella es que sea luchada, difícil ganarla y que sea casi imposible para los rivales ganar un campeonato cuando el rival sea el Superdepor.

Para colmo de males, la Virgen se nos apareció por segunda vez en seis (6) meses y nos tocó enfrentar otro equipo de metiritas como el Pasto, sólo que el de mentiritas esa vez fue Sarmiento quien ya se sentía ganador antes del primer partido.

El Cali debe ganarse el respeto siendo grande de local y grande de visitante, pero jugando a lo Cali, con juego bonito, juego vertical, “calidoso” y vistoso. No resultadista, con diez (10) jugadores en defensa, con “pegapatadas”, mejor dicho, no a lo Sarmiento. Por el contrario, Santa Fe es un equipo a la medida de Sarmiento y éste a su vez, es un técnico a la medida de Santa Fe: El técnico es guerrero, le gusta la marca, la táctica en rigor, el esquema defensivo es la base de sus equipos, un (1) gol y para atrás a cuidarlo. Para los hinchas Santa Fe es esa garra, la que los identifica, como la uruguaya, y que me perdonen lo uruguayos, o ¿más bien los ofendidos serán los “santafereños” con la comparación? El rojo de Bogotá se caracteriza por eso, por meter, por guerrear y con eso la hinchada queda satisfecha, salen de 14 o 15 en cada torneo "pero la luchan", dicen los hinchas.

El Cali no, el verde es un equipo que juega bien, que no ESPECULA, que se identifica con el fútbol bien jugado, con la lírica del balón, que seduce, que llama la atención, que no aleja hinchas de los estadios. Desde luego que el fútbol bien jugado se practica con buenos jugadores y salvo contadas excepciones, los mejores jugadores de la historia del fútbol Colombiano en algún momento de su vida se han "enfundado" la verdiblanca.

¿A quien le gustó Italia en el mundial, es más, a quien le gusta el fútbol italiano? A pocos. En cambio, ¿a quien no le gusta el fútbol Español o el Inglés? que más parece un partido de basket, de ida y vuelta. En una entrevista que leí hace poco de Liliam Thuram, dijo que jugar en el Barca y en general en España es una delicia, por cuanto el "catenaccio" (candado) italiano, aplicado a la táctica y la concentración extrema, no permite ni siquiera una sonrisa en un entrenamiento.

Para mi el fútbol son goles, ataque más que destrucción, eso es lo que me gusta. Voy a ver goles no a ver la jugada táctica que impide hacerlos. Me gusta ver una chalaca o una palomita en el área, no el quite deslizante. Me gusta ver el tiro libre con chanfle, no la marca asfixiante encima del calidoso. Me gusta ver la gambeta, no la gesticulación y la provocación para sacar del partido al rival. Me gusta ver un ocho largo que termine en un centro a la zona de candela, no el agarrón de la camiseta que impide cabecear ese centro. Tal vez lo segundo es lo que da resultado, pero a mi me gusta mas lo primero. Sé que la pelea la voy perdiendo y la perderé pero es el fútbol que me gusta.

Por eso insisto, no me gusta Sarmiento y la 8ª estrella del Cali no me dejó tan feliz y satisfecho como las otras que viví (96 y 98). Y no es que Sarmiento no contara con jugadores de talento, y le hubiera tocado acomodarse a jugadores limitados como sí le tocó a Quintabani con el Pasto. No, su estilo, el de Sarmiento, es “tacaño”, ¿o es que Ciciliano, “Caracho”, y “Rodagol” no eran una trilogía espectacular que podía desarmar cualquier defensa? ¿Cuántas veces vimos con Sarmiento las espectaculares salidas en desdoblamiento de “Cocho” Patiño? Para Sarmiento, la principal función de "Coho" es marcar y que no se le descomponga la figura.

Hoy la escuela del Cali es la de River, implantada por Labruna. Para la muestra, lo que dijo el D.T sobre el proximo clásico: "los jugadores ya lo saben, pero lo repito: los clásicos son para ganarlos y se salen a jugar con el cuchillo entre los dientes" Eso que quiere decir, que saldrá a ganar, no a esperar a ver qué le propone el colero.

A propósito de Labruna, ahora la malintencionada prensa caleña le “achaca” que no trabaja táctica. Versiones y versiones que sólo tienden a desestabilizar el equipo. Pasemos de largo entonces.

