Obelisco - Cultura Alternativa del Fútbol - Deportivo Cali

sábado, julio 21, 2007

Mejoría contra el Caracas

---
Las expectativas eran grandes. Boca ya estaba en la final y el Cali tenía que vencer por dos goles para poder enfrentarse al mejor del continente. Al final no alcanzó.

El partido en términos de variantes fué bastante interesante. Labruna no se casó con el tres atrás y decidió jugar 4-4 sin enganche. Algo bastante particular para un equipo como el Cali. El Superdépor formó así:

Córdoba
Palacio - Briceño - Zapata - Domínguez
Herrera - Valdés - Caicedo - Cornejo
Montero - Cardetti

El primer tiempo amanece con un golazo del excelente jugador Diego Valdés. Qué falta hacía este elemento en la media cancha. De una jugada en conjunto a toque de primera entre Montero, Cardetti y Palacio, queda un rebote afuera de las 16.50 que Valdés toma de borde externo seco, que vence al portero del Caracas. El Cali trató de manejar los tiempos del partido sin éxito porque el Caracas lo metió atrás progresivamente, aunque el Cali pudo atacar y convertir el segundo en cualquier momento. El Glorioso estaba engranado, Herrera tenía protagonismo y Cornejo no tanto. Caicedo quitaba pero no entregaba bien. Eso sí, cuando embocaba una producía mucho peligro en la ofensiva. Uno de esos pases le llegó a Montero que definió bien pero que Rosales atajó de manera magistral. El partido fué bajando en emociones.

En el segundo tiempo Labruna hace cambios para darle tiempo de juego a los que no lo habían tenido. El primero que ingresó fué Jair Benítez. Después hubo varios cambios obligados. Un golpe propició la salida de Cornejo y su ingreso por Viveros. Antes, Palacio salió por Sebastián Hernández lo que obligó a Herrera a jugar de lateral por derecha. El equipo perdió mucha forma, porque Hernández no sale con la misma convicción que el Milagroso, y obviamente marca menos. Cuando el Verdiblanco estaba llegando con mayor peligro, el juvenil Montero se hace expulsar infantilmente. Si con dos la delantera no tuvo contundencia, con uno menos. Todo esto llevó a que el Caracas llegara al área de Óscar Córdoba en varias oportunidades. ¡Qué diferencia! El vallecaucano sí tapa las imposibles. En fin, el Cali no pudo con la responsabilidad y no le dió a su hinchada la alegría de verlo frente al vigente campeón de la Copa Libertadores.

El equipo...

Defensa: Mucho más compacta. Zapata quiebra bien en defensa de cuatro, es rápido y tiene buena salida con el balón en sus piés. Briceño todavía bartolea mucho pero quita bien. Los dos centrales van muy bien arriba. Los laterales están proyectándose mejor. Jaider tuvo menos timidez y estuvo muy claro en las salidas por su banda. Juan Guillermo Domínguez también colaboró mucho en ataque y defensa. La portería de Córdoba estuvo más segura cuando el cerriteño estuvo en el campo. En ataque, se entendió bien con Cornejo, haciendo diagonales y pasando por detrás de la jugada. Tal vez no haga tanto pispirispis, pero es bastante efectivo a la hora de engranar jugadas con sus demás compañeros. Además, no pierde el balón fácilmente, generalmente tienen que hacerle falta para quitárselo. También ha mostrado matices de liderazgo. De Córdoba, no queda sino aplaudirlo, un orgullo tenerlo en el equipo. Ojalá sus compañeros den más para que el internacional no se aburra en el pobre rentado nacional. El FRV y la hinchada que asiste al estadio debe motivarlo todo el tiempo, porque no se ve muerto de la felicidad con el equipo que tiene.

