Obelisco - Cultura Alternativa del Fútbol - Deportivo Cali

jueves, enero 18, 2007

El FRV debe cuidar su imagen

---

Hace un par de días se publicó el siguiente reportaje en la página del periódico El País:


Hinchas de América y el Cali cantarán juntos

www.elpais.com.co - EFE

Las asociaciones de seguidores de los dos clubes del fútbol profesional colombiano en Cali fundarán una orquesta como parte de un proyecto de convivencia promovido por las autoridades locales, dijeron hoy fuentes de las "barras" de hinchas.

La agrupación musical será conformada con miembros de Barón Rojo Sur y Frente Radical Verde, que en su orden reúnen a las hinchadas del América y el Deportivo Cali, los dos equipos de la ciudad, informó Felipe Garcés, portavoz de la primera.

Garcés explicó que la orquesta será una de las varias iniciativas que ambas asociaciones financiarán en virtud de un convenio firmado por la alcaldía de Cali y la oficina en el país de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) .

La dependencia municipal y esa agencia de Naciones Unidas aportaron $103 millones para el programa, llamado "Fiesta para la vida en los estadios" y en el que tienen asiento seis hinchas, tres por cada una de las "barras" .

El proyecto se corresponde con las tareas de la Consejería de Paz de Cali, de la que es titular Carlos Rojas, quien ha ofrecido orientación a las dos asociaciones de hinchas para erradicar la violencia en los escenarios deportivos y en las calles.

Pero Garcés destacó que el programa también tiene el objetivo de ampliar a los sectores residenciales de la ciudad este mensaje de convivencia y paz mediante otras iniciativas conjuntas de las "barras", como la creación de pequeñas empresas.

Normalmente no le encuentra uno ningún problema a que dos barras de equipos de fútbol hagan trabajos en conjunto y generen paz en su comunidad. En el caso de la ciudad de Santiago de Cali hay que mirar los matices. La filosofía del Frente Radical Verdiblanco y la de la BRS son completamente diferentes. Mientras que el FRV está pendiente de alentar en todos los estadios del país, la BRS tiene como misión generar discordia a través del terror en todos los campos de fútbol a donde llegan, inclusive en el propio.

Es conocido por todos que la BRS ha amenazado a jugadores como Víctor Bonilla, Víctor Pacheco y, el más reciente, Pablo Armero. Su reinado de terror está patrocinado por los mismos dirigentes que les permiten la entrada de licor y sustancias ilegales a los entrenamientos y partidos preparatorios, tal como lo dice el informe de enlajugada.com.

Los episodios de violencia de la BRS y del autodenominado Disturbio Rojo ya han causado muertes en el país. Recordemos al vendedor de empanadas en la Costa Atlántica y al hincha de Santa Fé que fué apuñaleado en el estadio El Campín. También recuerdo un incidente con un integrante del FRV.

No niego entonces la importancia de apoyar un plan que evite la violencia en los estadios por las llamadas barras bravas, pero no hay que confundir. Antes de que haya convivencia en paz en los estadios tiene que haber una purga de los delincuentes que generan la violencia. En el BRS no se ha hecho esa purga. Las autoridades tienen que poner derroteros para que gente como esta no siga uniéndose a barras con un pensamiento del fútbol tan mordaz.

Formar una orquesta entre las dos barras parece más un ardid político que una solución real al problema. La alcaldía debe tomar otro tipo de medidas porque concentra la solución sobre los incidentes entre el FRV y la BRS. Pero no ven que la BRS atenta hasta contra los de su propia institución. No podemos ocultar que en ciertos barrios marginales de la ciudad existen restricciones contra hinchas del otro equipo, pero ¿y donde está la autoridad para detectar esto?

Considero peligroso para la imagen del FRV compartir actividades con personajes que no tienen una política de paz en el fútbol. Es muy claro que con terroristas no se puede negociar. Le pasó a España y ahora se arrepiente y todavía le sigue pasando a Colombia. En el fútbol, Inglaterra implementó una política de "cero tolerancia" con los hooligans que ha tenido muchísimo éxito. En Argentina, el problema ya se les salió de las manos. En Cali y Colombia ya está pasando lo mismo. El benchmarking con los países del Reino Unido no dá más espera.

Es mi posición que el FRV debe estar al margen de cualquier actividad relacionada con la BRS. Su filosofía de paz, defendiendo los colores del Superdépor con decencia e hidalgía debe ser su meta final y no se debe desviar de ahí. Hasta tanto los de la BRS no acojan una ideología similar, no puede haber ningún tipo de relación con ellos.

La violencia en los estadios no se soluciona "comprando la orquesta".

Temas

1. ¿Debe el FRV tener alguna relación con la BRS en las actuales condiciones?
2. ¿Les parece una solución efectiva formar una orquesta entre barras para generar paz en los estadios?


Obelisco

Creative Commons License
  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

vínculos...

Crear un vínculo

<< a Obelisco