River juega como nos gusta a todos los que nos gusta el fútbol vistoso y aclaro que no soy hincha de “La Banda” y a Boca se le califica como “huevo” y por eso el “pegapatadas" de “Chicho” Serna fue dios allá, por meter y meter, apretar y pegar. Por correr y volver a pegar, hacer un cambio de frente de 40 mts sin destino, pero evacuando el peligro, ganado a los “trompicones”, ¡a la brava!

Los paraguayos y los uruguayos, igual, ganan siempre sus partidos a lo “paragua” o a lo “yorugua”. Con garra “guaraní” o “celeste” según corresponda.

Aclaro que el Boca de hoy juega muy bien, porque tiene jugadores de talento más que de destrucción y esos de destrucción o marca saben con la pelota, caso Battaglia o Gago. Sin embargo, a Boca se le identifica desde siempre como “huevo”, por meter.

River, Barcelona, Real Madrid, juegan igual con alma, tienen espíritu, no se entregan, pero ponen también técnica, calidad, toque, gambeta, paredes, ochos, media distancia. Eso le veo al Cali de hoy, alma y espíritu para no entregarse, con eso que tienen los argentinos para no darse por vencidos nunca, pero además jugador, "meleador", tocador, no “peloteador”, pero si toca, pues “pelotea”.

En fin, quiero al Cali siempre de primero y quiero que los títulos los gane de punta a punta, quiero que lo reconozcan como el mejor siempre y no como el que ganó con el “segundo aire”, o que ganó el menos malo de todos.

Adendas:
1a. Mención de honor para Eisner Iván Loboa: dos pases gol en su regreso, ¿qué más podemos pedir?

2a. "Nacho" Martán ya empezó a legislar en nombre propio y propondrá hoy en la Asamblea de la Federación dos (2) ascensos y descensos anuales.
En el improbable caso de ser aprobado nos acercaría el elixir de ver al colero en la B.
El Superdepor con estadio nuevo y el colero en la B, quiere decir que el Pascual ahora sí se puede dedicar exclusivamente al reguetón.
La B la podrá jugar el colero en Terrón Colorado o en Aguablanca. Recomiendo, eso si, a los residentes de estos barrios, que aseguren bien puertas y ventanas de sus casas cuando el colero juegue por esos lados.

3a. Llega Viveros. Al parecer los que vienen detrás del "chiguiro" son más malos que él en marca y no aportan su misma salida. A Labruna le gusta atacar y el "aleteo" del "chiguiro" lo ha mantenido, pero se ve que definitivamente no lo convence y por eso la llegada del "Vive" quien nos dará una mano importante.

4a. Independientemente de si "El Viejo" Patiño ya tiene equipo o no, en todo caso el Cali no podrá inscribirlo en la próxima apertura del libro de pases, por cuanto solo se pueden inscribir jugadores "libres " o "sin contrato" a la fecha de cierre del libro anterior, esto es el 08 de agosto de 2006, y recordemos que "El Viejo" solo está libre hace poco más de una semana.

5a.¿Alguien puede creer que el cuerpo técnico del colero, los otrora millonarios y serviles empleados de confianza de los dueños del colero ganan solamente DOCE MILLONES DE PESOS MENSUALES ($12’000.000)? Según información que escuche por Caracol, el asistente gana CUATRO MILLONES DE PESOS MENSUALES ($4’000.000) y el técnico gana OCHO MILLONES DE PESOS MENSUALES ($8’000.000).

Después de lo que acá una vez comentamos sobre el “automóvil” último modelo que se encontraban en la puerta de su casa los jugadores del colero cuando en las épocas de los 80’s le marcaban gol al Cali en algún clásico, ¿ustedes creen que hoy vienen a trabajar por esa suma irrisoria? Y eso del carro de los lunes es lo poco que conocemos, ¿se imaginan la cantidad de “dádivas” que recibían de sus “jefes”?

Por debajo de la mesa, debe haber mucho más. ¿Cuándo tomarán medidas la Federación de Fútbol y el Gobierno contra esta porquería que continúa paseándose por el torneo Colombiano?

Chau.

Tigrebenitez

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

vínculos...

Crear un vínculo

<< a Obelisco