Mediocampo: La primera de volantes ganó mucho con Valdés. Tiro de media distancia, quite sin falta, pase corto en la más sencilla, fortaleza y liderazgo. Ese jugador nunca debió lesionarse. Caicedo, mejoró con respecto al partido anterior. Mucho más dinámico, quitando balones y entendiendo mejor las jugadas ofensivas del contrario. También se ve que le gusta ir arriba. Le falta ubicarse adecuadamente para capturar rebotes ofensivos, aunque su media distancia no parece ser su mayor fortaleza. El ataque por las bandas con Herrera y Cornejo fué lo que más gustó del Cali. Con el apoyo de los buenos laterales Palacio y Domínguez, además del toque de primera de los delanteros del Cali, se vieron buenas y rápidas jugadas. Cornejo también es técnico y no le dá miedo a encarar, como en esa galletica que le hizo a Vielma, que sólo atinó a ir por los dulces, y que por poco termina en gol. A Herrera parece que le encontraron su puesto, volante ofensivo abierto por derecha. Hay que resaltar el comportamiento defensivo de la línea de 4 de los volantes, que copó los espacios del Caracas y no lo dejó jugar. Esa es la figura táctica más importante del partido de anoche.

Delantera: Lo que más preocupa, pero lo positivo primero. Cardetti y Montero tocan muy bien de primera y se buscan constantemente. Bueno, Montero busca más a Cardetti. El juvenil es una gran promesa. Hay que ver como se mueve a espacio libre. Le falta mayor liderazgo para hacerse entender cuando marca un pase. Desborda con calidad y no desentona cuando baja a volantear. Además se compromete con la marca cuando pierde el balón y no se desconcentra cuando presiona en campo contrario. Cardetti, siempre está presente en las jugadas de peligro. Lo negativo, Montero todavía es inmaduro y no maneja bien ciertos momentos del juego. Todavía le falta afinar en la definición. Parece que estuviera frenado. Por el contrario, Cardetti está desesperado por marcar y sufre de una demencia en fundamentación. Nada que le pega bien a los balones. Se destaca únicamente en el cobro de los tiros de esquina. En varias ocasiones estuvo dormido, o no entendía lo que pedía la jugada. Es como si se le hubiera olvidado todo lo que aprendió.

Los cambios: Definitivamente Pinto se tiró a titulares y suplentes en la selección Colombia. Jair Benítez no está jugando a nada, no defiende, no ataca, no regresa, marca con falta y no tiene la alegría que siempre lo caracterizó. Está peor que cuando llegó a La Casona. La Junta debe pedirle explicaciones al técnico nacional, porque es imposible que en un par de semanas haya un cambio tan drástico en un jugador de fútbol. Frangipane, bien, entra y pide el balón, no se esconde, es peligroso en rebotes ofensivos, además la continuidad le ha mejorado su condición física y no se le ve tan lento como a principio de año. Sebastián Hernández, entró hizo una que otra cosa buena y después no se vió. Viveros es un referente para el Cali, pero hoy por hoy perdió la titularidad. Vásquez, sabe que tiene competencia y se ve un poco desesperado, pero no ha perdido ni la dinámica ni la inteligencia de su juego.

Como equipo el Cali jugando 4-4 sin enganche engranó más que con el 3-4 que no brinda seguridad en ninguna de las fases del juego. Es una lástima que Labruna haya pensado que esto no era más que un entrenamiento y no hizo lo suficiente para acceder a la final. Nuevamente al Cali le falta el centavo para el peso. ¿Cuándo será que el Club va a entender que eso es precisamente lo que aleja a los hinchas del equipo?

Temas

1. ¿El Deporcali mejoró o empeoró con respecto al partido frente a Cruz Azul? ¿Por qué?
2. Análisis de los refuerzos en este partido.
3. ¿Esto de tenerlo todo listo para coronar y no poder hacerlo será una constante en el Cali de Labruna?
4. ¿Cuáles jugadores necesitan manejo psicológico antes de empezar la Mustang?

Obelisco

PS: Todos atentos a llenar el Caligol.

Etiquetas: , , ,

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

vínculos...

Crear un vínculo

<< a Obelisco